Los Talleres de Oración y Vida fueron fundados por el padre Ignacio Larrañaga
Los Talleres de Oración y Vida fueron fundados por el padre Ignacio Larrañaga

“Una de las pobrezas mas grandes en el mundo es la falta de reflexión y ahí aprendí a reflexionar en mi vida”. Así describió Verónica Macías su experiencia al tomar un Taller de Oración y Vida con la metodología heredada a la Iglesia por el padre Ignacio Larrañaga.

“Cuando interiorizas es cuando reaccionas y puedes cambiar el rumbo de tu vida. Mi vida cambió en todo, en mi relación con mi esposo, con mis dos hijos, con mis papás y amigos, ya no estoy a la espectativa del que dirán, sino de lo que yo puedo aportar”, abundó la joven madre de familia, quien a raíz de su participación en un taller, tomo uno más y este año se formó para ser guía TOV.

Ella, al igual que otras personas que han vivido la experiencia, invitaron a los fieles de la Diócesis de Ciudad Juárez a inscribirse en alguno de los Talleres de Oración y Vida que comienzan esta semana en diversas parroquias.

“Nos enseñan a orar, pero hablando con tu papá, que es Dios… y cuando uno habla así, uno va entendiendo muchas cosas y va aprendiendo a tomar mejores decisiones y a perdonar”, explicó Verónica quien se convirtió en guía TOV y el próximo mes de septiembre comenzará a dirigir un taller para jóvenes.

“En mi práctica me tocaron dos jovencitas que no tenían relación con la Iglesia, y las llevaron por problemas familiares. Ahí se dieron cuenta de que tienen un papa del cielo que las ve, las guía, las ama y las perdona y ellas pudieron tener una mejor relación con sus padres”, compartió.

Intimidad con Dios

María Cruz Moreno vivió un Taller de Oración y Vida por invitación de su hermana.

“Es una experiencia muy bella, no se imaginan. Yo le digo a la gente que aunque hayan estado en otros retiros o servicios de la Iglesia, esto es algo muy diferente porque es llegar a lo íntimo con Dios”, dijo quin este semestre sera guía TOV.

“A veces uno quiere llegar a Dios pero no sabemos cómo hacerlo y el padre Larrañága nos lo puso por escrito y en sus audios, para hacernos vivirlo”, agregó.

Al igual que Verónica, Mary Cruz invitó a los fieles a vivir la experiencia de los Talleres de Oración y Vida los cuáles constan de 14 sesiones de dos horas cada una, un día a la semana.

Hay talleres todos los días de la semana en diversas parroquias, en horarios que se pueden consultar en nuestra edición impresa. (pág. 18)

“La invitacion es a que se den la oportunidad de abrir su corazón a Dios, de conocer que la oración no es pura repetición de rezos, sino es una plática real con Dios”.