El Centro Comunitario Nuestra Señora de los Dolores, de las Misioneras de María Dolorosa, entregó el primer certificado de Preparatoria en su programa de educaciónm abierta dirigido a los más necesitados…

 

Ana María Ibarra

Después de cuatro años de haber iniciado el programa de Preparatoria en línea, el Centro Comunitario Nuestra Señora de los Dolores entregó el pasado 16 de enero el primer certificado avalado por la Secretaría de Educación Pública.

Lo entregó al joven José Carlos Solís Ramos, de 19 años de edad, quien es un claro ejemplo de perseverancia a pesar de las adversidades.

Su historia

Residente de una colonia periférica, proveniente de una familia de escasos recursos económicos, José Carlos dijo sentirse muy agradecido por la oportunidad que el Centro Comunitario y la maestra Flor le dieron al ayudarlo para continuar con sus estudios de secundaria y preparatoria, logros que lo han ayudado en su crecimiento personal y académico.

“Siento que voy creciendo más. Me siento muy especial, rodeado de las personas que me quieren y que más quiero, voy superándome en cada meta. Para mí es un honor recibir este certificado de preparatoria. En el Centro Comunitario Nuestra Señora de los Dolores también estudié mi secundaria y fue muy divertido”, dijo en entrevista José Carlos.

Entrevistado antes de iniciar una misa de acción de gracias por su graduación en la capilla de La Medalla Milagrosa, José Carlos compartió que nunca sintió dificultad alguna para estudiar.

“Lo más difícil hubiera sido haber descuidado mis estudios. Siempre me ha gustado echarle ganas para seguir mejorando y que mi mamá se sienta orgullosa de mi, quiero ser alguien en la vida. No he tenido dificultades, mi familia se van sintiendo orgullosa porque me voy superando”, afirmó.

José Carlos es el segundo de tres hermanos y al haber concluido su educación preparatoria se prepara para la universidad, que probablemente cursará también en línea en el mismo centro comunitario.

“Me gustan mucho los animales. Me gustaría estudiar medico clínico veterinario, veré si está la carrera en línea para estudiar”, dijo.

José Carlos invitó a los jóvenes a seguirse superando y a no abandonar sus estudios.

“A los jóvenes les digo que se sigan superando, sí se puede, échenle ganas. Todo en la vida es alcanzar sus metas, superar sus límites, y lograr ser alguien en la vida. A mi maestra le doy las gracias por estar conmigo en estos momentos”, finalizó.

 

Un apoyo para los jóvenes

Olga Flor Parra Luna es la maestra coordinadora de la preparatoria y universidad en línea en el Centro Comunitario Nuestra Señora de los Dolores.

Para ella, el caso de José Carlos es especial ya que sus padres no cuentan con recursos para solventar sus estudios en una escuela con programa escolarizado. Dijo que gracias a este programa de estudios que proporciona el gobierno y apoya la Iglesia, jóvenes como José Carlos tienen una opción para continuar con sus estudios.

“El centro comunitario tiene cuatro años apoyando en la educación de jóvenes de escasos recursos. José Carlos es el primer graduado de preparatoria, Contamos con primaria y secundaria abierta, preparatoria y universidad en línea. La preparatoria dura dos años y cuatro meses, y la universidad, dura lo mismo que una universidad normal”, explicó.

El centro comunitario presta este servicio en la comunidad sin costo. Incluso el certificado es gratuito.

“Me siento muy contenta porque estos jóvenes le echan muchas ganas. En febrero vamos a tener otros tres jóvenes que concluyan su preparatoria”, dijo emocionada la maestra Olga Flor.

 

Un ejemplo

José Carlos recibió su certificado de preparatoria al concluir la misa y ante la mirada de alumnos del preescolar y primaria Baudelio Pelayo.

“Hola. Quiero decirles que sigan echándole ganas para superarse, sus papás quieren verlos orgullosos”, dijo José Carlos a los pequeños.

Por su parte la maestra Carolina Herrera, directora de la escuela Baudelio Pelayo, agradeció a Dios por José Carlos, quien, dijo, es modelo para los niños.

“Es una motivación para nuestros niños, para que deseen seguir estudiando, para muchos es difícil por su situación”, dijo la maestra Herrera.

La maestra Flor, invitó a quienes deseen estudiar en línea a que se acerquen al centro comunitario, de igual manera a quienes quieran apoyar este programa y a estos niños y jóvenes.

 

 

frase…

“A los jóvenes les digo que se sigan superando, sí se puede, échenle ganas. Todo en la vida es alcanzar sus metas, superar sus límites y lograr ser alguien en la vida”.

José Carlos Solís

 

¿Quieres estudiar o apoyar?

Contacto: Centro Comunitario Nuestra Señora de los Dolores

Domicilio: Calle Isla Tiburón #5617 Col. 16 de Septiembre

Teléfono: 511 1998

 

 

Compartir