Don Renato Ascencio León, Obispo emérito de Ciudad Juárez, celebró este viernes 30 de agosto su trigésimo aniversario como obispo…Desde la diócesis que pastoreó durante 24 años, le enviamos cariñosas felicitaciones.

 

Presencia

La comunidad diocesana de Ciudad Juárez se alegra por el 30 aniversario de ordenación episcopal de su tercer obispo, don Renato Ascencio León, quien llegó a tan especial celebración este viernes 30 de agosto.

Como se sabe, desde su despedida de esta diócesis tras haber sido aceptada su renuncia por edad, don Renato fue a radicar a su ciudad natal León, Guanajuato.

Desde allá, permanence al pendiente de la comunidad con la que cada año celebró en su aniversario la “Fiesta de la Unidad Diocesana”.

En entrevista con Radio Guadalupana el pasado miércoles, el obispo emérito expresó:

“Estoy muy contento porque el Señor me ha concedido una gracia muy especial. No cualquiera llega… Dios me ha concedido muchas gracias y favores y por eso estoy contento”.

Al recordar a su diócesis, el obispo emérito dijo que tiene memoria de “muchas cosas muy buenas”, y mencionó especialmente al presbiterio, con el que fue muy unido y por el que siempre mostró su orgullo y cariño.

“Agradezco mucho a nuestro Señor que me haya concedido vivir la experiencia de Ciudad Juárez, fue una experiencia muy bonita. Reconozco a sus sacerdotes, a religiosas, religiosos…simplemente reconozco las gracias que el Señor me concedió a través de Ciudad Juárez en mi vida sacerdotal”.

La vida de un pastor

Don Renato Ascencio León nació en la ciudad de León Guanajuato el 11 de mayo de 1939. Cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano de León y en Roma, donde obtuvo el diploma en Sagrada Liturgia, antes de ser ordenado sacerdote el 12 de junio de 1965.

Como sacerdote, don Renato desempeño diversos cargos, desde prefecto de disciplina y professor en el Seminario de León, hasta capellán castrense en el campo militar de Irapuato, Guanajuato y vicario diocesano de pastoral.

El 19 de Julio de 1988 Fue nombrado Obispo prelado de la Prelatura de Madera, Chihuahua (hoy Diócesis de Cuauhtemoc-Madera) por el hoy extinto papa Juan Pablo II.

Ya como obispo fue presidente de la Comisión Episcopal Pro-Colegio Mexicano y el 7 de octubre de 1994 fue nombrado nuevo obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez.

A esta demarcación eclesiástica llegó el 10 de noviembre de 1994, cuando tomó posesión como pastor de esta Iglesia particular.

Como Obispo, desempeñó diversos cargos, entre ellos presidente de la Comisión Episcopal para la Movilidad Humana y miembro del Pontificio Consejo para la Pastoral de los migrantes e itinerantes.

Tesoro de amor

Desde su llegada a esta frontera, el obispo Ascencio se caracterizó por dar un especial impulso a la formación sacerdotal y a las vocaciones. Recibió una diócesis con 48 sacerdotes diocesanos y a su partida, en 2015, había ordenado 72 sacerdotes más, así como diáconos permanentes.

Pero el Tesoro que dejó a la diócesis es mucho más grande y valioso, sobre todo, lleno de amor.   

“En los logros que hemos tenido, no podemos sino como el Evangelio decir: siervo inútil soy y no he hecho sino lo que me correspondía ”,  reflexionó el Obispo en un aniversario anterior.

Con ocasión de su aniversario episcopal, al que calificó de especial, monseñor Ascencio saludó a los fieles, vía telefónica y pidió:

“Mando un saludo a toda la diócesis, a religiosas, sacerdotes… a los laicos, ustedes son laicos muy buenos…pidan por mi y yo pido por ustedes”.

Su escudo Episcopal

El escudo episcopal de don Renato lleva esta frase: In Nomine Domini, “En el Nombre del Señor”.  

Sobre esta frase, el arzobispo de Chihuahua, don Constancio Miranda Weckmann, expresó:

“Don Renato no podía haber elegido otro lema más adecuado para retratar todas sus ansias apostólicas,  todo el servicio pastoral y toda la forma de vivir su entrega; pues siempre ha comenzado las obras, ha echado a andar los programas pastorales,  ha iniciado un día y otro día: En el Nombre del Señor…Precisamente esto ha hecho posible abrir los corazones de todos los fieles….

La huella de un gran pastor

Don Renato Ascencio León, obispo emérito de Ciudad Juárez

72 sacerdotes ordenados

22 diáconos permanentes ordenados

26 sacerdotes enviados a especialización al extranjero

36 parroquias erigidas

3 Cartas Pastorales

Nuevo rostro de la catequesis

Carta por el Año de la Fe

Juntos en el camino de la esperanza (binacional)

Iniciativas: Radio Guadalupana, Pastoral Obrera, Casa san Pedro de Jesús Maldonado, Instiotuto Bíblico San Jerónimo, Tenda di Cristo.

frases…

Querido Sr. obispo Don Renato. Gracias por su confianza y cercanía en nuestras vidas. Aún recuerdo sus palabras cuando nos visitaba en el seminario: “estudien mucho pero no se vuelvan locos”. Dios a través de sus manos me regaló el don del sacerdocio, siempre le estaré agradecido. Usted me nombró rector del seminario, me acuerdo que le dije que era muy joven e inexperto y usted me dijo: “tu confía en Dios, yo confío en ti”. Sus palabras me dieron paz y aquí estoy. Un abrazo y Dios llene de alegría su corazón. Felicidades en su aniversario episcopal.

Pbro. Juan Manuel Orona/ rector del Seminario Conciliar

Agradezco a Dios por todos los dones que he recibido a través de usted y del ejercicio de su ministerio episcopal. Cuenta siempre con nuestras oraciones.

Pbro. Juan Carlos López, director de Radio Guadalupana

¡Que las buenas obras realizadas en estos 30 años de episcopado le acompañen siempre!!

Pbro. Mario Manríquez/ Vicario de Pastoral