Presencia

PALABRA Y TESTIMONIO DE LA IGLESIA CATÓLICA EN CIUDAD JUÁREZ

Local

Iniciarán 25 muchachas acompañamiento vocacional

Ana María Ibarra

Después de haber tenido un encuentro consigo mismas y un encuentro con Dios a través de las primeras dos jornadas de este ciclo, 34 jóvenes concluyeron la tercera Jornada Vocacional con una respuesta concreta, 25 de ellas decididas a iniciar un proceso vocacional en una congregación específica.

La jornada, que se llevó a cabo del 24 al 26 de mayo, concluyó con una misa en la capilla de la Casa de Jesús, presidida por el padre Luis Maldonado, responsable de la Pastoral Vocacional Diocesana.

Respuesta al llamado

La hermana Mónica Moreno, Oblata de Santa Marta y coordinadora de la jornada, compartió que en esta tercera fase las jóvenes conocieron las distintas opciones que tienen vocacionalmente: el matrimonio, la soltería y la vida consagrada.

“Dedicamos un tiempo más específico a conocer qué es la vida consagrada. Conocieron qué es un carisma, los distintos carismas de las hermanas que colaboramos en pastoral vocacional”, explicó.

Dijo que Algunas de las participantes hicieron opción a la vida matrimonial, pero muchas optaron por comenzar con un proceso vocacional con alguna congregación específica, sintiéndose llamadas por Dios

“La mayor parte de las congregaciones van a atender de una a tres jóvenes, somos once congregaciones, y creo que casi todas tuvieron al menos una joven que optó para llevar un acompañamiento”, agregó.

Así, dijo, se logró el objetivo que la Iglesia está pidiendo: no hacer eventos esporádicos, sino  dar acompañamiento que las pueda llevar a un buen discernimiento para que hagan su opción vocacional.

“Lo importante es que encuentren su vocación. Una joven realizada es una buena católica que, ya sea casada, consagrada o soltera, puede dar muchos frutos para la Iglesia, es lo que nos está pidiendo el papa”, señaló.

Círculos vocacionales

La hermana Mónica, pidió a la comunidad seguir orando por las vocaciones y ser promotores vocacionales.

“Un promotor vocacional es siempre. La real promoción vocacional es dar un buen testimonio de vida consagrada”, sentenció.

Informó que en septiembre e iniciarán los círculos vocacionales una vez al mes, en el Seminario, y las jornadas se realizarán en noviembre, febrero y mayo.

“Invitamos a todos los párrocos y comunidades que promuevan las vocaciones en todas estas áreas y cuando vayamos a empezar de nuevo, animen a las jóvenes y los jóvenes a venir a los círculos vocacionales. Ayúdenos a ser promotores, Dios sembró una semilla que nos dice que todos somos promotores vocacionales”, finalizó.

 

 “Fue una experiencia diferente. Desde las primeras jornadas sentí un llamado. En el transcurso de la segunda a la tercera  fue un discernimiento duro porque tenía miedo a la respuesta. Pero al llegar aquí todo ese miedo quedó fuera. Me siento en paz, me siento feliz con la respuesta que le dí al Señor. Invito a las jóvenes que no tengan miedo de preguntarle al Señor qué quiere de ellas”.

Paola Edith, 21 años, San Lorenzo. Proceso: Oblatas de Santa Marta

 

“Esta última jornada me abrió el panorama de las congregaciones, fue confuso, pero me sentí más fuerte. El señor abrió mi corazón. Me voy feliz de todo lo aprendido. Las hermanas hacen un trabajo muy importante para quienes estamos en busca de nuestra vocación o en busca de responder a ese llamado que Dios nos hace. Fue una experiencia maravillosa, se la recomiendo a cualquier chica que esté buscando su llamado”.

Cinthia Nayeli, 20 años, Nuestra Señora de la Esperanza. Proceso: Oblatas de Santa Marta.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *