Abre obispo otras puertas de misericordia en Juárez

2415

Con motivo del Año Santo al que convocó el Santo Padre Francisco y luego de hacer la solemne apertura de la Puerta Santa en Catedral y en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, el obispo don José Guadalupe Torres Campos abrió el pasado domingo 20 de diciembre tres puertas más designadas como Puertas de Misericordia.


 

En la parroquia María Reina del Universo hizo la apertura a las 8 de la mañana del domingo 20 de diciembre, mientras que por la tarde hizo lo propio en El Señor de la Misericordia y Santuario de San Lorenzo.

Camino del Año Santo
En El Señor de la Misericordia y en el Santuario de San Lorenzo la celebración inicio con la lectura del evangelio y de la Bula Papal con la que se convocó al Año Santo de la Misericordia.

Acompañado de los sacerdotes José Solís y Luis Maldonado en El Señor de la Misericordia y de padre Alfredo Abdo Rohana y Guillermo Sías en el Santuario de San Lorenzo, el obispo oró:

“Hermanos, encaminémonos en el nombre de Cristo, Él es el camino que nos guía en el Año de gracia de Misericordia, avanzamos en paz”. Enseguida, se escucharon las letanías.

En ambos templos, frente a las puertas que lucieron bellamente adornadas y distinguidas con las palabras “Puerta de la misericordia”, se escuchó el sonido de un cuerno y junto a este, el obispo abrió de par en par las puertas para luego ingresar al templo y detrás de él, los cientos de fieles que se dieron cita en tan significativa celebración.

“Concede a tus fieles luz en este umbral, ser acogidos en tu presencia y experimentar paz en tu misericordia”, oró el obispo en ambas celebraciones.

Mensaje de Misericordia
Ante fieles de El Señor de la Misericordia, el obispo compartió su alegría por las las muestras de fe en cada una de las celebraciones de apertura del Año Santo, ya que fueron muy concurridas.

“A ejemplo de María, una vez que experimentamos la misericordia no es nada más para contemplarla o sentir bonito, sino que esa experiencia del amor de Dios debe llevarme a un cambio”, dijo.

“El hombre necesita hoy la misericordia, vamos pues a vivir este tiempo de gracia, de bendición y siempre hacer caso nos dice el evangelio”, pidió.

En el Santuario de San Lorenzo, el obispo invitó a los fieles a ser misericordiosos como el Padre, empezando por la familia y a aprovechar el Año Santo como una oportunidad para profundizar y meditar sobre la misericordia.

“Esta es una oportunidad que Dios nos brinda para experimentar su amor en un mundo difícil, donde se alejan más de Dios porque hay signos de guerra, hambre, pleitos, muerte, persecución. Pero también a nivel de familia y por eso el papa nos urge abrirnos a la misericordia”.

El obispo invitó a los fieles a mantenerse firmes en la fe, fortalecidos como familia y como diócesis.

Compartir