Impone obispo ceniza y convoca a la conversión

  • Es el primer día de la Cuaresma donde se da comienzo a los cuarenta días de ayuno antes de la Pascua en la Iglesia.

 

Diana Adriano

 

El obispo don José Guadalupe Torres Campos inauguró este miércoles, con la imposición de la ceniza, el tiempo litúrgico de la Cuaresma. Presidió la Santa Misa en la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, donde los fieles se congregaron a temprana hora del día para recibir este signo sacramental.

El obispo recordó a todos los asistentes que, quienes reciben la señal de la cruz en la frente o cabeza, pueden sentirse perdonados para empezar así su sacrifico de Cuaresma.

“Es un tiempo de preparación del corazón para el encuentro con Cristo en el misterio Pascual, el Misterio Pascual es el fundamento de nuestra fe, por esto Jesús en el evangelio nos invita a cambiar la raíz del pecado y nos propone este camino de fe y conversión”, mencionó.

 

Tiempo de conversión

De igual manera, invitó a toda la comunidad de fieles a tomar este tiempo para arrepentirse de los pecados y de cambiar algo dentro del propio ser para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.

Por ello, la Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna, recordó.

“En este tiempo es muy importante la oración, el ayuno y limosna. Muchas veces nos olvidamos de la oración pero tenemos que saber esperar, hacer justicia con Dios dándole el crédito que merece, y confiar en Él“, agregó.

Al finalizar con su homilía, el obispo comentó algunos fragmentos del mensaje del Papa Francisco para esta Cuaresma 2020, en el que resalta la invitación a vivir con alegría el encuentro con Jesús y acercarnos a la reconciliación con Dios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: