Un recorrido turístico-histórico para estas vacaciones

 

Historia

Por más de 160 años los padres franciscanos fueron ministros y guardianes de la Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Indios Mansos de Paso del Norte. El clero regular (los franciscanos) en nuestra zona iniciaron la labor de evangelización y por diversas razones establecieron una serie de capillas que estaban bajo la autoridad de la Misión de Guadalupe; a estas se le fue también conociendo con el adjetivo de capillas, templos o misiones: Senecú del sur, San Elizario, Nuestra Señora de la Concepción del Socorro del Sur, San Antonio de Ysleta, San Lorenzo, San José.

Los años de fundación de estos templos son los siguientes: Misión de Guadalupe, 1659 San Lorenzo, 1680 San Antonio (Ysleta), 1682 Nuestra Sra. De la Concepción del Socorro del Sur, 1682 San José, 1785-1786 San Elizario (capilla de San Elzéar), 1790.

Esta es la red de templos que sirvieron de inicio a la población original de nuestra comunidad y el Templo o Misión de San José es parte de ellos. Estos templos fueron la estructura que duró por más de 270 años antes de que se construyera la red de parroquias seculares actuales (bajo obispo y párrocos).

 

Cementerio

El Templo de San José se encuentra ubicada por donde entraba el Camino Real, acceso principal a Paso del Norte, hoy conocido como Ciudad Juárez. La construcción del Templo de san José se llevó a cabo entre los años 1785 y 1786 por solicitud de José Gálvez, visitador de provincias, y bajo la inspección de la orden religiosa franciscana. En la parte ulterior se localiza el panteón de San José que da albergue a personajes célebres de finales del Siglo XIX y la primera década del XX.

En su cementerio reposan los restos del padre Ramón Ortiz, figura destacada por su resistencia en 1846 ante la invasión del ejército norteamericano; el sacerdote Severo Borrajo, jesuita que estuvo en función en la Misión de Guadalupe; Mariano Samaniego e Inocente Ochoa, personajes sobre quienes descansó el poder económico y político del Siglo XIX.

Don Inocente Ochoa había comprado esta propiedad para poder construir ahí su cementerio familiar. Posteriormente, por el hecho de la presencia de un templo, quedó bajo resguardo de la Iglesia Católica. (José Mario Sánchez Soledad)

Reconstrucción

La Misión San José, considerado un monumento histórico incluído en el catálogo del Instituto Nacional de Arte e Historia, pero sufrió graves daños debido a las fuertes lluvias registradas en el año 2008, cuando se registró un derrumbe, y luego en 2013.

El padre Manuel Bañuelos, capellán de la Misión San José, recordó que en el año 2013 la Misión sufrió más daños, pues no se había resuelto el problema de inundación en la zona.

Pero en septiembre del 2015 comenzaron los trabajos en los que el gobierno invirtió presupuesto para cambiar el drenaje y hacer varias adaptaciones, como la construcción de una barda de contención para evitar que el agua llegue a la capilla.

También se construyeron niveles en el piso exterior de la capilla, con una inclinación que lleva el agua pluvial hacia un pozo de absorción construído en la parte posterior del terreno. El pozo mide 22 por 15 metros, y de profundidad seis metros.

“Podemos decir que ya el problema pluvial está resuelto para que este edificio histórico no se llegue a dañar otra vez… y ya se compenzó a restaurar la capilla”, dijo el padre en una entrevista en 2016.

En ese tiempo el sacerdote aclaró que las autoridades invirtieron más de 2 millones de pesos en restauración, pero aún faltan merasdetalles, aunque no se cuenta con recursos gubernamentales para el efecto.

 

Templo San José Histórico

Camino Viejo a San José y calle Francisco Márquez

Visita guiada: Jueves 10am a 1pm y 6pm en adelante

Comunicarse a Parroquia Santísimo Sacramento Tel. 616 79 78 o al cel. 273 3327

Párroco: Pbro. Jorge González

Capellán: Pbro. Manuel Bañuelos

Misas: Domingo 11.30am

 

Capilla recibe donativos

Quienes gusten ofrecer aportaciones o registrarse como bienhechores, para poder rehabilitar apoyar el proyecto de la Misión San José pueden comunicarse al teléfono 656  273 33 27, para realizar aportaciones voluntarias.