Cristina Delgado 

En su tercera edición y por primera vez en la Plaza de la Mexicanidad se llevo a cabo el evento “Alabanza Fest 2k19” de la parroquia San Vicente de Paúl, el pasado sábado 27 de abril.  

Jóvenes de las diferentes parroquias de la ciudad acudieron para escuchar el mensaje del obispo J. Guadalupe Torres Campos, al motivador David Blancas y las canciones del grupo Jésed. 

El evento abrió con el mensaje del obispo que al sentir esa vitalidad y alegría de los jóvenes también se animó a expresar el tradicional “uuuhh” que se acostumbra en los eventos masivos y que fue aplaudido por los muchachos. 

“Qué gusto verles, saludarles con ese entusiasmo queridísimos jóvenes llenos de alegría, siempre con esa vitalidad les saludo con mucho afecto, quise estar aquí al inicio de esta Alabanza Fest, en el marco de la octava de Pascua, es decir la semana donde celebramos el misterio más importante que tenemos: Cristo vive, Cristo ha resucitado”, dijo el obispo diocesano. 

Hizo mención del documento del Papa Francisco a los jóvenes y les pidió que lo lean y lo reflexionen. 

“Cristo vive, Cristo es nuestra esperanza… todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida, son esas las primeras palabras del Papa que quiero decirles a cada uno: Él vive y te quiere vivo”, expresó el obispo. 

A ustedes les toca rejuvenecernos con su dinamismo, su entrega, rejuvenezcan la Iglesia los invito a ser santos, llenos de Dios, eso es lo que el Papa nos pide, que vivan de acuerdo a Cristo”, expresó. 

Objetivo 

El objetivo del evento fue que los jóvenes tuvieran un encuentro con Jesucristo para que sea el centro de sus vidas y puedan ser líderes de su propia vidaque encuentren apoyo para transformar sus vidas a través de la música, la predicación y la oración. 

El mensaje motivador corrió a cargo del predicador David Blancas con el tema “Juventud sin límites”, en el que afirmó: “es tiempo de que te demuestres a ti que la juventud no tiene límites”. 

Grupos juveniles de las diferentes parroquias llegaron acompañados por sus párrocos y fue el padre Jesús Martínez, diácono de San Vicente de Paul, quien celebró la Hora Santa en sintonía con la alegría del Tiempo Pascual. 

Iniciativa del obispo diocesano 

El sacerdote expresó su satisfacción de ver la gran respuesta de los jóvenes para este evento y la capacidad de organización que mostraron los muchachos del grupo juvenil de la parroquia San Vicente de Paúl, pues bastó que el obispo propusiera trasladar el evento a la explanada de la Mexicanidad para que los jóvenes se movilizaran e hicieran todos los trámites para llevarlo a cabo en la X.   

“Las dos ocasiones anteriores el Alabanza Fest fue en el exterior del templo, pero como San Vicente de Paul está muy alejado, el obispo sugirió este lugar para que fuera más accesible”, comentó el padre Martínez. 

Para los preparativos estamos aquí desde las siete de la mañana , dijo Andrés Orozco, coordinador general del evento y del grupo SVP Juvenil. 

El grupo Jésed de Monterrey, ofreció dos horas de música y alabanza y fue el preámbulo para vivir la Hora Santa. 

El evento concluyó a las diez de la noche, con la satisfacción de todos los participantes de haber alabado a Dios, a la vez que apoyaron la causa de la parroquia con la entrega de alimentos no perecederos para las despensas que se distribuyen a personas de escasos recursos. 

El grupo SVP Juvenil en todo momento contó con el apoyo y la supervisión del sacerdote Alejandro Martínez Gallegospárroco de San Vicente de Paul, que se ubica al poniente de la ciudad. 

Compartir