Presencia

Niños de la parroquia Jesús Príncipe de la Paz participaron en la Coronación de la Virgen María como conclusión del programa del Rezo del Rosario que se realizó en el Mes de Mayo.

Este año el grupo se unió a la iniciativa del Rosario Sin Fronteras de Consecratio Mundi, que realizó oración a toda América Latina para pedir por la paz y la conversión del mundo en un Rosario especial el día 13 de mayo, a las 3 de la tarde.

La conclusión de esta tradición parroquial se realizó el pasado jueves 31 de mayo, que este año coincidió con la fiesta de Corpus Christi y en la que pidieron gracias y también agradecieron a la Madre de Dios por todos los dones recibidos.

Dirigidas por la señora Soledad Lozoya, integrante de la Legión de María, las niñas acudieron con una mantilla color amarillo, que hizo juego con el manto dorado que colocaron a la Virgen María para esa fiesta especial.

“Todo es muy sencillo y recibimos apoyo de todos, empezando por el párroco, el padre Armando Delgado. Muchas otras personas ayudan, la secretaria Lorena Osorio, Gloria Orona y muchos más”, dijo doña Chole, como se le conoce en la comunidad, quien ha organizado y realizado el rezo del Rosario en el Mes de María desde hace más de una década.

Historias y milagros

“Empezamos a rezar el Rosario en mayo desde que llegó a la comunidad el padre Juan Aguilar (qepd). Hay años en que pienso que será el último, pero mire, aquí seguimos”, reconoció doña Chole, quien ha atestiguado un sinnúmero de historias de los propios niños que participan en el rezo.

“Recuerdo a una niña que siendo más pequeña le dio cáncer, leucemia. Ese año me pidió que le permitiera coronar a la Virgen para pedirle que la aliviara. La niña duró cinco años en tratamiento y al finalizar, me pidió que la dejara coronar a la Virgen, pero ahora para agradecerle por que estaba curada”.

También recordó la historia de Fray Israel Maldonado, quien de niño participó en el rezo del Rosario representando a san José, y en 2015 fue ordenado sacerdote en Nuevo León, en la Orden de los Frailes Capuchinos.

Igualmente destacó que en cada celebración a la Virgen, en Mayo, cuando se hace la coronación y representación de los misterios, siempre participa un bebé pequeño representando al Niño Dios, y actualmente en la comunidad algunos de quienes han representado este papel ya son adultos y servidores de la Iglesia.

Niños participativos

Este año, la coronación de la Virgen la hizo la niña Yamileth Álvarez Reyes, quien participa en la comunidad desde que era muy pequeña, relató doña Chole.

Dijo que participaron niños que acuden al catecismo, y en general de la comunidad, que en otros meses del año también asisten los jueves a rezar ante el Santísimo, por convocatoria de ella misma.

A estos niños doña Chole también los ayuda enseñándoles rezos o haciéndolos repasar las oraciones y temas que ven en el Catecismo.