Para ofrecer un espacio de sanación a las familias juerenses, la parroquia Nuestra Señora de la Paz ofrecerá un seminario-taller dirigido por un sacerdote proveniente de Uganda, que ha trabajado este tema en todo el mundo…

 

Blanca Alicia Martínez

El sacerdote ugandés Yosefu-B Ssmakula llegará a Ciudad Juárez para impartir un seminario-taller de sanación de la familia, que se ofrecerá como un espacio en el cual las familias se conviertan en instrumentos de paz para esta ciudad azotada por la violencia.

El evento se realizará los días 9, 10 y 11 de febrero en el Gimnasio de Bachilleres, gracias a la iniciativa de la comunidad parroquial de Nuestra Señora de la Paz.

“Con tantos años de violencia, tantas situaciones que han hecho sufrir a nuestras familias hemos decidido traer este seminario. Ya lo decia el Papa Francisco cuando vino a Ciudad Juárez: tantos sufrimientos que el Señor quiere sanar, por que nos ha dicho ‘He venido para que tengan vida en abundancia’”, dijo monseñor René Blanco, párroco de la comunidad organizadora.

Explicó que a dos años de que la ciudad recibió la visita tan especial del Vicario de Cristo, la comunidad debe recordar el mensaje del papa de construir puentes, en lugar de muros.

“Y se refiere a no construir muros de rencor, de resentimiento, sino de amor y reconciliación…y esto comienza construyéndose en el seno familiar, donde aprendemos el amor”, dijo monseñor Blanco.

 

Religiosa promueve

Para promover este seminario y ofrecer información previa a su desarrollo, el pasado viernes 5 de enero llegó a la diócesis la hermana María Cristina Ramírez, religiosa de la Comunidad de Misioneras de Nuestra Señora de la Eucaristía, quien apoya a la comunidad de la parroquia Nuestra Señora de la Paz en la organización del evento y ha trabajado al sacerdote expositor.

En entrevista con periódico Presencia, la religiosa explicó que la familia es un sistema que se ve impactada por diferentes frentes, desde las decisiones que se toman, las palabras que se dicen y por el enemigo que actúa de diferentes maneras para dañarla.

“En el seminario vemos un bloque muy fuerte en el que que descubrimos cómo trabaja el Enemigo en nuestras vidas,y ahí queremos tomar conciencia a profundidad de esta realidad. El padre Yozefu nos explica que el bloqueo más fuerte que genera el enemigo es la falta de perdón, que no permite que la gracia de Dios actúe en nostros y en nuestra familia”, aseguró.

“Hay muchos testimonios en este sentido. Dice el padre Yozefu que la falta de perdón es lo que más le agrada al maligno… y debemos darnos cuenta de que el perdón es una  decisión, con la gracia de Dios, pero una decisión”, aseguró.

 

Seminario completo

La hermana Cristina explicó que en un primer bloque en el seminario, los asistentes estudian la Imagen de Dios para descubrir tres aspectos: La Voluntad de Dios, el castigo (entender que Dios no castiga) y la verdadera Cruz que nos lleva a la salvación (diferenciarlas de la ‘cruz’ que se carga por malas decisiones).

Un segundo bloque se titula “nuestro sistema” y analiza la familia desde cinco puntos cardinales: saber que somos espíritu y materia, el libre albedrío, la familia (somos creados como seres vinculados y todo lo que afecta a la familia me afecta a mi), la toma de decisiones y la oración.

Finalmente, un tercer bloque del Seminario se refiere a la presencia del Maligno en la vida de la familia.

“Dentro de deste bloque es tomar conciencia a profundidad de cómo trabaja el enemigo y cómo caemos tan fácil en el pecado, porque el mentiroso siempre está al acecho y tiene esas cuatro puertas, dice el padre Yozefu”, dijo la religiosa al referirse a los cuatro aspectos que el sacerdote expositor explica como bloqueos a la persona y a la familia para permitir la acción de la gracia divina

Estos cuatro aspectos son: la falta de perdón, traumas en la niñez, actividades de ocultismo y las ataduras familiares.

Este tercer bloque éste incluye actividades de taller: hacer un examen de conciencia y luego una renuncia expresa a Satanás, así como una enseñanza y práctica de la oración.

 

Tres días

La religiosa dio a conocer que el seminario se realiza en tres días por que se abarcan muchos temas y se trabaja en taller, es decir, en la práctica.

Pero cuestionó: “¿Se le hacen mucho tres días, le cuesta mucho? ¿o prefiere seguir sufriendo?” .

Finalmente, tanto la hermana Cristina como monseñor René Blanco, pidieron a la comunidad oraciones por abundantes frutos espirituales de este seminario para la diócesis.

“A dos años de la visita del Papa Francisco tenemos que seguir construyendo puentes de amor”, concluyó monseñor Blanco.