Adair Margo, historiadora del Arte originaria de El Paso, Texas, realizó hace unos años una tesis sobre la “madre de las Misiones” y se enamoró de lo que esta edificación es y representa. Nos comparte sus hallazgos al celebrarse  350 años de consagración del templo.

Blanca Alicia Martínez

Originaria de la vecina ciudad y proveniente de tres generaciones nativas de El Paso, Texas Adair Margo no puede sino asombrarse del gran tesoro que se halla en esta región fronteriza que tanto ama.

Hace unos años descubrió una preciosa joya histórica del lado mexicano de la frontera en la que han vivido sus antepasados y las nuevas generaciones de su familia. Todo gracias a que uno de sus maestros le hizo voltear la mirada hacia un edificio emblemático para la región, cuyo valor no había dilucidado: La Misión de Guadalupe.

Siendo egresada de la Vanderbilt University (Tenesse, EU) y con estudios en Syracuse University (Florencia, Italia) la esposa del hoy alcalde de el Paso realizó su maestría en Historia del Arte en la Universidad de Nuevo Mexico, y fue gracias a ello que pudo conocer a profundidad el edificio fundacional de Ciudad Juárez que este año celebra 350 años de su consagración.

La Misión de Guadalupe fue el centro de la tesis que realizó Adair Margo para obtener su grado, pero gracias a los estudios que sobre el templo realizó, obtuvo algo más: un profundo conocimiento y amor por las raíces históricas de la zona.

En entrevista con Periódico Presencia, Adair compartió la experiencia de haber palpado hasta sus entrañas a este tesoro de la Iglesia católica de Ciudad Juárez y de la comunidad binacional que en la zona se erige.

En la charla, la experta mostró su admiración por el estado en que este edificio se mantiene, y también el impacto que esta capilla ha tenido en su  propia vida, pues enamorada de lo que representa, llevó algunos detalles de la Misión a su propia casa.

Aquí la entrevista y las imágenes que dan cuenta de este amor.

¿Por que decidió trabajar sobre la Misión de Guadalupe en su tesis de maestría?

Yo estaba estudiando en NMSU y un profesor de Italia vino para hablar con nosotros de la Universidad de Padova, Italia. … Yo antes pensaba que todo estaba ahí en Italia, pero este profesor, Leonel Oppupi, me dijo: ‘hay muchos materiales de los franciscanos en mi Universidad, ¿por qué no escribe su tesis sobre la arquitectura de las misiones franciscanas en Nuevo Mexico?’…yo pensé que era muy buena idea, y entonces en estos días descubrí que esta Misión de Nuestra Señora de Guadalupe, que está a menos de cinco millas de mi casa, era un ejemplo precioso de este tipo de arquitectura que yo quería estudiar.

 

¿Ya la conocía anteriormente la Misión?

Poquito, pero no mucho. Es como la vida es: uno pasa por un lado y nunca ve con ojos que entiendan lo que está viendo, pero después de estos años que fui ahí para estudiar, para ver, para trabajar con el padre Payán, él me dio una escalera para subir hasta el coro, y después de esto yo entendí y me caí en amor con este edificio. Esta es la primera misión en esta region.

 

Durante el trabajo que realizó ¿qué fue lo que mas le sorprendió, algun hallazgo que haya hecho?

Yo no sé si era sorpresa, pero con tiempo uno piensa en lo que es. Pensaba cómo era ésta área histórica de Juarez (y El Paso), cómo era con estas viñas y uvas y con los indios mansos, y con este edificio de la Misión y con talleres y todo esto. Yo no sé, no fue una sorpresa, pero fue una profundización de mi entendimiento, pero fue poco a poco, con tiempo, no fue de un momento, sino de poco a poco. Decir: ‘Mira, esas vigas ¿De dónde vinieron esas vigas?…y con tiempo yo leí, porque eran historias que el padre Orropo trajo, estas vigas que estaban ahí, leí que los mansos mostraron a los franciscanos esta área en las montañas de Las Cruces, y las maderas que son de una área de pinos en las montañas de los órganos (Sierra de los Órganos en Las Cruces, Nuevo México ) y yo pienso que (las trajeron de allá) porque estaba un río, el Río Bravo, que pusieron para arrastrar en en unas balsas, y que flotaran hacia el sur, en el agua, hasta la Misión. ¡Es tan interesante pensar en esto!, pero es poco a poco que va uno comprendiendo mejor este lugar tan interesante donde vivimos.

 

En este sentido ¿Cuál es el valor que tiene la Misión de Guadalupe para esta comunidad fronteriza fundida en una sola  (Juarez-El Paso)?

Es singular, la Misión es el primer edificio y era una iglesia en el Camino Real, entre el centro de Gobierno en México y el centro de Gobierno en Nuevo México, en Santa Fe. Y el lugar era tan importante (porque estaba) a la entrada de Nuevo Mexico. Pero también ver cómo ellos pusieron una iglesia cristiana de los franciscanos combinando la arquitectura de los indios, con adobe y madera, que era muy simple, pero en la forma de una cruz. Y también en lugar de un domo, como se ponía en las Iglesias en el centro de México, pusieron algo muy simple: una claraboya, porque arriba de la cruz de ese edificio es como diez puie mas alto que la nave, entonces hay una ventana  porque el sol de la mañana viene por ersa ventana hacia el altar y pienso que es muy interesante cómo en una frontera, como ellos combinaron estilos, modos de construir,para hacer las cosas mejores, Justas para esta region.

 

Su valor radica más en lo arquitectonico, histórico, religioso? ¿Qué opina?

Pienso en la historia, porque pienso que muchos no entienden que la Misión Madre es Nuestra Señora de Guadalupe, y de nuestro lado, Socorro, San Elizario, pero San Elizario es una capilla, aunque Ysleta es misión. Pero estos de nuestro lado son bebés de Nuestra Señora de Guadalupe y me gusta pensar en esto, porque es un símbolo de nuestra región que nos recuerda que el río y la frontera no pueden dividirnos porque somos familiares: la mama está ahí, y los bebés están en este lado. Porque después de la revuelta de los indios, en 1680, todos los españoles y los indios que vinieron por aquí, fueron primero a Nuestra Señora de Guadalupe y después de esto ellos fueron a sus propios lugares, con nombres del norte, Ysleta del Sur, Socorro del Sur, porque hay un Socorro en Ysleta, Nuevo Mexico, y eran sus pueblos que llegaron para empezar las misiones aquí, pero ellos fueron a su mamá primero, a Nuestra Señora de Guadalupe.

 

Este templo con todos sus detalles y su historia  ¿cómo revela la constitucion que tiene hoy la comunidad Juarez-El Paso, sus relaciones?

Es una sola comunidad, las partes vienen de los dos lados, es una región que cuando está combinada, todos tenemos lo que necesitamos. En aquellos años no era frontera. La frontera son cicatrices de la historia, pero en aquellos días ellos tenían las partes, como la madera de Nuevo Mexico, y lo de acá (los adobes, los indios haciéndolos), y es muy intersante pensar en esto.

 

A 350 años de la consagración de la Misión de Guadalupe ¿en qué debemos fijarnos los habitantes de la zona, qué destaca de este edificio?

Que es un edificio muy bien cuidado, y esta misión todavía está sirviendo a la gente de esta region. Me encanta ir ahí porque siempre tiene gente adentro diciendo sus oraciones. Es como un santuario de la gente de Juárez y de los más pobres, que siempre están ahí adentro.

 

¿Hay algo que quisiera agregar?

Estoy muy agradecida con mi Universidad porque empezó a enfocar mis ojos en mi propio lugar. Y la primera cosa era esta Misión… yo pensaba que todo lo mejor estaba en Italia, yo quería hacer mi tesis ahí, y no es verdad, esta es una región desconocida y hay mucho aquí para compartir. Este edificio (la Misión de Guadalupe) es un patrimonio mundial por lo mucho que habla de muchas cosas, y como digo, está muy bien cuidado. Y sus archivos están muy bien cuidados y todavía estan ahí, no están en Nuevo Mexico o en otras partes,  tienen mucho tiempo ahí y muy bien cuidados. Hace como dos Años, del Instituto Tom Lea, nosotros llevamos cajas para archivos, cajas especiales para cuidar cosas, pero es porque nosotros queremos ayudar, pero yo pienso que ya antes de esto el archivo estaba muy bien cuidado.

 

Por último, sabemos que su casa tiene detalles de la Misión de Guadalupe. que usted se enamoró tanto de este edificio, que llevó detalles a su casa, cuéntenos de esto

Me encanta esta misión, entonces hace diez años, cuando mi esposo y yo construimos una casa, yo sabía que iba a tener vigas, entonces vi a un señor, Agustin Castillo, carpintero que vivió en El Paso, y le dije: ‘Yo quiero este diseño de la Misión, y le mostré fotos, pero él no podía entender, e hizo un ejemplo, pero era muy bajo, y le pregunté, ¿tiene su pasaporte?, entonces lo llevé a Juárez y él estaba enamorado de esta iglesia también, porque dijo que (los cortes en la madera) de estos artesanos antiguos eran muy profundos. Entonces las vigas (en su casa) son más o menos iguales, las puertas también (esta es la mas bonita parte de mi casa, pienso), no son exactamente iguales, pero la influencia esta ahí. Despues empecé con muebles, y le pedí al carpinetro hacer otras cosas con este espíritu de este diseño en la Mision de Guadalupe, para tener esta influencia. Y me gusta verlo y despertarme y recordar este bello edificio de la Misión de Guadalupe.

Compartir