Una traición desde dentro de la familia suele ser de las cosas más difíciles de soportar. Esperamos que nuestros enemigos sean malignos, pero nunca imaginamos que nuestros propios familiares puedan ser fuente de mal.

Una gran intercesora para quienes experimentan este tipo de agitación familiar, en especial de familiares políticos, es santa Adelaida, santa patrona contra los problemas con la familia política.

 

Su historia

Adelaida nació en una familia real de Suiza en el 931 y tuvo una vida turbulenta y llena de dramas familiares.

Se casó con el rey Otón I en 951 y tuvieron varios hijos. Estuvieron casados durante 20 años, hasta que él murió de una fiebre repentina.

Su muerte trajo consigo toda una serie de problemas familiares, ya que su hijo, Otón II, se había casado con la princesa bizantina Teófano. La nueva nuera de Adelaida volvió a Otón contra su propia madre y la antigua emperatriz se vio forzada a abandonar la corte real para vivir con su hermano.

Trabajó duro para sanar la división en la familia y, antes de la muerte de su hijo, ambos se habían reconciliado y Otón II había nombrado a Adelaida como su virrey. Sin embargo, su nuera aprovechó la oportunidad para expulsar a Adelaida de la corte real. Adelaida no regresó al poder hasta la muerte de Teófano.

Mientras tanto, Adelaida mantuvo siempre una intensa vida de oración y más adelante ayudó en la construcción y restauración de monasterios e iglesias, para luego retirarse a un convento próxima al final de su vida.

 

Oración

Aunque Adelaida tuvo un éxito relativo en la reparación de las riñas familiares, conocía bien la importancia de una familia unida. El sufrimiento familiar hiere a todos los implicados y es una de las mayores cruces que se pueden cargar en esta vida.

Aquí tienen una breve oración a santa Adelaida para pedir su intercesión en cualquier situación que estén atravesando actualmente.

 

Padre Celestial, por favor ayúdame con mi familia. Colma mi corazón de amor, paz y caridad y expulsa de él todo pensamiento divisorio. Por favor, toca el corazón de mis familiares políticos, acércalos más a Ti por la intercesión de santa Adelaida, para que nuestra familia pueda ser una, unida y consagrada a Ti. Te pido esto a través de nuestro Señor Jesucristo, Tu Hijo, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.