Ana María Ibarra

Preocupado ante los recientes acontecimientos de desaparición de jovencitas que se han registrado en la ciudad, el padre Hugo Muñoz, párroco de la comunidad de San Lucas Evangelista, al poniente de la ciudad, pidió a los padres de familia y miembros de la Iglesia poner más cuidado en las jóvenes y alertarlas de los peligros que corren en las calles.

 

Educar en el amor

“Es escalofriante darnos cuenta de estas desapariciones y que no le encuentra uno sentido, principalmente porque son muchachitas de barrio, jovencitas de familias, hay unos padres preocupados, hay una comunidad preocupada, y no sabemos qué está sucediendo. La realidad es que no sabemos hasta dónde estas cosas vayan a llegar”, lamentó el padre Hugo. El sacerdote dijo sentirse preocupado ya que esta situación muestra que los padres de familia no están alertando a sus hijas a tener cuidado, mientras que la Iglesia permanece sin denunciar estos hechos.

“Nos falta, como Iglesia, denunciar y provocar en los padres de familia que se pongan las pilas para cuidar de sus hijos, para que sean sus amigos, para que busquen y se ganen su confianza. Vivimos tiempos muy difíciles en los que los valores, el amor verdadero entre los seres humanos se ha ido perdiendo”, expresó el padre Hugo.

Dijo, que al faltar amor verdadero entre los matrimonios y las familias, se opta por buscar otros escapes.

“Quiero creer que esto que se está dando de las desapariciones sea no por cuestiones de relación familiar, quiero creer que hay algo más allá y que las autoridades tienen que poner su parte para que esto se resuelva”.

Añadió que es necesario poner punto final a esta situación.

“No es posible que después de los acontecimientos en años pasados, cuando Ciudad Juárez tuvo el estigma de ser la ciudad con más muertes de mujeres, volvamos a lo mismo. No es posible que jovencitas a tan tierna edad estén desapareciendo y no haya una explicación lógica a esto”.

 

Cuidar a nuestros jóvenes

El padre Hugo enumeró algunos puntos importantes para el cuidado de los jóvenes.

“Primero, como Iglesia, ser capaces de aconsejar al jovencito a la jovencita, hacerme su amigo, ser un sacerdote amigo, hablarles con la verdad, no tener miedo”, expresó.

Añadió que al estar cerca de los niños desde el catecismo, se debe ganar su confianza, pues muchas veces mamá y papá dejan el trabajo del catecismo a la catequista.

“Los primeros catequistas somos los sacerdotes en la Iglesia, y en la familia, iglesia doméstica, son mamá y papá, ellos son los que tendrían que catequizar primero a sus hijos”, expuso.

En segundo lugar, dijo, es necesario saber denunciar las situaciones desde el púlpito.

“No debemos quedarnos callados ni tener miedo, somos profetas y como profetas tenemos todo el deber de gritar lo que está mal, pero a veces nos gana el miedo”, afirmó.

El tercer punto y más importante, dijo, es desde el ser Iglesia y el ser cristiano, retomar los valores, la educación cristiana que se ha ido perdiendo a lo largo de los años.

“Como papás dentro de una Iglesia se cree que cumplir con lo básico del Catecismo, la Confirmación, es haber cumplido con su deber como padres de familia. Pero un jovencito que salió del curso de Confirmaciones no sabe dar razón de su fe”, lamentó el sacerdote.

Añadió que la gente no quiere siquiera ir a cursos básicos para los sacramentos y recurren a mentiras para adquirir un sacramento.

“¿Cómo inculcar valores si como papás no lo han hecho?, y también hablar como sacerdote, si no eres ejemplo desde tu comunidad ¿cómo puedes hablar o pedir ejemplo a los demás?”, cuestionó el sacerdote.

Para finalizar, el padre Hugo hizo un llamado a la unión como Iglesia ante estos acontecimientos para cuidar a los niños y jóvenes, e insistió en crear lazos de confianza. “Busquemos ser esa Iglesia bonita de los primeros siglos, que se daba a notar por el amor, y desde ese amor, predicar. Estoy seguro que cuando el jovencito o la jovencita vea que hay un verdadero amor dentro de la familia, entonces ganaremos la confianza para hablar con la verdad, sin esconder las cosas, y así evitar muchas situaciones”, finalizó.