Presencia

PALABRA Y TESTIMONIO DE LA IGLESIA CATÓLICA EN CIUDAD JUÁREZ

Local

Coronaron con aureola a la Virgen del Carmen 

Ana María Ibarra 

Con Mariachi en la Eucaristía, así como la tradicional kermés, la comunidad de Nuestra Señora del Carmen realizó los festejos a la Virgen del Carmelo el pasado 16 de julio, día en que los devotos fueron testigos de coronación que cada año se hace, pero en esta ocasión le fue colocada una aureola. Además, se bendijo una imagen de Santa Teresita del Niño Jesús. 

Dar gracias 

Desde muy temprana hora, los fieles devotos de la Virgen del Carmen llegaron al templo ubicado en la Colonia del Carmen para dar serenata con Mariachi a su santa patrona y enseguida participar en la misa de acción de gracias presidida por Monseñor René Blanco, vicario de la diócesis, y por el párroco Francisco Galo Sánchez, además del padre Carlos Francisco Alejo. 

En su homilía, monseñor Blanco resaltó la alegría de celebrar a la Madre de Dios. 

“Qué alegría vivir esta mañana para celebrar junto a la madre de Dios y madre nuestra, y a ejemplo de ella vivir cada día dando gracias a Dios. Desde la Anunciación hasta su ascensión al cielo, para toda la Iglesia es Madre modelo de la oración de acción de gracias”, dijo monseñor. 

Explicó que la Eucaristía es la acción de gracias y fuente de amor, por lo que es la voluntad del Señor que su pueblo dé gracias a Dios toda la vida y en toda circunstancia. 

“Qué hermoso es aprender a dar gracias a Dios siempre. No sólo en la salud, también en la enfermedad. No sólo cuando tenemos bienes, sino también cuando no tenemos nada. No sólo en el éxito, sino también en el fracaso”, externó. 

Para concluir su homilía, monseñor invitó a los asistentes a que, en silencio, agradecieran a Dios por tantas bendiciones recibidas. 

Imposición de escapularios 

Después de las palabras de monseñor Blanco, y ante su presencia, la Fraternidad de Orden Seglar de Carmelitas Descalzos admitió a una nueva integrante, quien recibió su escapulario, hábito de la orden. 

El padre Galo invitó a las demás integrantes de la orden a pasar y dar un abrazo fraterno a las nuevas integrantes, como signo de acogida. 

Enseguida, monseñor Blanco impuso escapularios a integrantes de la Cofradía. 

Otro momento especial antes de concluir la celebración, fue la bendición de la Imagen de Santa Teresita del Niño Jesús. 

Monseñor oró y bendijo la imagen, invitando a los fieles a pedir su intercesión e imitar su ejemplo. 

Como cada año, la imagen de la Virgen del Carmen y el Niño Jesús en sus brazos, fueron coronados, mientras que niños de la comunidad cantaron el canto dedicado a la Virgen del Carmelo. 

En esta ocasión, a la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Carmen, se le colocó una aureola dorada, lo que mereció el aplauso de los fieles. 

Monseñor René concluyó la celebración con una bendición especial al final, junto con el padre Galo bendijo y realizó la imposición de escapularios. 

El festejo continuó durante todo el día con la tradicional kermés. 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: