Estos son los retratos oficiales de los 5 nuevos santos

Aci Prensa

 

Cercanos a la canonización de 5 nuevos santos, la Basílica de San Pedro ya luce sus retratos oficiales, destacando el Cardenal John Henry Newman, sacerdote converso del anglicanismo, y la beata Dulce Lopes Pontes, primera santa brasileña.

Cardenal John Henry Newman

John Henry Newman nació en Londres en 1801. Fue ordenado sacerdote de la Iglesia Anglicana, y en 1845 se convirtió al catolicismo siendo ordenado sacerdote de la Iglesia Católica. Tomó como lema “Cor ad cor loquitur” (El corazón habla al corazón), cuando fue creado cardenal en 1879. Murió el 11 de agosto de 1880.

Giuseppina Vannini

Giuseppina Vannini nació en Roma en 1859, a los cuatro años perdió a su padre y tres años más tarde a su madre. Fue acogida en el Conservatorio Torlonia de Roma. Durante unos ejercicios espirituales conoció al P. Camiliano Luigi Tezza y junto a él fundó en 1892 una nueva congregación con el nombre de Hijas de San Camilo. Falleció en 1911.

María Teresa Chiramel Mankidiyan

María Teresa Chiramel Mankidiyan nació 1876 en Puthenchira, en el estado de Kerala (India). Recibió de Dios muchos favores místicos, como tener visiones de la Virgen y de los santos; además a partir de 1909 experimentó los estigmas de Cristo, los que mantuvo siempre en secreto. En 1914 fundó la congregación de las Hermanas de la Sagrada Familia. Falleció en 1926.

Marguerite Bays

Marguerite Bays nació en Suiza, en el cantón de Friburgo en 1815. Hija de agricultores, desarrolló durante toda su vida la labor de costurera. Enfermó de cáncer antes de los 40 años, pero se curó inexplicablemente el 8 de diciembre de 1854, el día en que Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción. Vivió muchas experiencias místicas y experimentó los estigmas. Falleció en 1879.

Marguerite Bays

Marguerite Bays nació en Suiza, en el cantón de Friburgo en 1815. Hija de agricultores, desarrolló durante toda su vida la labor de costurera. Enfermó de cáncer antes de los 40 años, pero se curó inexplicablemente el 8 de diciembre de 1854, el día en que Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción. Vivió muchas experiencias místicas y experimentó los estigmas. Falleció en 1879.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: