Ya pasaron varios días de la muerte de la joven Dana Lizeth Lozano Chávez que conmocionó a la comunidad universitaria y juarense en general…Hoy Presencia recuerda el servicio que esta joven prestó en la Iglesia, desde los grupos de Renovación y de Jóvenes, así como en el coro de la parroquia Nuestra Señora del Pilar …Obispo envía mensaje a la familia… 

 

Cristina Delgado 

En Memoria de Dana Lizeth Lozano Chávez, sus amistades hicieron un reconocimiento público de las cualidades que la joven de 18 años de edad poseía ya que durante su servicio carismático para ella primero “era ver por los demás antes que por ella misma”, expresó su amiga Cinthia Garnica. 

Dana Lizeth era parte del coro y pertenecía a los grupos de Confirmación de Jóvenes y de Renovación en la parroquia de Nuestra Señora del Pilar, ubicada en Zaragoza. 

Reunidas en las afueras de la iglesia en el día en que Dana fue velada (lunes 9 de abril) las amigas de Dana compartieron testimonios sobre quien recuerdan con gran cariño. 

A decir de ellas la joven estudiante de la carrera de Literatura en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez siempre mostró una gran energía e ímpetu en el servicio a Dios.  

 

Puntual y responsable 

Martha Navarro y Grisel Hernández conocieron a Dana desde que eran unas niñas. Recordaron cuando se incorporó a los coros de la parroquia, a donde ella asistía puntualmente cada domingo a misa de la 9:30 de la mañana. 

“Nos conocimos en el 2011, ella iba a misa dominical con su mamá. En una ocasión saliendo de misa se acercó al grupo y nos dijo que se quería integrar, creo tendría como 11 años de edad. Fue una chava muy responsable, yo me tuve que ir un año a estudiar a Zacatecas y ella y mi mamá se quedaron a cargo del coro, siempre estaba allí cada domingo, puntual. Era muy responsable y si las otras muchachas no llegaban a tiempo, se enojaba”, recordó Martha Navarro.  

Grisel Hernández, que al igual que Martha pertenece al coro de la iglesia, describió a la joven como “muy entregada, responsable, y totalmente una líder”. 

Simpática y empática 

Cinthia Garnica externó su sentimiento de frustración ante la muerte de su amiga. 

No hay palabras, tan solo tenía 18 años de edad, una vida por delante, era como yo, una estudiante de la universidad con el anhelo de terminar su profesión. Siempre la veía con un libro, siempre. Tenía una inteligencia enorme, nadie la igualaba”. 

“Cuando yo llegué por primera vez a la parroquia ella ya estaba sirviendo, me acuerdo que fue un Sábado Santo y ella se estuvo mucho tiempo conmigo, lo que nunca voy a olvidar es su risa, una risa súper especial, contagiaba su risa, era muy simpática y empática con todos; siempre era ver más por los otros, más que por ella, rompía todos los paradigmas, era revolucionaria porque actuaba convencida, sin ponerse a pensar qué podrían pensar los demás de ella. Recuerdo que un día no teníamos quien tocara en la asamblea de jóvenes y ella se la rifó con su guitarra, ella solita”, expresó Cinthia. 

Una estrella por siempre 

Agustín Campos, quien pertenece al grupo de Renovación de la parroquia de Nuestra Señora del Pilar definió a Dana Lizeth como una estrellita que siempre brillará”. 

“Tendría como 14 años de edad y participó en la pastorela y su personaje era ser una estrella. Personificó con tal fuerza su papel, que fue una estrella que no pasó desapercibida”, recordó. 

Conmovido y con ojos cristalinos, Agustín dijo que la joven participó activamente en el grupo de Renovación, asistía a los congresos, dispuesta a servir a Dios, activa en los quehaceres, “en poner sillas, en lo que fuera necesario”, comentó. 

Buscó retiro profundo. 

Agustín mencionó que cuando se organizó el retiro de confirmación en la que ella participó, se enojó, pues el curso fue abierto y ella deseaba vivir un retiro en encierro para tener una mayor oportunidad de reflexionar, de meditar.  

Las amistades de Dana Lizeth de la parroquia describieron que ella era bondadosa y generosa como su madre y su abuelita, que era una chica muy cuidada, su abuelita la acompañaba, la dejaba en la escuela, la dejaba en su trabajo.  

Piden seguridad 

Los jóvenes exhortaron a las autoridades a que sean más efectivos en la vigilancia. A los jóvenes les piden que se cuiden, que no anden solos por las calles y que piensen que a veces hasta la gente más cercana a uno puede hacerte daño, por lo que deben siempre cuidarse de sí mismos. 

Dana Lizeth fue encontrada sin vida en las calles Bucarest y Haití  de la colonia Progresista el 6 de abril del 2019. 

 

Obispo envía mensaje 

Manifiesto mi tristeza por este acontecimiento, por ella, por su familia, sus padres y  hermanos…era una jovencita muy entregada al servicio en la Iglesia y en la parroquia a la que pertenecía de Nuestra Señora del Pilar. Un buen ejemplo, buena estudiante, buena jovencita”. 

Así se refirió el obispo don J. Guadalupe Torres campos a la joven Dana Lizeth, quien fue asesinada hace unos días en esta ciudad y cuya muerte ha conmovido y movido los corazones de muchos juarenses, principalmente de los universitarios. 

Entristecido por conocer la noticia, el obispo dijo que la comunidad debe seguir orando para que haya paz y armonía en la ciudad. 

“Nos entristece la violencia generalizada en el mundo, en nuestro país , en nuestra ciudad, nos ha entristecido mucho la muerte de nuestra querida jovencita Dana Lizet,  estudiante de  universidad. De manera trágica le han quitado la vida”, dijo 

Afirmó que deben desaparecer el odio, la inseguridad y la violencia en todos los ámbitos de nuestra sociedad”, y envió un abrazo solidario a la familia de Dana, así como su bendición. 

 

frase… 

Es triste y lamentable lo que le sucedió. Me uno a la pena de la familia, les abrazo con todo mi cariño, con toda mi bendición. Con toda certeza ella ya está con Dios y quiero pedirle a la comunidad que oremos por su eterno descanso y por su familia”.  

Mons. J. Guadalupe Torres Campos. 

Compartir