Cristina Delgado

El pasado sábado 4 de mayo en Catedral se realizó el bautizo de 19 infantes, entre ellos siete que fueron salvados del aborto, gracias a la intervención del Centro de Atención a la Mujer Juarense.

El sacerdote Eduardo Hayen dio un especial saludo a los integrantes del CAMJ por su loable labor en pro de la vida y resaltó el valor del sacramento del bautizo, que acepta el compromiso con Dios, con la Iglesia, amar a Dios y a sus hermanos y que posteriormente se reafirma con el sacramento de la Confirmación.

En su homilía, el padre Hayen habló del don de la vida, del regalo que Dios otorga y de la gran responsabilidad que adquieren los padres al aceptar la crianza y educación de sus hijos.

“Dios los necesita como colaboradores en la formación en la fe, los hijos representan esa gran esperanza de la humanidad, esperanza de ir al cielo, esperanza de ser salvados, esperanza de la vida eterna, infundan en sus corazones esa virtud de la esperanza, como también la virtud de la caridad”, expresó el padre Hayen.

Blanca Aranda, directora del CAMJ informó que los niños salvados de ser abortados y que ese día recibieron el sacramento del bautizo tienen edades de entre un mes y un año y medio.

El mejor regalo

Para Jocelyn Espinoza poder bautizar a su hija Fátima Espinoza, de cinco meses, significó un gran regalo de la vida, pues en algún momento cuando se supo embarazada pensó en abortar.

Pero gracias a los consejos de su madre y la ayuda especializada de CAMJ, Jocelyn hoy disfruta de la gracia de ser madre.

Gabriela Ibarra Espinoza es la abuelita de Fátima, madre Jocelyn y voluntaria del CAMJ a donde llegó con el propósito de interrumpir su embarazo. Sin embargo el apoyo y comprensión que encontró en el centro le hicieron vivir el milagro del nacimiento de una de sus hijas y es voluntaria del centro desde hace 14 años.

Como se sabe, el CAMJ ofrece ayuda especializada para sensibilizar a la mujer que tiene el propósito de abortar. “Les ofrecemos un abanico de posibilidades, les explicamos sobre los riesgos para ella y su bebé y les ofrecemos ayuda y cuidado de su embarazo, les damos despensas, pañales y formación para las madres”, informó la directora Blanca Aranda.

Al término de la misa los familiares de los niños rescatados del aborto tuvieron una grata convivencia en Catedral.

Celebra los logros de CAMJ

Jorge Serrano Limón, presidente nacional ProVida asistió al bautizo de los niños salvados del aborto y describió la labor del CAMJ como “un trabajo bello, hermoso”.

“Es bello el hecho de preocuparse por una mujer confundida que ha tomado la decisión de abortar, el tenderle la mano, darle alternativas de vida, sembrar el evangelio en su corazón. El decirle ‘vales mucho, tu hijo vale mucho’, lo vale todo”, expresó Serrano Limón.

Informó que en Ciudad Juárez se rescatan alrededor de 12 bebés al mes, pero aclaró que “una sola mamá rescatada es una bendición de Dios y no tiene precio”, expresó el líder nacional proVida.

 

Un equipo tristemente difícil

Jorge Serrano Limón se refirió al gabinete del nuevo presidente de México “como un equipo tristemente muy difícil”.

“Olga Sánchez Cordero se ha pronunciado en contra de la vida al votar a favor del aborto cuando fungía como ministra de la Suprema Corte de Justicia”, expresó.

Denunció que el sistema judicial en la Ciudad de México “se ha pervertido”, pues “están asesinando a los bebés en los 14 hospitales materno infantil que fueron diseñados para atender a las mamás embarazadas.

“Andrés Manuel López Obrador no ha querido abordar el tema del aborto, no lo tiene en su agenda, sin embargo sus colaboradores son gente nefasta, está la senadora Lorena Villavicencio, con la iniciativa de la despenalización al aborto, está Porfirio Muñoz que presentó una iniciativa para reformar la Constitución Política”, dijo.

También recordó que la educación sexual es un deber de los padres, y una tarea que se debe abordar en familia por lo que, dijo, no corresponde al Estado hacerse cargo.

 

Para saber…

Mayores informes sobre los servicios del Centro de Ayuda a la Mujer Juarense

Comunicarse al teléfono 639-11-23 o al celular 656 222 1588

 

Compartir