Claudia Iveth Robles

Emocionados, brincando al ritmo de las alabanzas, entregados al Señor ante el Santísimo, más de mil 500 jóvenes participaron de la sexta edición de “Un loco encuentro con Cristo”, evento que organiza la Pastoral Vocacional de la diócesis para llevar a los jóvenes a un encuentro personal con Dios.

El evento se realizó el pasado sábado 27 de octubre en las instalaciones del Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, a donde desde medio día llegaron los muchachos provenientes de todas las parroquias de la diócesis.

En la explanada recibieron la bienvenida por el padre Luis Maldonado, promotor vocacional, y del padre Salvador Magallanes, quien los invito a ser comprometidos y seguir trabajando por su comunidad y su Iglesia.

Unidos a la Iglesia universal

El padre Luis Maldonado dijo que en esta edición quisieron unirse a las intenciones de la Iglesia Univiersal, que justo al día siguiente clausuraba el Sínodo de los Obispos sobre jóvenes, fe y discernimiento.

Igualmente retomaron las intenciones del Año de la Juventud declarado por los obispos de México un año antes, para promover también la reflexión en torno al Sínodo.

“Queremos que los muchachos se vayan cuestionando qué es lo que quiere Dios de ellos. Por eso el tema de discernimiento vocacional”, dijo el sacerdote.

Después de un momento de alabanza, amenizada por algunos seminaritas en la explanada del Seminario, los jóvenes pasaron a la capilla central, donde el obispo don J. Guadalupe Torres presidio la Santa Misa concelebrada por el padre Luis Maldonado y el padre Carlos Velásquez.

 

Construír con sus dones

En la homilía el obispo invitó a los muchachos a reflexionar tres aspectos de la primera lectura:

El llamado de Dios, que pone su mirada en cada uno y con su amor les dice “sígueme”.

“Nos elige a cada uno, así como somos. Pero debemos estar en el canal adecuado para estar en sintonía”. Si Él me llama, yo lo escucho’”, dijo el obispo.

El obispo recordó que Jesús les mira con amor y bondad, “con una mirada de vida” y les hizo reflexionar sobre la forma en que Jesús espera su respuesta a esa mirada.

Tras recordar a los muchachos que la Iglesia es rica por todos los talentos que posee a través de ellos, les dijo que Dios los llama a través de muchos ministerios, vocaciones y servicios.

“Hay que discernir ese llamado, hay que construir la Iglesia, el pueblo de Dios”, dijo.

¿Qué van a poner ustedes, los jóvenes, para construir este pueblo de Dios?, les preguntó el obispo, a lo que los jóvenes respondieron “Nuestra juventud, fe y amor”.

Finalmente el obispo pidió a los muchachos “ser responsables, mantener la esperanza y  cuidar los dones y talentos que Dios les ha dado para construir”.

 

Foros por edades

Al terminar la misa los asistentes se dirigieron a los cuatro foros preparados para el evento, divididos los muchachos por edades: de 13 a 16 años, de 17 a 18, de 19 a 20 y el último para muchachos de 21 años y más.

Realizados en la capilla central, auditorio, comedor y el gimnasio del Insituto México, los foros contaron con las ponencias de sacerdotes, religiosas y seminaristas, quienes plantearon reflexiones sobre las siguentes temáticas: “La realidad del joven en el mundo actual”, en el que desentrañaron ideologías y tendencias que mueven a los jóvenes a una vida relativista y egocéntrica; así como “Fe y Discernimiento”, en el que brindaron herramientas para que los jóvenes puedan descubrir la voluntad de Dios para sus vidas.

No tener miedo

El Loco Encuentro culminó con una Hora Santa dirigida por el padre Luis Maldonado en la explanada del Seminario y posteriormente con un momento de alabanza con religiosas, Oblatas de Santa Martha, Religiosos Franciscanos, Seminaristas y el ministerio de música Guadalupe, de la parroquia Nuestra Señora del Carmen.

“Un Loco Encuentro quiere que el joven se arriesgue a ser un loco por el Señor, a ser un servidor al que no le da miedo dar testimonio de su fe”, puntualizó el padre Luis Maldonado tras agradecer a los organizadores y a los párrocos que enviaron a sus muchachos a vivir esta experiencia.

 

Gran experiencia

“Soy servidora en un grupo, buscaba encontrarme con Cristo porque siento que como jóvenes necesitamos esa cercanía con Él”

Jessica Iribesa /18 años/ Nuestra Señora de la Paz

 

Es la primera vez que vengo y quiero llevarme enseñanzas para mi vida”

Ángel  Gallegos / 19 años/Santa Cecilia

 

“Ya me habían invitado y no había acudido pero creo que me hace falta tener esta experiencia como servidor… espero encontrar mi vocación”

Guillermo Cortez/ 22 años / El Espíritu Santo

 

“Vinimos para estar bendecidos con el Señor y estar bien con nosotros mismos”

Ayli Castillo/ 12 años/ Protomártires