Puede ser utilizado como espacio de consulta, investigación e incluso simplemente para conocer la historia de una parte de la ciudad y de la diócesis…

 

Ana María Ibarra

Luego de tres años de trabajo sistematizado, hace unas semanas concluyó en el Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, la organización del Archivo Histórico de esta casa de formación.

Este Archivo Histórico está dedicado al primer rector, padre Hugo Blanco Miranda, en honor a su labor de pastor y formador de las primeras generaciones de sacerdotes.

Así lo compartió el padre Juan Manuel Orona, rector del Seminario, acompañado de Alejandra Rojero, Licenciada en Historia por la UACJ quien funge como directora del archivo.

“Esta labor la empezó el maestro Jorge Arreola. Alejandra lo ha ido ordenando con mucha sistematicidad. Es muy importante que la historia y las vivencias de nuestra casa de formación estén bien documentadas para que los mismos alumnos se interesen. Cuando uno conoce su historia, aprende a quererlo”, expresó el padre Orona.

Organización de la historia

Alejandra explicó que el archivo cuenta con dos grandes fondos. El primero es propiamente del Seminario, y el segundo dedicado a don Manuel Talamas que incluye un gran número de libros, fotografías, correspondencia y documentos de sus labores como obispo, que a su vez están divididos por épocas, por años, y por temas.

“La labor ha sido bastante larga. Hay documentos del Seminario, de toda su historia desde 1963 que empezaron las actividades administrativas. Hay fotografías, planos, documentos, toda la correspondencia del padre Hugo Blanco con don Manuel, que es muy interesante”, compartió Alejandra.

Reslató que en esta correspondencia está plasmada la preocupación de don Manuel, quien mientras se iniciaba el trabajo en el Seminario, se encontraba participando en el Concilio Vaticano II.

“Tenemos una carta donde lamenta no estar presente en el primer día de clases. Hay cartas donde está pidiendo que se hagan los mosaicos que están en los exteriores de la capilla y él manda un boceto en una hoja membretada de Roma. A través de esa correspondencia se va construyendo el Seminario”, explicó Alejandra.

Por su parte, el rector del Seminario dijo que es muy interesante conocer quiénes fueron los primeros sacerdotes del primer equipo formador, así como el plan de estudios en aquel tiempo.

“Es interesante conocer el reglamento, la vida cotidiana, y cómo se fueron integrando otros sacerdotes y rectores. Conocer eso es ver los acentos que se tenían en la formación sacerdotal en esos entonces, seguir aprendiendo de ellos y darnos cuenta cómo hemos ido avanzando en la formación sacerdotal… es algo muy valioso”, expresó el sacerdote.

 

Conservación y remodelación

La directora del Archivo explicó que para la conservación de tan valiosos documentos históricos se procura tener fresco el lugar y que los documentos no sufran cambios de temperatura.

“Les quitamos todo lo metálico como grapas y clips porque eso hace corrosión y se “come” el papel. Si algún documento presenta hongos, se interviene con alcohol, en caso de que esté muy dañado, se escanea o se le toma fotografía y se elimina ese documento porque puede contagiar a los demás”, expuso.

Alejandra resaltó que procuran no eliminar documentos, aunque sean recibos.

El padre Juan Manuel añadió que parte de la pequeña remodelación del espacio para el archivo fue conseguir el mobiliario como son espacios para organizar los planos, la estantería, libreros para acomodar los documentos y libros, así como las cajas especiales que ayudan a conservar mejor los documentos y fotografías.

“Se trata de hacer un trabajo profesional para que nos sirva ahora y a las generaciones venideras y se mantenga en las mejores condiciones posibles”, dijo el rector.

Disponible para consulta

Alejandra informó que el archivo está abierto para toda la comunidad que desee consultarlo, ya sea para trabajo de tesis o simplemente para conocer la historia.

“Se está haciendo una tesis en la Universidad acerca del Seminario, y existen tesis de seminaristas. Lo ideal es que la gente venga a conocerlo, que utilicen los documentos que hay aquí tanto para su conocimiento personal, como para trabajos de investigación”, Invitó Alejandra.

Para seguir complementando la documentación de la historia del Seminario, el padre Orona y Alejandra invitaron a la comunidad que cuente con alguna fotografía o algún documento sobre el Seminario, de los obispos don Manuel, don Renato o don Juan Sandoval, se acerquen a donarlos para ir guardando esa parte de la historia.

“Visítenos, este espacio es muy interesante, muy valioso, los vamos a recibir con mucho gusto. Aquí verán fotografías de sus sacerdotes. Son recuerdos muy bellos de la historia”, invitó el padre Juan Manuel.

 

Archivo Histórico del Seminario

Abierto de lunes a miércoles, de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.

Acudir con: guantes y cubre boca. En caso de consulta para tesis se pide una carta.

Informes al 617-5020