Sencillo, moderno y exclusivo es el cáliz que el Papa Francisco utilizará para celebrar el Misterio Pascual de Cristo durante la misa multitudinaria el próximo 17 de febrero en Ciudad Juárez.

El vaso sagrado fue bendecido por el obispo don José Guadalupe Torres Campos este domingo 14 de febrero durante la misa de medio día en Catedral.

El cáliz, que fue elaborado en plata y hecho en México, es un diseño especial ya que no hay una réplica.

Durante la misa, el obispo dijo que el cáliz representa la ofrenda de un pueblo y el caminar de una comunidad.

“El cáliz que es hoy es bendecido y que va a utilizar el Papa Francisco en la misa, sin duda alguna es una primicia, una ofrenda de una Iglesia, de un pueblo, de una ciudad. El cáliz representa que este pueblo ha sido bendecido y acompañado por Dios”, expresó el obispo.

El vaso sagrado, añadió el obispo, es una expresión de gratitud de la comunidad diocesana. “Este vaso sagrado contendrá el cuerpo y la sangre de Cristo, alimento que da la vida eterna para nosotros”, dijo.

A la luz del evangelio, el obispo pidió a los fieles poner su fe única y exclusivamente en Dios.

“Dirijamos nuestra mirada a Dios. A Él inclinémonos para manifestar nuestro amor. Quien se aleja de Dios será presa fácil del demonio. Hagamos caso a Dios y acerquémonos a Él. Pongamos nuestra confianza en Dios y, alimentados de Él, nos convirtamos”.

Después de la homilía, el obispo bendijo el cáliz y la patena con una oración especial y lo roció con agua bendita.

En entrevista, el obispo dijo que el vaso sagrado, después de haber sido utilizado por el Papa Francisco, se utilizará para eventos solemnes en la diócesis y para mostrarlo en alguna ocasión en exposiciones o eventos similares.