Hoy domingo concluye el Pre Seminario 2018 en el que 83 jóvenes se presentaron para recibir orientación en su camino de discernimiento vocacional…

 

Claudia Iveth Robles

Con una numerosa asistencia arrancó el pasado sábado 21 de julio el Pre Seminario 2018 que este año vivió el lema “Sígueme y te haré pescador de hombres” del Evangelio de Marcos (1,17).

Acompañados de sus familaires y amigos, 83 muchachos de entre 13 y 32 años llegaron al Seminario para iniciar este retiro, atendiendo el llamado de Dios y así vivir una aventura junto a Cristo, a lo largo de una semana.

El padre Luis Maldonado, asesor diocesano de la Pastoral Vocacional, se mostró feliz por la respuesta y el número de asistentes. Dijo que esto fue producto del trabajo del Pre Seminario, que inició hace meses con visitas a parroquias, publicidad en redes sociales y pláticas con los párrocos.

“A todos nos sorprendió esta buena respuesta de jóvenes de El Paso y Ciudad Juárez…es reflejo de todo lo que hemos hecho durante todo el año, un año muy intenso…Muchos jóvenes vienen de parroquias que normalmente no enviaban”, dijo alegre el padre Luis.

Antes de ingresar a la capilla, el padre Luis agradeció a los padres de familia por permitir a sus hijos vivir esta experiencia.

Resaltó que aunque algunos jóvenes vienen de familias desintegradas, “es muy iluminador ver que en medio de las dificultades familiares, sigue habiendo inquietud vocacional”, expuso.

Actividades diversas

Al ingresar al Pre Seminario, los muchachos fueron divididos en dos grupos: uno con integrantes de 13 a 17 años y otro de 18 años en adelante, a quienes durante la semana se les impartieron temas y  actividades dentro de las dimensiones humana, espiritual, apostólica y académica.

“Vamos a estar hablando sobre la formación sacerdotal, sobre la afectividad, con temas de desarrollo emocional y psicológico, para darles herramientas a los jóvenes”, dijo el sacerdote.

Los muchachos también escucharon y vivieron temas sobre el perfil del sacerdote diocesano y su espiritualidad y para abordar la dimensión apostólica, realizaron visitas a diferentes parroquias, donde vieron la actividad pastoral.

Hubo un espacio en el que se entrevistaron con sacerdotes que les ayudaron a discernir su vocación.

En la parte divertida, los pre seminaristas vivieron círculos de lectura, rallys, concursos de conocimiento, música y un día de campo en la alberca.

Previo a la clausura los jóvenes armaron una noche de talentos, donde mostraron sus aptitudes en el canto y baile.

Ingresan

El padre Luis Maldonado explicó que en este Pre Seminario participan 10 jóvenes con quienes se lleva un proceso de acompañamiento desde hace un año y se espera que puedan ingresar al Seminario como alumnos. También hay participantes del CampAdviento y del retiro de Semana Santa que pudieran convertirse en seminaristas, aunque cualquiera que lo desee, podrá ingresar, aclaró.

“Les quiero pedir a todos los fieles a que oren mucho por los seminaristas y pre seminaristas…Estos 83 jóvenes no son fruto de las piedras, sino fruto de la oración de los párrocos y de la comunidad diocesana y del trabajo de la Pastoral Vocacional”, puntualizó.