Ana María Ibarra

Con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de prevenir el cáncer de mama, la comunidad educativa del colegio Ignacio Zaragoza realizó una caminata el pasado 19 de octubre, Día mundial de la lucha contra el cáncer de mama.

Se vistieron de rosa

Sin importar el frío que se dejó sentir esa mañana de viernes, niños, docentes, directivos y padres de familia se vistieron de rosa para caminar por calles aledañas al colegio.

Previo a la marcha, los alumnos reflexionaron durante la semana sobre este tema concluyendo con la elaboración de carteles que mostraron a quienes los vieron pasar en su camino.

Mientras los más pequeños, arriba de una camioneta portaron globos rosas, los adolescentes caminaron mostrando mantas con leyendas alusivas a la detección oportuna de esta enfermedad.

“El objetivo hacer conciencia. Queremos poco a poco ir pasando el mensaje y que se vaya haciendo la conciencia de que periódicamente las mujeres asistamos a hacernos una revisión médica”, dijo la maestra Verónica Cardona del Departamento psicopedagógico, que organizó el evento.

Explicó que éste se realiza desde hace 11 años, explicando a los alumnos, dependiendo su grado escolar, sobre el cáncer de mama y cómo prevenirlo.

“A los pequeños se les explica lo que es la enfermedad, que es importante hacernos revisiones constantes. A los más grandes se les explica ampliamente los riesgos de la enfermedad. Todos estamos involucrados en este tema y los alumnos se preocupan por sus mamás”, compartió la maestra.

La docente invitó a la comunidad en general a tomar conciencia y no dejar pasar alguna molestia. “Debemos quitar de la mente el “a mí no me va a pasar”, finalizó.

El evento concluyó en los patios de la escuela, donde los alumnos hicieron un moño rosa humano, símbolo de la prevención de cáncer de mama.