Jóvenes de diversas ciudades de la república Mexicana se reunieron en esta frontera para realizar actividades en torno a la espiritualidad de san Juan Bosco.

 

Claudia Iveth Robles

Alrededor de 400 jóvenes de diferentes partes de la República participaron en la Asambleas Juvenil que se realizó por primera vez en Ciudad Juárez, como parte del Movimiento Juvenil Salesiano.

 

Al evento, realizado los días 4, 5 y 6 de noviembre, acudieron lideres juveniles de las diferentes asociaciones, oratorios y colegios donde hay presencia salesiana. Llegaron provenientes de Guadalajara, Colima, Zahuayo, Zamora, Mexicali, Saltillo, Monterrey y Piedras Negras.

dsc_0084El encuentro se realizó en tres sedes: el Oratorio Domingo Savio, Oratorio Don Bosco y Oratorio Lupita, donde los participantes vivieron el lema del encuentro: “Jóvenes sin fronteras apostándole al Señor”.

El padre Francisco Enríquez, asesor del Movimiento Juvenil Salesiano dijo que con estos eventos buscan romper la indiferencia y dar a conocer el carisma salesiano que trabaja a favor de niños, adolescentes y jóvenes.

Ana Consuelo Zarate integrante del equipo del MJS, explicó que este movimiento tiene presencia a nivel mundial, y esta es la primera vez que la asamblea se realiza en Ciudad Juárez, pues quisieron mostrar el trabajo que se realiza en esta parte de la república.

“Son chavos líderes de grupo que vienen a formarse, a convivir y a comunicarse… están en comunión conociendo otras asociaciones, otras realidades, lugares distintos y luego regresan a compartir lo aprendido con sus grupos”, explicó Ana.

 

Programa completo

La recepción del evento se realizó el viernes en el Oratorio Domingo Savio, donde los jóvenes conocieron la tirolesa que ahí se construyó, así como la realidad que viven en ese entorno.

El sábado la actividad se realizó en el Oratorio Lupita, donde los jóvenes compartieron la alegría con los niños en la “Brigada de la Alegría”. El domingo en el Oratorio Don Bosco los muchachos participaron en diferentes dinámicas de integración.

“Se trató de ir profundizando a nivel personal el compromiso de compartir la riqueza y de anunciar el Evangelio de Cristo”, expresó el sacerdote salesiano.

Para concluir la asamblea, el sacerdote Hugo Orozco, conocido como el “padre Pollo”, presidió la misa de clausura, concelebrada por sacerdotes salesianos de las diferentes ciudades de la República Mexicana.

dsc_0072

“Ha sido una oportunidad muy linda para profundizar nuestra identidad como Movimiento Juvenil Salesiano. La raíz y centro de nuestro movimiento es Cristo Jesús, lo que Cristo nos revela como amor, lo que hace posible que no muramos”, expresó el sacerdote.

Al final de la misa, los participantes se divirtieron en una amena convivencia.

 

sergio“Es una buena oportunidad para conocer situaciones de otras delegaciones y poder compartir nuestras vivencias… nos trataron como si fuéramos de la propia familia”

Sergio Reza/ 14 años/ Guadalajara

 

 

 

 

 

 

leslie“Esta es mi primera reunión, es una experiencia que todos los chavos deben vivir, además de convivir con las demás personas, aprendes de lo que es Dios y lo compartes…”

Leslie Enríquez/Oratorio Don Bosco