Chihuahua tiene el segundo lugar a nivel nacional en caso de embarazos adolescentes…

 

Ana María Ibarra

Ante el alto índice de embarazos en niñas y adolescentes que se registra en la ciudad, estado y país, activista provida advirtió sobre la necesidad de educar adecuadamente a niños y jóvenes en sexualidad y afectividad, pues sólo así se podrá erradicar este panorama.

Blanca Amezaga, directora de Vida y Familia (Vifac), señaló la falta de conciencia, de fe y de alimento espiritual como algunos factores de esta problemática.

 

Antecedentes

En entrevista, Blanca explicó que el fenómeno de los embarazos en la adolescencia comenzó a presentarse hace décadas, con la salida de las madres de familia al ámbito laboral pues dejaron de estar al pendiente sus hijos.

“Esto nos lleva a cuestionarnos quién está educando a los niños. En el mejor de los casos van a guardería. Que las niñas y adolescentes estén pasado por esta situación se debe a no tener una conciencia de fe, no se alimenta el espíritu y el alma, y ese alimento se recibe en la familia”, compartió Blanca.

Agregó la falta de educación y de cuidado lleva a que los niños despierten a una sexualidad más temprana, porque están mucho tiempo solos, conviviendo con niños mayores.

“Este despertar a la sexualidad nos lleva a tener niñas madres de familia. Hemos atendido a niñas madres de familia de 10 años. En las secundarias, tener relaciones sexuales es un juego de reto”, dijo alarmada.

Agregó que existe una promiscuidad en niños y adolescentes lo que es una situación grave. “Tenemos que enfocarnos en la educación de niños y adolescentes en nuestra ciudad y en todo el país. El juego lo están llevando a otro extremo”, señaló.

La directora de Vifac reflexionó sobre el consentimiento de las niñas a las relaciones sexuales, y consideró que es por que están necesitadas de cariño y aceptación que quizá no hallan en la familia.

“Esto nos está rebasando, creo que es una cuestión de salud (pública) y tenemos que enfocar todas nuestras fuerzas y oportunidades para ayudar a los padres de familia a que ellos puedan ayudar a sus hijos”, afirmó.

 

Todos involucrados

Ante la problemática, inició una serie de programas que imparte en secundarias y preparatorias.

“Mi misión es apoyar y capacitar a la mujer embarazada en estado vulnerable ofreciéndole alternativas para su desarrollo, pero no podemos quedarnos de brazos cruzados al saber la problemática. Por eso empezamos a impartir temas de dignidad, educación integral de la educación sexual y plan de vida”, explicó Blanca.

Con estos programas, impartidos en secundarias y preparatorias Vifac ha observado una disminución en los casos de embarazos de alumnas de estos niveles.

“Hemos tenido buenos resultados ayudando a bajar la tasa de embarazos. Después conocimos el programa Saber Amar, se hizo la actualización con la problemática del estado de Chihuahua y lo llamamos Formando Corazones por Saber Amar y trata sobre afectividad y sexualidad”, compartió.

Con estos esfuerzos, Vifac desea formar a padres, maestros, niños y adolescentes en la sexualidad y afectividad, pues en las familias no se habla de eso y es impresdindible, dijo.

Frase…

“Lo importante es que los padres se preparen para hablar con sus hijos. Cuando son adolescentes parece que se alejan de nosotros, pero es cuando más necesitan que estemos cerca. Si un hijo te rechaza es cuando más te está pidiendo ayuda”.


Estadísticas en Chihuahua

Chihuahua ocupa el segundo lugar a nivel nacional en madres adolescentes con un porcentaje de 20.9 nacimientos registrados de mujeres menores de 20 años de edad, sólo superado por Coahuila que registra un porcentaje de 21.7.

Ciudad Juárez se encuentra en el tercer lugar a nivel nacional con más embarazos en adolescentes con una tasa específica de fecundidad (embarazadas por cada mil habitantes) de 85.98.

En el caso de Chihuahua, se encuentra en el número 18 a nivel nacional con una tasa específica de 63.18, de acuerdo al Programa de Acción Específico en Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes.

Chihuahua, Ciudad Juárez, Cuauhtémoc, Guadalupe y Calvo y Guachochi son los municipios con más casos de embarazos adolescentes; esto relacionado al número de habitantes, pobreza, violencia sexual.
De acuerdo a un muestreo elaborado por el Instituto Chihuahuense de las Mujeres, la causa es que se trata de una sociedad con menos información sobre sexualidad.