Evita estos productos al hacer la compra de Navidad

María Eugenia Brun

 

Es muy fácil perder el norte en estas fechas y no controlarse con las compras de regalos ¡ y de alimentos!

Cuando nos hacemos la compra de alimentos para celebrar la Navidad en familia o con amigos, es muy común adquirir más productos de lo que necesitamos.

“¡Un día es un día! ¡No pasa nada!” Es la frase que escuchamos estos días pero en el fondo sabemos que no es así porque todo lo que compramos no podremos comerlo en un solo día ¡y tampoco vamos a tirarlo!

Y así van pasando los días y muchas veces tiramos todo el esfuerzo que hicimos durante el año para estar sanos y con un buen peso en solo unos días.

Por lo tanto, te invito a no privarte de comer estos típicos y tradicionales productos en estas fechas sino a organizar la compra, para no comprar en exceso o adquirir productos innecesarios. Te animo también a priorizar la calidad, a elegir mejor los alimentos que lleves a casa y a controlar la cantidad que comes.

Aquí algunos alimentos que deberías evitar comprar y alternativas más saludables

 

* Frutos en almíbar. ¡Qué necesidad de elegir una fruta en conserva con elevado contenido de azúcar!

Opta mejor por fruta natural, si no quieres las variedades de siempre opta por otras que tal vez no se consuman con tanta frecuencia y son deliciosas como frambuesas, arándanos, piña, melón, melocotón y van bien en cualquier postre.

 

* Fruta confitada. Son típicas en estas fechas, pese a ser una fruta es un dulce, porque la fruta natural se sumerge en almíbar (80 gramos de azúcar por cada 100 gramos de fruta), de tal forma que pierde su humedad y se logra así conservarla hasta un largo periodo de tiempo.

Por ello una alternativa más sana y exquisita son los dátiles o pasas de ciruela o de uvas, que, al ser frutas secas sin agregado de azúcar, la fructuosa propia de la fruta le confiere el sabor dulce y tiene un índice glicémico más bajo.

También puedes optar por almendras, castañas, maníes, que a pesar de que aportan muchas calorías tienen un gran valor nutricional.

 

* Chocolates falsos. Haga frío o calor los chocolates gustan a los pequeños de la casa. ¡También a los grandes! ¡Y más aún cuando aparecen bajo algún envoltorio con figuras alusivas a la navidad! Pero precisamente esos no son los más sanos porque ofrecen chocolate con leche o simulan ser chocolate, y el primer ingrediente no es el chocolate sino azúcar y le siguen los aceites vegetales como el aceite de palma, grasas hidrogenadas.

En este caso, debemos elegir aquellos chocolates que en la etiqueta ponga como primer ingrediente chocolate o cacao mayor por lo menos al 60 %.

 

* Vino con mucha azúcar, para el brindis no optemos por el primero que encontremos en la góndola, ya que todos son distintos y unos tienen más azúcar que otros.

Los vinos se clasifican según distintos criterios como duración de crianza, variedades de uvas empleadas y contenidos de azúcar.

En función de los gramos de azúcar añadido por litro al final del proceso de elaboración podemos ver en su etiqueta distintas denominaciones: Brut Nature (menos de 3 gramos), Extra-Brut (menos de 6 gramos), Brut (menos de 15 gramos), Extra Sec (de 12 a 20 gramos), Sec (de 17 a 35 gramos), Demi-Sec (de 33 a 50 gramos) y, finalmente, Doux o dulce (más de 50 gramos).

Por tanto, al momento de elegir los más recomendados serían en primer lugar el Brut Nature, luego el Extra-Brut o el Brut.

No olvides que en la Navidad lo importante no centrarse en los regalos ni en la variedad y compra excesiva de alimentos de bajo valor nutricional, sino permitirse disfrutar, celebrar la Navidad desde lo más profundo de nuestro corazón, estar juntos con los seres queridos, compartir con ellos una linda charla, abrazarlos. Elige elaboraciones sencillas, sanas, tradicionales y que no nos quiten mucho tiempo para celebrar juntos el nacimiento de Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: