34 ciudades se unieron contra el PRI y Peña Nieto, por iniciativa sobre uniones homosexuales. De no declinar la iniciativa de ley sobre “matrimonios igualitarios”, amenazan con tomar medidas contundentes.

 

Vladimir Alcántara/ Siame

Frente a la reciente iniciativa de ley que el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentará ante el Congreso para elevar a rango constitucional el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, así como la instrucción dada a la Secretaría de Educación Pública para introducir en la educación básica la llamada ideología de género, el pasado mes de mayo, organizaciones de la sociedad civil ofrecieron simultáneamente conferencias de prensa en 27 estados de la República, incluida la Ciudad de México, para anunciar la conformación del Frente Nacional por la Familia, y exigir al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al propio Jefe del Ejecutivo declinar dicha propuesta.

 

Costo político

En la capital del país, dirigentes de las organizaciones Red Familia, Unión Nacional de Padres de Familia y Consejo Coordinador de Movimientos para la Vida y la Familia, leyeron un comunicado en el que afirmaron que más de mil instituciones de la sociedad civil organizada se han unido para dar la contra a la iniciativa propuesta por Peña Nieto y hacerle un enérgico llamado a fin de que gobierne en beneficio de toda la nación y no responda a intereses de grupos de poder y de instancias internacionales que atentan contra la familia mexicana; de lo contrario, mantendrán acciones contundentes para generarle a él y a su partido un alto costo político, dijeron.

“Esta iniciativa de ley, contiene una fuerte carga ideológica que se pretende imponer a nuestros niños y jóvenes, y que se aleja de la defensa de los derechos humanos, especialmente el de los padres a ser los primeros y principales educadores de sus hijos”, afirma el comunicado.

 

Sin discriminación

Las organizaciones dejaron en claro que el Frente Nacional por la Familia no busca discriminar a nadie, y refrendaron su respeto a las preferencias sexuales de cada persona; pero en este mismo sentido, exigieron respeto a la figura del matrimonio conformado por un hombre y una mujer.

Anunciaron que una de las primeras acciones para luchar por este respeto, se hará una exigencia al PRI de que defina públicamente su postura sobre si están con los millones de familias que reprueban dicha iniciativa o si traicionarán a la inmensa mayoría de los mexicanos.

Tras hacer un llamado a los ciudadanos ano votar contra candidatos que atente contra la familia, las organizaciones anunciaron que entregarán al PRI nacional, así como en cada estado, una carta para exigir freno a la iniciativa presidencial y convocar a los mexicanos a través de diversos hashtags a la protesta civil.

 

Hablan representantes

El Director de Red Familia, Mario Romo, aseguró que la iniciativa de ley impulsada por Peña Nieto, responde a que “a nivel internacional su gobierno ha sido criticado severamente por las constantes violaciones a los derechos humanos y su incapacidad para detener los actos de corrupción; de modo que ahora, en el afán de obtener el aplauso de los organismos internacionales, el Presidente ha apostado por esta medida.

Asimismo, lanzó un emplazamiento a Peña Nieto y al titular de la SEP, Aurelio Nuño –de quien, dijo, pretende ir por la Presidencia de México—, para que tomen una postura definitiva en torno al tema del “matrimonio” entre personas del mismo sexo; “y según la respuesta, serán las acciones que tomaremos”.

Por su parte, Leonardo Arizmendi, Vocero del Consejo Coordinador de Movimientos para la Vida y la Familia dijo que la familia es el mayor baluarte, el mayor recurso natural de nuestra patria, mismo que está siendo violentado.

“Señor Presidente, su ataque a la familia ha logrado lo que sólo las grandes tragedias logran, que nos unamos miles de ciudadanos y organizaciones para defender lo que más queremos: la familia… ¿Quiere usted ser recordado como el nuevo Santana de México, el vendedor de la familia mexicana? ¡Usted decida!”.

A nombre de la Unión Nacional de Padres de Familia habló su Presidenta, Consuelo Mendoza, quien dijo que resulta preocupante que el gobierno actual pretenda imponer la ideología de género en las escuelas, transgrediendo el derecho de los padres a educar a sus hijos.

Asimismo, externó que el derecho de adopción es un derecho de los niños, no de los adultos; “nuestra organización respeta las preferencias sexuales de cada persona, pero no está de acuerdo en que este derecho de los niños a ser adoptados se tenga que ajustar a caprichos de adultos; por encima de todo esto está el ‘interés superior del niño’, reconocido a nivel internacional, y sobre esta base se debe gobernar”, sentenció.