Septiembre es el mes del testamento desde hace quince años, gracias a un programa de los notarios públicos de la República Mexicana. Hoy un notario local nos explica la importancia de esta expresión de la última voluntad personal y los pasos para realizarla.

 

Ana María Ibarra

Para tener una idea clara de la importancia y de cómo hacer un testamento, Jorge Álvarez Compeán, notario público durante 25 años y actualmente notario auxiliar de la Notaría Pública número 18, compartió en entrevista algunos aspectos importantes.

 

Evitar problemas familiares

Dado que el testamento es un documento que una persona de manera libre y capaz realiza en un acto jurídico mediante el cual dispone de sus bienes, derechos y obligaciones para después de su muerte, no dejar testamento puede implicar una serie de conflictos muy graves entre los familiares.

Así lo explicó el notario:

“No hacer testamento implica conflictos que no sólo pueden llegar a los tribunales, donde la familia se pelea los bienes, sino que se puede llegar incluso a violencia y a perder los lazos familiares”, afirmó.

El notario resaltó la importancia de que las personas, a través de un testamento hecho de manera clara, orientada e informada puedan disponer de sus bienes o de sus derechos para que después de su muerte, su familia no entre en conflicto en cuanto a su voluntad.

 

Una obligación

El entrevistado dijo que el testamento es una obligación de todos los mexicanos, sin embargo, dijo que es muy común que existan supersticiones en cuanto a este tema.

“Hay personas que creen que al hacer el testamento morirán o que dejarán de poseer sus bienes. A manera personal, hace 30 años otorgué mi testamento y estoy todavía aquí, gracias a Dios”, dijo.

Explicó que el testamento surte efecto después de la muerte de la persona, y es hasta ese momento cuando los bienes se trasmiten a sus herederos.

 

Para todos

Hacer un testamento no corresponde es únicamente a los ricos, o quienes tienen muchas propiedades

“El testamento es un documento importante y necesario para todos, incluso el que nada tiene y muere sin testamento también genera una serie de problemas”, dijo el entrevistado.

“Hemos visto discusiones sobre si lo van a cremar o sepultar, dónde sería la ceremonia, cuál cementerio, qué se va a hacer con las cenizas. Si no se establecen cosas muy claras sobre lo que se hará con sus restos, se genera una discusión”, aseguró.

 

También los jóvenes

Explicó que las personas jóvenes también deben de ser cumplidos con esta obligación.

“Los jóvenes apenas están haciendo su vida, pero ellos tienen el valor más preciado que son sus hijos, y se debe pensar en qué va a pasar con los niños si mueren los padres. El tutor testamentario es quien se va a responsabilizar de su educación, su bienestar, de corregirlos y orientarlos, y muchas veces los abuelos no son los mejores calificados”, expresó.

 

Dos pilares

En cuanto a la gente mayor, dijo es  muy necesario el testamento, y para ello dijo que hay dos pilares a tomar en cuenta: quién lo necesita y quién lo merece.

“Créanme que hasta por la imagen de la Virgen de Guadalupe se debe decidir quién se va a quedar con ella, no se diga una propiedad. Otorgar un testamento es asumir una responsabilidad, cumplir con el deber de dejar arregladas las cosas para después de la muerte evitar pleitos, conflictos y producir la armonía que todos necesitan”.

 

¿Dónde y cómo hacer el testamento?

 

  1. Debe hacerse ante un notario público.

“Él tiene la capacidad, la experiencia y madurez para orientar y conducir a la persona sobre lo que se puede o no decir en un testamento, pues no es para lo que se le ocurra a la gente. La ley establece condiciones que se pueden o no poner en un testamento. El notario produce un testamento que es pre-aprobado, pre-autorizado y pre-validado”, explicó.

 

  1. Cuando se deja una carta.

“He visto con agrado que en algunas familias la carta es suficiente y la familia cumple la voluntad, aunque no tiene una obligación legal. Pero cuando muere una persona, si tiene cinco hijos, ya no sólo son cinco opiniones, están los esposos, las esposas, los hijos opinando, e intervienen con un “no te dejes” que implica amenazas, que no deben existir”.

 

  1. Testamento ológrafo, con alguna formalidad y requisitos.

“Debe estar escrito por el puño y letra del testador, con su firma y huella digital, y debe estar idéntico por duplicado. Los dos ejemplares se introducen en un sobre y se llevan cerrados al Registro Público de la Propiedad que es encargado de depositar uno de los ejemplares y el otro, sellado y rubricado, se lo lleva la persona”, explicó.

Ese testamento, agregó, si cumple con todos los requisitos tendrá valor, pero si alguien lo abre antes de tiempo o si se daña, será invalido.

“Depositarlo tiene un costo de 300 pesos, pero es complicado ejecutarlo porque no está pre-aprobado y se tiene que ir con un juez que los abrirá para constatar que sean idénticos, pero si tiene dudas se harán algunas pruebas, se llamarán a testigos, es costoso, y si cumple los requisitos, terminará enviándolo al notario”.

Para ejecutar el otorgado ante notario sólo se requiere el acta de defunción para iniciar el trámite y a las 6 semanas se entrega el título de propiedad a la persona heredera.

“El costo es muy razonable para los deudores, lo costoso son los impuestos al gobierno municipal, el avalúo, y algunas cosas que se requiera cuando es un inmueble habitación”.

 

Mes del testamento y los pasos para realizarlo

El abogado, notario auxiliar, recomendó aprovechar el programa del “Mes del testamento”, que se realiza durante el mes de septiembre.

Paso 1: Se realiza una entrevista con el testador a solas, para determinar su capacidad y que esta coherente para realizar el trámite.

“Hay que ahondar en su “yo” interior para saber lo que quiere la persona. Se cumple con ciertos requisitos, según cada caso, se da una fecha y se piden tres testigos”.

 

Paso 2: Una vez que se firma el testamento, el notario tiene obligación de dar dos registros, uno ante la Ciudad de México en el Registro Nacional de Testamentos, y otro en la dirección del Registro Público del Notariado en la Ciudad de Chihuahua (de esta manera el testamento ni se pierde, ni se mutila ni se esconde).

 

Paso 3: “Cuando la persona fallece, a través del registro civil, se conoce la existencia del testamento y, en el momento en que comparezcan ante un notario o un juez, en cualquier parte de la Republica, se inicia un procedimiento”.

 

Dónde realizarlo

En todo el mundo, en las embajadas mexicanas en Septiembre, mes del testamento, se puede realizar.

En Ciudad  Juárez existen 26 notarias abiertas con notarios que asumen el compromiso de dar  consejo, asesoría y orientación gratuitamente.

 

Costo

“Si la persona opta por realizar el testamento y reúne los requisitos legales, el costo será entre 2 mil a 2mil 300 pesos durante este mes, que es muy debajo de lo que se cobra el resto del año”, dijo el notario Jorge Álvarez Compeán.

 

 

Frase…

 “Me gustaría llamar la atención a los feligreses, pero también a los sacerdotes a que hagan su testamento, aunque no tengan nada, por lo general son hombres humildes, pero el mensaje también es para ellos”.

Jorge Álvarez Compeán, notario auxiliar.

Compartir