La directora de un novedoso programa de educación en la sexualidad, explica en qué consiste y cómo se implementará este proyecto que busca contrarrestar la educación sexual hedonista que se lleva en las escuelas, y que no ha logrado reducir los embarazos en adolescentes.

 

Ana María Ibarra

Con la intención de reducir el índice de embarazos en menores de edad, se diseñó un programa educativo para, desde las escuelas, formar en la sexualidad y afectividad a niños y adolescentes.

Basado en la pedagogía, psicología, sociología, medicina y otras ciencias, este programa nació en Ecuador hace más de 10 años, pero se ha modificado para introducirse en México, especialmente en el Estado de Chihuahua, donde el programa lleva el nombre “Formando Corazones por Saber Amar”.

Blanca Amézaga, directora general de la asociación Vida y Familia A.C. (Vifac), dedicada a proteger a mujeres embarazadas en situación vulnerable, es la responsable de este programa.

 

En busca de la prevención

Con siete trabajando en Ciudad Juárez, Vifac atestigua que a nivel nacional va en aumento el embarazo en menores de edad, y ha conocido casos de niñas de 10 años con un embarazo.

“El año pasado nos llegó el caso de una niña de 12 años embarazada. Ahorita tenemos otra niña de esa edad. Aunque dar vida es lo más maravilloso que Dios nos pueda dar, no debe ser a esa edad. Son niñas teniendo niños”, expresó Blanca.

Dijo que estos bebés, en el mejor de los casos son acogidos por los abuelos, pero ante la interrogante de qué pasa con el joven o niño que embarazó a estas niñas, se inició con un programa de prevención para jóvenes de preparatoria.

“Hace 5 años en el Estado implementamos el programa De joven a joven, ámate tanto que el sexo pueda esperar, con temas y mensajes sobre la dignidad de la persona, las consecuencias del sexo precoz y un plan de vida para estas edades”, compartió Blanca.

Pero Vifac se dio cuenta que en la preparatoria ya se estaba llegando tarde con el mensaje. Por ello se comenzó a implementar en secundarias.

“Lamentablemente vimos que niños de quinto y de sexto de primaria estaban teniendo relaciones sexuales y empezamos a buscar otro método. Buscamos en diferentes instancias y encontramos el programa ‘Saber Amar’”.

 

Respaldo de la ciencia

Saber Amar, es un programa tiene como eje central ciencias como la antropología, sociología, psicología, fisiología y comunicación, dado el impacto de las redes sociales en los menores de edad.

“El programa consiste en capacitar a los maestros para que la formación se lleve en clases al menos una vez por semana. Está diseñado para llevarse a cabo en materias de biología, cívica y ética, ciencias sociales, porque tomamos todos estos rubros”, explicó la directora de Vifac.

También se capacita a los padres de familia y maestros para evitar que los menores reciban en redes sociales información que no necesitan.

“Con ayuda de la sociología vemos las características de una amistad, cómo puede ser y cómo se maneja. Ahorita existen los amigovios, quedantes, gustantes, que son relaciones sin compromiso y generan niños y niñas desordenados y desorientados en una relación que no debería de existir a esa edad. Porque un niño de 8, 9, 10 o 12 años no debe tener un noviazgo”, aclaró.

Explicó que en el programa a los niños se les explica que los amigos no se besan, ni se acarician, mucho menos tienen relaciones sexuales, porque el cuerpo de un niño no está diseñados para eso.

“Con la fisiología vemos el cambio gradual de niños y niñas desde primero de primaria hasta tercero de preparatoria. Tenemos un libro para cada grado, una plataforma para el maestro donde recibe formación y donde puede preparar su clase. Tenemos una revista para padres, y así estemos en el mismo canal en esta educación”.

 

Formar en hábitos y virtudes

El programa “Saber amar” se basa también en la formación de buenos hábitos y virtudes, tema que ha sido sacado de los hogares.

“Ya los niños no hacen nada, son unos parásitos sociales, no nos ayudan en casa. Es importante que tengan actividades extracurriculares en la escuela porque muchas de estas actividades nos forman en el carácter y en la voluntad. Que jueguen, que salgan, que convivan con la naturaleza, los aparatos electrónicos están quitando esta oportunidad”.

Añadió que en el programa, con la psicología se intenta bien formar el sentido común, del que el instinto, la imaginación y sentidos internos”, compartió.

 

Enseñan sobre el Noviazgo

Una formación importante dentro del programa “Saber Amar” es relativa al noviazgo, qué es y para qué.

“La neurociencia nos marca que la edad ideal para el noviazgo es a los 18 años, porque la persona ya está madura en su sentido común, su cerebro y psicología para saber si está lista para casarse. El noviazgo nos prepara para casarnos, no para tener relaciones sexuales”, resaltó.

De esta forma, el programa ofrece un mensaje de espera, de castidad en niños y niñas.

“Los papás a veces no sabemos cómo educar en la sexualidad a nuestros niños. La neurociencia nos marca que el papá varón es la principal figura en el tema de sexualidad y afectividad en los niños y en las niñas”, informó.

 

Programa para escuelas públicas y privadas

Al explicar que el problema de la promiscuidad, la presencia de embarazos en niñas y enfermedades sexuales se vive en todos los niveles, no solamente en ciertos círculos sociales o económicos, Blanca Amézaga dijo que la intención es llevar este programa a las escuelas públicas y privadas.

Y para eso se diseñó totalmente laico, sin incluír elementos de religión.

Blanca Amézaga informó que el programa ya se implenenta en Delicias y Meoqui, Chihuahua.

“Estamos viendo con la Secretaría de Educación Pública que el programa entre en al menos 15 escuelas públicas de la ciudad de Chihuahua. También queremos entrar en escuelas privadas, pues es la misma necesidad”, afirmó.

“La problemática es general. Hemos tenido oportunidad de platicar con directivos de escuelas privadas, públicas, católicas, no católicas y la problemática es la misma”, agregó.

 

Resultados de impacto

Localmente ya se cuenta con un equipo para la formación de maestros, y hay también muchas escuelas interesadas en este proyecto gracias a la medición de impacto en escuelas que ya lo llevan a cabo.

“Una empresa hace la medición de impacto y se ha demostrado la efectividad del programa. No solo estamos bajando embarazos en adolescentes, sino también problemas de adicciones y hasta bullying. Se están terminando los noviazgos en las escuelas y estamos creando una ambiente de amistad”, explicó la entrevistada.

Dijo que antes de llegar a Chihuahua, se hizo una medición de impacto con seis escuelas: tres con el programa “Saber Amar” y tress con el “Programa de prevención de embarazos” de la Secretaria de Salud. Los resultados saltaron a la vista.

“Se dio un avance importantísimo en educación sexual en el Estado por parte de la Secretaria de Educación y la Secretaria de Salud, que actualmente lo único que hacen es repartir preservativos y vacunas. Todos sabemos que este programa de hace 30 años no ha funcionado”, señaló.

 

Contacto

Blanca resaltó que el programa Formando Corazones por Saber Amar está diseñado también para impartir charlas y talleres en cualquier tipo de grupos, por lo que se puede llevar a centros comunitarios, iglesias, y en cualquier lugar que lo solicite.

“Mientras se recibe la autorización de parte de la SEP para iniciar en escuelas públicas, los directivos de escuelas privadas y quienes así lo deseen ya lo pueden solicitar”, finalizó.

Para mayor información comunicarse con Blanca Amézaga al teléfono 623 84 84 o al celular (656) 313 3335.