El asunto: 

Ciudad Juárez podría vivir por primera vez la experiencia de un plebiscito, figura de consulta pública recientemente considerada en la Constitución local. 

Esto luego de que la organización civil Plan Estratégico de Juárez solicitó al Instituto Estatal Electoral (IEE) realizar un plebiscito para el proyecto de alumbrado público “Juárez Iluminado”, que impulsa el gobierno municipal. 

Se deberán cumplir varios requisitos antes de que el plebiscito se haga realidad, entre estos reunir más de cinco mil firmas de ciudadanos y en caso de que así sea, se someterá a consulta ciudadana la decisión de si continúa el proyecto de sustituir 107 mil luminarias en la ciudad bajo un esquema de asociación público-privado establecido para los próximos 15 años basando el pago en el cobro del Derecho de Alumbrado Público. Esto de acuerdo al proyecto aprobado recientemente poor el Cabildo.  

Por ello esta semana, la pregunta: 

¿Cómo considera que una consulta ciudadana puede impactar la realización del proyecto Juárez Iluminado? 

Me parece muy interesante la cuestión de las consultas a la ciudadanía, el grave problema es que, si vamos a dedicarnos a consultar a la ciudadanía a través de organismos, de instancias, lo que vamos a hacer es desgastar la voluntad de la ciudadanía, el tiempo para la realización de las obras y la capacidad de operación del gobierno. Es decir, estamos en un tiempo en el que nuestra transición de gobierno federal nos lleva, por un lado, a consultas a mano alzada, exprés, y por otro lado, a consultas que están propuestas dentro de la ley pero que llevan bastante tiempo en realizarse. La sociedad ya no sabe hacia dónde irse, porque al final de cuentas el problema es que no tiene luz, las colonias más pobres son las que lo recienten, y las no tan pobres. Es un problema serio que no tengamos luz en Ciudad Juárez, dejar que el gobierno cumpla con su responsabilidad es exigirle el alumbrado y que lo haga. Sobre la manera en cómo lo hace, siempre debe tener la asesoría, pero sobre todo apegarse a la ley. Urge un alumbrado digno para Ciudad Juárez. Son muchas las obras que se han detenido para Ciudad Juárez, que se han entorpecido por problematizarlas, por discutirlas y no nos han llevado a nada. Basta recordar la estrategia Todos Somos Juárez, cuando la mesa la tomó la gente de aquí, en desarrollo social, en el aspecto social, sobre todo tan importante, lo que hicieron fue parar las inversiones porque ellos querían hacer una consulta, un estudio, y querían hacer mil cosas, al último se acabó el tiempo, no hicieron nada, si no fuera por la capacidad del entonces secretario, don Heriberto Felix, no hubiera bajado el recurso al plano social en Ciudad Juárez. Ese es el gran riesgo cuando todo se quiere consultar, cuando las cosas simplemente se hacen para tratar de hacer un poquito de figuración en la sociedad. 

Y al final de cuentas tampoco podemos ser ingenuos, hay grupos con intereses muy claros dentro de nuestra ciudad que se han dedicado mucho tiempo a ser protagonistas, pero solamente en la palabra, los gobiernos tienen la obligación de dar servicios públicos a la sociedad y deben hacerlo conforme a la ley. Mientras eso se cumpla, adelante con Juárez iluminado. 

Pbro. Mario Manríquez/ Vicario de Pastoral 

 

 

La pregunta en estos momentos sirve de muy poco, ya que después de ser aprobado por el Ayuntamiento de Juárez, este proyecto se está negociando en términos políticos que vislumbran los intereses de dos proyectos similares, el de la capital y el de esta ciudad fronteriza. La pregunta tampoco es la ideal porque pareciera que siempre se debe de estar en contra de la inversión con financiamiento. Lo anterior es lo que la ciudad más necesita, claro si se hiciera de manera responsable. Seria mejor demandar del Congreso del Estado que revise los méritos técnicos de cada proyecto, para que estos se defiendan por si mismos y no estar negociando el bien de una ciudad a costa de otra, en su caso. Hay que preguntarle al Congreso lo siguiente: 

1.- ¿Los ayuntamientos hicieron un trabajo responsable al preparar el proyecto? 

2.- ¿Cada proyecto contempla seguros financieros que garanticen el remplazo en caso de falla de las lámparas y del equipo? Esto para garantizar que la inversión sobreviva el término del préstamo o el plan financiero. 

3.- ¿El proyecto incluye que el cableado sea el adecuado? 

4.- ¿Los brazos de soporte y las carcasas para las luminarias son las adecuadas? 

5.- ¿Se incluyeron con suficiencia tableros de control metálicos con índice de protección suficiente para impedir el ingreso de polvo y humedad? 

6.- ¿El proyecto incluye reloj astronómico para el control del encendido y apagado de las luminarias? 

7.- ¿Se decidió el tipo de laminaria acorde al reflejo que producen los materiales existentes en el suelo, a la distancia existente de cada poste y a los niveles de iluminación deseados? 

8.- ¿En cuanto se estiman los periodos de recuperación promedio de la inversión por los ahorros generados por el nuevo proyecto?  

9.- ¿Se incluyeron medidas de seguridad para evitar el robo y el vandalismo? 

  1. ¿Es elrespaldodel DAP  la fuente de financiamiento adecuada que garantice el repago? 

José Mario Sánchez Soledad/ Empresario historiador 

 

La democracia no sólo se ejerce en ir a votar durante tiempos de elecciones.  Entre más fuerte, informada y participativa una sociedad, menos oportunidad para que se aprovechen de la gente. Es importante hacer valer nuestros derechos democráticos a la información, a la participación, organización, libre expresión y cuando sea necesario también ejercer los procedimientos democráticos, como es el caso del plebiscito. 

s un hecho que Juárez tiene un largo camino por recorrer para mejorar su desarrollo, para tener mayor seguridad, oportunidades y calidad de vida. Todos nos fortalecemos cuando más gente se informa, critica de manera constructiva y es propositiva. Un plebiscito es buena oportunidad para participar, aunque debe hacerse bien, es decir explicarle a la gente todo el contexto, para que tomemos decisiones informadas, no soltar una pregunta de la nada, que más bien se verá influenciada por una percepción cargada de emociones.  

El proyecto de alumbrado es importante, pero es más importante hallar formas de forjar ciudadanía, de fortalecer de manera real la capacidad crítica para que nos involucremos en el mejoramiento de nuestra ciudad. Otra historia sería, por ejemplo con procesos públicos en que se tome en cuenta a sociedad civil, académicos y al público en la elaboración de una propuesta de tal inversión como la de alumbrado. Si hubiese una transparencia absoluta en el proceso, una justificación técnica por parte del municipio y de la empresa privada y se comprueba que es una inversión necesaria e inteligente… entonces es responsabilidad de la ciudadanía ejercer su opinión y respaldarla. Pero primero tiene que haber mayor transparencia y disposición de las autoridades a involucrar a la ciudadanía.  

José Antonio Ibáñez/ Colectivo Juárez sin Corrupción 

 

En junio del año pasado se aprobó en el congreso la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Chihuahua, esta ley reconoce cuatro instrumentos de participación política y nueve instrumentos de participación social; entre los que se encuentra la consulta pública. 

Esta tiene por objeto que los habitantes de un territorio expresen sus opiniones y formulen propuestas para la resolución de problemáticas sociales. Con la precisión de que el resultado derivado de la consulta es indicativo, más no vinculante. Es decir, el resultado se toma a manera de recomendación para las autoridades involucradas, más no como algo que debiera ser. 

Por lo tanto, una buena organización de consulta, puede traducirse en análisis de técnicos, vinculadas con opiniones de usuarios, como medio o insumo en la mejora e integración de la propuesta técnica. 

Mtra. Yadira Lozano/ Politóloga 

Compartir