Asamblea de Biblístas

Ana María Ibarra

 

La Diócesis de Ciudad Juárez fue sede de la XXV Asamblea Nacional de la Federación Católica de Centros de Formación Bíblica (FECCEFOBI) que reunió a directores y formadores de aproximadamente distintos Institutos Bíblicos del país.

El encuentro tuvo lugar los días 7, 8 y 9 de octubre en un hotel de la localidad, donde se vieron algunos temas sobre la Federación Bíblica, el Plan Global de Pastoral, así como tareas, retos y proyectos de los centros bíblicos.

 

Entronización

Para dar inicio al encuentro se llevó a cabo la entronización de la Biblia, acto organizado por el Instituto Bíblico San Jerónimo. En este momento solemne, los asistentes dispusieron el corazón para, durante el encuentro, estar a la escucha de la Palabra de Dios, meditarla y orar a la luz de Jesús.

En procesión, la Sagrada Escritura fue llevada al altar que se destinó para tenerla expuesta durante los días del encuentro.

La asamblea entonó un canto alusivo para después escuchar una lectura de la Carta del Apóstol San Pablo que habla de la transformación personal y del discernimiento a hacer la voluntad de Dios.

En su reflexión, el padre César Campa, director del Instituto Bíblico San Jerónimo, resaltó la necesidad de la Palabra y del testimonio que debe dar quien la ha leído y meditado.

Enseguida, se presentaron distintos signos, reconociendo que la Palabra reclama el compromiso del mundo a ser testigos fieles de ella.

Los signos que se presentaron fueron: el Pan, signo de que la Palabra de Dios es el verdadero pan de cada día; la luz, que reafirmando que la Sagrada Escritura debe ser la luz que ilumine y guie los pasos del cristiano; la miel, descubriendo que la Palabra es la miel que consuela; y el perfume, que pide al cristiano ser el buen olor de Cristo en la tierra.

 

Bienvenida

Para dar la bienvenida a los asistentes, se hizo presente el obispo don J. Guadalupe Torres Campos.

“Nuestra Diócesis de Ciudad Juárez les da una cálida bienvenida a este encuentro. Para nosotros es una alegría recibirlos. De repente, Juárez aparece en estadísticas no muy alentadores. Estos encuentros vienen a enriquecer y fortalecer, por eso, me alegra su presencia”, dijo el obispo.

Monseñor Torres, definió el encuentro como un momento de mucha alegría.

“Son ustedes un signo de luz, de esperanza, un bálsamo. Esta es su casa. Gracias por su presencia. Felicito a monseñor Adolfo por su nombramiento como obispo de Azcapotzalco”, concluyó el obispo Guadalupe.

Respondiendo a la bienvenida de monseñor Torres, monseñor Adolfo Migue Castaño, agradeció la hospitalidad del obispo diocesano y del equipo anfitrión.

“Me da gusto poder compartir este momento. Como responsable de la Animación Bíblica, me da gusto compartir este momento para unir esfuerzos. Es importante este trabajo”, dijo monseñor Castaño.

Por otra parte, el padre José Manuel Silva, quien hasta esos días fuera el presidente de la federación, animó a los asistentes a vivir esos días de encuentro para compartir y acompañarse.

“Me siento lleno de gozo y festivo por las bodas de plata de la asamblea. Pidamos que esta reunión tenga buen fruto, consolidando los lazos y que salgamos revitalizados para ir a nuestros centros de bíblicos. Agradecemos al obispo, al padre Campa y al Instituto Bíblico San Jerónimo por recibirnos”, finalizó el sacerdote.

Después de este momento, se dio inicio a la asamblea que durante tres días tuvo un programa de estudio y de encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: