Ana María Ibarra

Después de tres semanas de formación, agentes de pastoral litúrgica concluyeron exitosamente los cursos Somelit el pasado viernes 30 de junio, cuando se reunieron en la parroquia El Señor de la Misericordia para agradecer a Dios con una Misa presidida por el padre Marcelino Delfín Pozo, coordinador de Pastoral Litúrgica en la diócesis.

El padre Marcelino estuvo acompañado por el padre Leonardo García, también liturgista de la diócesis, y juntos recibieron a los agentes que tomaron el curso en las tres distintas sedes: San Martín Obispo, Nuestra Señora del Carmen y El Señor de la Misericordia.

Liturgia misionera

En su homilía, el padre Marcelino dio un saludo a los asistentes de parte del señor obispo don J. Guadalupe Torres Campos quien, dijo, “nos alienta a seguir en este camino que él nos ha marcado de la evangelización, conversión personal y pastoral en un sentido de comunión”.

El sacerdote inició su reflexión partiendo de una interrogante: ¿A quién celebramos?

“Celebramos a Jesús. La lectura nos va perfilando en la misericordia con la que Dios busca al pecador. Tenemos que ser una Iglesia en salida. La liturgia es también misionera. Somos enviados a anunciar la misericordia de Dios”, expresó el liturgista.

El sacerdote resaltó que no basta hablar de la misericordia, sino que esta se hace presente en el altar y es alimento que al salir de la celebración el cristiano debe salir lleno de esa misericordia y ese amor.

“No basta ofrecer este curso, tenemos que ofrecernos en el hermano, en el trato con el otro. Tenemos que salir. Agradezcamos al Señor que nos va aleccionando a través de su palabra. Sean especialistas pero no de conceptos de la liturgia, sino de amor, de buen trato al otro, de sonreír. Ya Cristo nos ha sonreído, nos ha amado”, expresó.

Y finalizó diciendo: “Que el Señor nos conceda la gracia de seguir sirviendo con alegría y con entrega. Es Cristo a quien amamos y a quien servimos”.

Después de la celebración, fueron entregados los diplomas a los agentes de pastoral litúrgica que concluyeron satisfactoriamente los cursos Somelit.

Compartir