El coraje, en palabras de Francisco

762

Mensaje del obispo don José Guadalupe Torres Campos, para el domingo 2 de Agosto

Foto oficial obispoBuenos días, nuevamente estoy en contacto con todos ustedes, hay que estar en comunicación, en permanente diálogo y encuentro con todos a través de esta palabras que les dirijo por Presencia y por Radio Guadalupana en Internet.

Seguimos reflexionando sobre estas palabras del Papa que nos hacen pensar sobre algunas virtudes que tenemos que cultiuvar, Hoy una segunda palabra clave del lenguaje del Papa Francisco es el coraje.

A diferencia del coraje que tradicionalmente se siente o se percibe como negativo, un coraje de enojo, de violencia, el papa nos explica que el coraje en sí mismo es positivo, siempre y cuando se oriente hacia el bien. El coraje es una fuerza interior, por eso es “cor” del corazón, es una fuerza interior que cuando estás ante un desafío, ante un problema super difícil, como tirarse a la alberca por primera vez o correr una carrera de muchos kilómetros, se nos dice: ten ánimo, tú lo puedes lograr. Es una virtud, una fuerza interior donde nos dice esa voz interior “no huyas”, “No te desesperes, ve adelante”, El coraje es eso, un impuslo, una virtud que nos imulplsa hacia adelante, hacia conseguir nuestros anhelos, nuestros ideales, nuiestras metas.

El coraje te hace encerrar en el ropero los miedos, y esos monstruos que a veces tenemos tan horribles, lamentablemente que nos intimidan o nos hacen frenar, rompamos esos miedos, tengamos una actitud positiva de coraje, con valentía puedes lograrlo. El coraje es resistencia al miedo, al dominio del miedo y por tanto es algo quer tenemos que ir fortaleciendo.

Tomando frases del papa Francisco con relación al coraje, el papa dice: el coraje va muy de la mano de la esperanza.

Nos dice el papa, digamos unos a otros “No tengamos miedo”. Nos dice el papa, digamos unos a otros “No rechazemos la esperanza”, porque la esperanza nunca defrauda. Ya desde el papa san Juan Pablo II y ahora el papa Francisco nos insiste mucho en no tener miedo y un cristiano católico no debe tener miedo.

Debemos poner mucha esperanza en todo lo que hagamos y con ese coraje, con ese entusaiasmo conseguiremos siempre el bien. Hay que tener coraje, sigue diciendo el papa, en el sufrimiento y pensar que después viene el Señor, que después viene la alegría.

En el tema anterior hablábamos de la alegría y vemos como cada tema se va relacionando. Cuando tenemos el coraje, luchamos, vencemos el miedo, el sufrimiento, la enfermedad y llega la calma, llega la paz, la alegría, porque ahí está el Señor. Dice el papa, si no tenemos el coraje de romper los esquemas, jamás iremos adelante. Hay que ser creativos del futuro. Como iglesia debemos tener el coraje, una ser una Iglesia que tenga el coraje para romper esquemas, paradigmas y siguiendo la doctrina del evangelio de Cristo irrumpir en todos los ambientes con las nuevas tecnologías, con los nuevos aerópagos, con los medios de comunicación que están al alcance, y hay muchos. Por lo tanto hay que romper esos esquemas para que con coraje, con esperanza, llevemos el evangelio y demos el testimonio de nuestra fe.

Dice el papa, para hacer la paz se necesita coraje. En contraposición de la guerra, cuando es violencia, cuando es odio, cuando es rencor, es muerte, ¿qué se requiere ante esa situación de muerte, de cultura de la muerte en nuestra sociedad?, vivir con coraje para construir la paz.

Entonces vemos cómo los temas se unen: la alegría, el coraje que nos da la esperanza de luchar, de vencer cualquier obstaculo y se consigue la paz, construimos la paz. Y dice el papa, ahí se requiere mucho coraje, del bueno.

Por eso invito a todos ustedes, queridos hermanos en la fe: Cristo tuvo coraje, por eso enfrentó todos los ambientes, el ambiente de la sinagoga, el ambiente de las montañas, de los desiertos, los ambientes de enfermedad, de aquel pasaje donde convirtieron la casa de Dios en un Mercado y tuvo el coraje para anunciar la Buena Nueva, para decir la verdad, para curar a los enfermos. Necesitamos hoy nosotros como católicos tener mucho coraje entonces los invito a ser crsitianos católicos de coraje, que venzamos cualquier sentimiento de apatía, de indiferencia, de miedo y que siguiendo el ejemplo de Cristo tratemos de anunciar con gozo el mensaje de Dios.

Termino con lo que dice el papa: no se dejen robar el deseo de construir su vida, cosas sólidas y grandes, es esto lo que nos lleva adelante, aspiren a la feicidad, tengan la valentía, el coraje de salir de sí mismos, de jugarse en plenitud su futuro junto con Jesús.

Los saludo con afecto, los bendigo siempre en el nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo y los abrazo. Estamos creciendo con la fuerza del Señor. Hasta el próximo domingo.

 

Compartir