La parroquia Santa María de la Montaña ya tiene nuevo párroco…se anunciaron otros nombramientos en cuatro parroquias y en el Seminario. 

 

Presencia 

El obispo de Ciudad Juárez don J. Guadalupe Torres Campos dispuso varios cambios sacerdotales para un mejor servicio pastoral en la diócesis local. 

Anunció nuevos destinos de servicio para varios sacerdotes, durante el retiro espiritual mensual que realizó el presbiterio el pasado martes 4 de junio en la Casa de Jesús. 

Y aunque ya había comunicado los cambios previamente al hablar personalmente con cada involucrado, fue ahí donde el obispo hizo públicos y oficiales los nombramientos que a continuación detallamos. 

Uno de los nombramientos más significativos es el del padre Felipe de Jesús Juárez como párroco de Santa María de la Montaña, comunidad que se mantenía a cargo de un diácono y del decano, pero ya tendrá su propia cabeza. 

Como consecuencia habrá nuevo párroco en San Felipe de Jesús, a donde llegará el padre Juan Carlos López, director de Radio Guadalupana y quien se desempeña como vicario de El Señor de la Misericordia. 

A esta última parroquia fue asignado el padre Jesús Salinas, quien hasta hoy funge como vicario en la parroquia San Pedro de Jesús Maldonado, al oriente de la ciudad. 

 

Cambios en el Seminario 

El padre Benjamín Gaytán, quien se desempeñaba como prefecto del Curso Introductorio y responsable de la Pastoral del Seminario Conciliar, fue nombrado párroco de Nuestra Señora de Lourdes, cuyo actual párroco, padre Julián Badillo, pasará ahora a formar parte del equipo formador del Seminario. 

El padre Jorge Ramos, también del equipo formador del Seminario, fue nombrado párroco de El Inmaculado Corazón de María, cuyo actual párroco, el padre Agustín Navarro, tendrá un nuevo destino aún no confirmado. 

Otro de los sacerdotes que se integra a las tareas de formación de seminaristas es el padre Luis Felipe Ramos, quien era vicario parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. 

Como ya se sabe, otro de los formadores del Seminario, padre Carlos Velásquez, partirá en breve a la capital de Italia para estudiar una especialidad en teología bíblica, de manera que ante esa vacante llega el padre Francisco Sánchez Loaiza, quien se desempeña como vicario parroquial en Nuestra Señora de la Paz. 

A esa parroquia enclavada en la colonia Pradera Dorada llegará como auxiliar el padre Oscar González, quien hasta hoy funge como vicario en El Sagrado Corazón de Jesús, mientras que a esta parroquia llegará para cubrirlo el padre Ricardo González, quien era vicario en San Martín de Porres. 

Otro anuncio del obispo fue la llegada del padre Alberto Meléndez a la comunidad parroquial de La Sagrada Familia, donde colaborará durante su recuperación total, luego de sufrir un aneurisma. 

La cancillería de la diócesis informó que aun no están confirmadas las fechas de toma de posesión de los cuatro nuevos párrocos, pero en breve serán publicadas a través de este medio para que la comunidad pueda acompañar a sus sacerdotes en la nueva etapa que emprenderán. 

 

Compartir