Templo celebra la entronización de la Guadalupana y los 11 años de sacerdocio del padre Héctor Miguel Aguilar Durán  

 

Cristina Delgado 

Con una misa panamericana en el templo de San Martín Obispo, el pasado 24 de mayo el padre Héctor Miguel Aguilar Durán celebró la entronización de la imagen de la Virgen de Guadalupe, además de sus 11 años de sacerdocio. 

Al inicio de la Eucaristía el párroco elevó la oración de consagración a la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, que quedó ubicada a un costado del altar. 

El padre Aguilar también expresó su agradecimiento por cumplir 11 años de sacerdocio y dijo que su vida está consagrada al Espíritu Santo y al servicio del Señor. 

Compartió con los feligreses la difícil experiencia que vivió durante las semanas que por cuestiones de salud lo tuvieron en reposo, pero que le permitieron reflexionar sobre su servicio sacerdotal, el compromiso que tiene con la comunidad y los cambios que debe hacer en su persona.  

Pidió a los fieles que oren por él, “ése será el mejor regalo que ustedes me pueden dar, que me tengan presente en sus oraciones. Pidan por mí, porque el Espíritu Santo me queme, me abrace, me ame, que el Señor sea conmigo compasivo y misericordioso”. 

Durante la homilía el mariachi de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez interpretó los cantos litúrgicos. En la concelebración de la Eucaristía estuvieron los sacerdotes Mariano Miranda, Manuel Bañuelos, Jesús Manríquez y Jesús Caldera. 

Luego de la misa se realizó un convivio organizado por la comunidad parroquial en honor a su párroco Héctor Miguel Aguilar Durán.    

Compartir