Claudia Iveth Robles

El pasado domingo 30 de julio se realizó la fiesta patronal de la parroquia Santa María de los Ángeles y lo celebraron con una misa solemne, así como la ya tradicional kermes y venta de antojitos mexicanos.

Celebró la misa el padre Arturo Veleta, quien desde hace ocho años es párroco de la comunidad y quien invitó a los fieles a tener la conciencia de que son una comunidad misionera y que si han logrado algo, no deben quedarse con eso, sino salir al encuentro de tantas familias que no conocen a Dios y que necesitan de su testimonio para cambiar sus vidas.

La fiesta de Santa María de los Ángeles se celebra el 2 de agosto, pero por caer en miércoles, la comunidad decidió hacer su fiesta en domingo, para que más personas pudieran participar del programa preparado.

“Estamos muy contentos de celebrar 20 años como parroquia, y de que se han dado muchos frutos… por eso estamos muy agradecidos con el Señor”, dijo el sacerdote.

El párroco destacó que a pesar de no ser una comunidad de grandes recursos materiales, es una comunidad desprendida, que busca ayudar al necesitado,  principalmente en los proyectos sociales que ahí se han emprendido.

Entre ellos están el dispensario médico que se convirtió en una clínica de maternidad, y uno más, una guardería.

Dijo que la solidaridad con los menos tienen es una de las características de la comunidad y uno de los ministerios más fuertes es el de Caridad, que no sólo se ocupa de dar despensas, sino en acompañar de una manera integral al necesitado.

La parroquia también cuenta con grupos de jóvenes, matrimonios, catequesis, iniciación cristiana para adultos y evangelización, entre otros.

Al término de la solemne misa se realizó la tradicional kermés con venta de antojitos mexicanos y un variado programa musical.