Cristina Delgado

Legionarios de María llevaron a cabo su reunión anual el pasado 23 de marzo para renovar su promesa a la Virgen con la celebración de la Eucaristía, una conferencia sobre la consagración y el acto solemne “Acies», para refrendar su apostolado.

Este año la sede fue el templo de la parroquia Santos Mártires Mexicanos, donde se colocó una imagen de María Inmaculada adornada con flores; la misa celebrada por el presbítero Miguel Ángel García, fue seguida por más de trescientos miembros de parroquias de la diócesis local.

Posteriormente Carlos Chaparro, quien es parte del presídium de matrimonios de la Legión de María en La Natividad del Señor, expuso el tema “La consagración” donde abordó básicamente la vida de la Virgen desde que Jesús era niño hasta su muerte y cómo María Santísima es un ejemplo a seguir.

El expositor, quien por varios años sirvió como catequista y tienemás de un año en la Legión de María, dijo que decidió incorporarse a los legionarios de María por el servicio que se ofrece a la comunidad.
Al final de su exposición se procedió al acto central, el “Acies”, es decir, la fiesta anual de renovación de compromiso.
Acies es una palabra derivada del latín que significa “ejército en orden de batalla”. En el evento central, cada uno de los asistentes pasó ante la figura de la Virgen y pronunció en voz alta su acto de consagración con la frase “Soy todo tuyo Reina Mía, Madre Mía y cuanto tengo, tuyo es”. La frase se pronuncia tocando el vexillum, es decir el estandarte, símbolo de la Legión de María.

Testimonios de fe

María Flores, integrante del grupo de Mártires Mexicanos, compartió su experiencia y cómo ella recibió el llamado.
“Es un privilegio que nuestra Madre nos haya tomado así de imperfectos para este ministerio y contribuir para el Reino de Dios, traer almas a los pies de mi Señor”, dijo quien durante cinco años fue auxiliar del grupo.

“Ella (María), me rescata, de allí me hace el llamado y por cinco años estuve enseñando a las personas a rezar el Santo Rosario “, dijo quien es actualmente presidenta curia de “Fuente de Belleza” y está a cargo de seis grupos.
“La Madre Santísima me ilumina, esos son mis hijos y los tengo que formar en esta fe como dotes de sabiduría, de amor y esas virtudes que ella posee”, expresó.

Por su parte, Trinidad Barbosa, una de las coordinadoras generales de la reunión expresó que como ejercito salen al campo para servir, “como dice el Papa Francisco salgan a la calle, no se queden adentro de la parroquia; nuestra conversión es día con día y el ir a buscar almas para Nuestro Señor Jesucristo”, comentó.

Compartir