Presencia

PALABRA Y TESTIMONIO DE LA IGLESIA CATÓLICA EN CIUDAD JUÁREZ

Fe Católica Local

El amor, por encima de todos los valores: maestro jubilado 

Ana María Ibarra 

Educar en valores desde el hogar y reforzarlos en las aulas, es una labor de gran beneficio para la persona, la familia y la sociedad, afirmó el maestro jubilado, Isaías Rangel Acevedo, quien lamentó que en la actualidad esto no se lleve a cabo, ni en el interior de las familias ni en las escuelas. 

 

Practicar los valores 

Con 38 años de trabajo en escuelas de educación primaria, el profesor Isaías aún recibe la gratitud de sus exalumnos a quienes enseñó que los valores son la base para una sociedad en armonía.  

“Personalmente busqué desempeñar dignamente mi servicio tomando en cuenta los valores morales que, como personas, debemos tener, y que enseñé a mis alumnos. Sin estos valores estamos perdidos”, señaló el profesor Rangel. 

Agregó que actualmente los valores se han perdido tanto en la educación como en las familias. 

Los profesores, colegas actuales, ya no los ponen en práctica. Lamentablemente se enfocan en desempeñar su labor docente. Entre los alumnos y el maestro ya no se practican los valores. Todo ese respeto y ese amor que había antes hacia los maestros y de los maestros hacia los alumnos, se han perdido lamentablemente 

Agregó que, en su época como maestro, había una correspondencia entre el padre de familia y el profesor.  

“Si no cariño, había respeto, había una gran confianza. Había esa unidad entre padre y maestro para trabajar sobre el alumno, y actualmente ya no. Desgraciadamente en las familias, la ciudad y el país, todo eso se ha perdido por la falta de valores en la persona. Ya no decimos en el alumno o en el niño, sino a nivel general”, señaló. 

 

Falta amor 

Como maestro católico, el profesor Isaías resaltó la importancia de que, como personas y como profesores, los docentes se encuentren integrados en alguna Iglesia, sea cual sea su denominación.  

En su caso, compartió, el catolicismo lo llevó a conocer al Dios de amor, que invita a amarse y respetarse los unos a los otros 

“Muchos compañeros maestros, no son ni católicos, ni de aquí ni de allá.  Aunque estuve muy renuente a servir al Señor, caí en sus redes, para gloria de Dios. Me di cuenta del amor de Dios y en mi labor de maestro infundí este amor, expuso.  

Si no hay amor, difícilmente vamos a amar. El hombre debe buscar esos valores para poder vivir dignamente su persona hacia el pueblo, hacia su familia y hacia la sociedad”, expresó. 

 

Retomar Valores 

En alusión a la Cartilla Moral que comenzó a distribuír el gobierno federal para “promover valores éticos y morales,  el profesor Isaías opinó que los valores que ayudarán a crear armonía y paz en México son precisamente el amor, pero también el respeto hacia uno mismo y hacia los demás; la tolerancia, la honradez, la empatía, la igualdad, la gratitud, la generosidad, la solidaridad, la humildad y el esfuerzo, que resaltó, son muy importantes en la vida del hombre. 

Dijo que para hacer que vuelvan a ser importantes en la educación, en la familia y en la sociedad, es necesario que, tanto padres de familia y docentes vuelvan a enseñarlos. 

“Hace falta que todo el sistema educativo, alumnos, maestros y padres de familia se involucren a practicar los valores. El nivel educativo subiría, nuestros niños serían otras personas, verían todo de otra manera, afirmó.  

Al practicar los valores, agregó, debe haber un cambio radical dentro de la sociedad, la escuela, en la persona y en todos los ámbitos.  

Consideró que la Cartilla Moral que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido distribuir, no ayudará a retomar los valores morales, pues dijo, no se puede obligar a practicarlos. 

“Los valores se traen de la casa y en la escuela se reafirman, pero sí de mi casa no traigo esos valores, ya no puedo hacer nada. No hace falta que me obliguen”, sentenció a la vez que invitó:  

Papás y maestros ayuden a los muchachos a aprender los valores y principios para ser un  mejor hijo, un mejor alumno…así tendremos una mejor sociedad. 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: