Comunidades de varias parroquias participaron en actividades para fortalecer los lazos familiares 

Ana María Ibarra 

Como parte de las actividades previas al XXXII Congreso de Matrimonios, los grupos de asambleas matrimoniales de las distintas parroquias participaron en un convivio deportivo familiar el pasado 26 de mayo.  

Con una oración y alabanzas, las familias de Congreso Matrimonial iniciaron su convivencia en un parque de la ciudad. Unos minutos de activación física sirvieron como calentamiento para las actividades y juegos que realizaron durante la mañana.  

Contando con el apoyo de maestros de educación física de la Universidad Pedagógica Nacional y de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez se llevaron a cabo las dinámicas organizadas por los matrimonios conformados por América y Rodolfo Cervantes, y Mary y Chago Villela. 

Las comunidades iban sumando puntajes en cada una de las seis estaciones de juego a las ganadoras las premiaron con trofeos y juguetes. 

En este espacio de dinámicas y juegos, compartió América Cervantes, no sólo tuvo como propósito la competencia entre comunidades, al contrario, fue un ambiente de diversión sana. 

“Las familias se divirtieron en un ambiente de fraternidad entre las comunidades para conocerse y tener cercanía. Es un espacio que queremos brindarles para la convivencia fraternal entre todas las comunidades”, dijo. 

Unión 

Las familias tuvieron varios momentos de diversión. Los niños en sus bicicletas o jugando al balompié y jóvenes y adultos conviviendo juntos, todos como una gran familia. 

“Es muy hermoso ser parte de este evento, de la organización, para que las familias vean que hay mil maneras de divertirse. Esto es algo que Congresos siempre ve en sus asambleas, que también hay diversión”, dijo Mary Villela. 

Añadió que ser parte de la organización, desde planear los juegos hasta coordinarlos, fue una satisfacción muy grande.  

“Nos llena de satisfacción ver a cada una de las parejas que, a través de las actividades, volvemos a ser como niños y definitivamente participamos como niños”, expresó. 

Compartió que las familias participaron como matrimonios, o papás con hijos, o los hijos únicamente, lo que refuerza los lazos familiares.  

“Al participar los papás con sus hijos hay una coordinación y más interacción entre la familia. Es reforzar los valores”, afirmó Mary. 

Ya por la tarde compartieron los alimentos y continuaron con el encuentro recreativo en fraternidad, concluyendo este espacio lleno de alegría y hermandad. 

Compartir