Claudia Iveth Robles

La parroquia María Madre de la Iglesia fue sede de la celebración por los 15 años ininterrumpudos de realización de los Interparroquiales de Matrimonios, aniversario que la comunidad celebró con gran júbilo el pasado 15 de mayo.

Felices por ser anfitriones junto con el párroco, monseñor Mariano Mosqueda, Ricardo y Lupita Delgado, coordinadores de Asamblea de matrimonios de la parroquia María Madre, dijeron sentirse contentos de poder compartir con los demás matrimonios de la diócesis.

Esta asamblea inició con alabanzas y hasta danza para alabar al Señor, en un templo abarrotado de parejas que asisten regularmente a las asambleas parroquiales de matrimonios.

Enseguida, los matrimonios escucharon un tema a cargo del padre Aurelio Saldívar, quien les habló de “El papel de la Virgen María, como formadora en la Vida de Jesús”.

Separados en grupos de hombres y mujeres, los asistentes reflexionaron sobre el papel de la Virgen María en la familia y en el matrimonio y sobre cómo crecía Jesús en santidad.

“María es un pilar en el matrimonio y se debe imitar. Cuando Jesús se perdió y lo encontraron predicando en el templo, en ese momento José y María, más que preocuparse, se ocuparon”, explicó el sacerdote.

El padre Aurelio recordó que Jesús no estaba perdido, sino haciendo la voluntad del Padre, pero reflexionó que en la actualidad al niño no lo encuentran en el templo, sino “en otro lado”.

Por ello invitó a los padres de familia a estar más ocupados de los hijos y a dedicar el tiempo para ellos. Igualmente invitó a los esposos a preguntarse cuál es su papel como papá y como mamá.

Galería

Hablan coordinadores parroquiales

“Estamos muy alegres. Hemos visto pasar muchos matrimonios y vemos cómo el Señor va sembrando su semilla y empiezan a dar los frutos que Él quiere”.

 

“En la asamblea hemos visto parejas que no están casadas por la Iglesia y que han perseverado y se han casado por la Iglesia. Muchos matrimonios han crecido como pareja”.

Ricardo y Lupita Delgado