Estos son algunos programas, grupos e instituciones de la Diócesis de Ciudad Juárez que impulsan a las familias a seguir siendo luz en medio de la sociedad.

 

Ana María Ibarra/ Claudia Iveth Robles

 

  1. Madres Responsables (MARES)

Desde la década de los 70´s el fenómeno de las madres solteras surgió en la frontera, mujeres solas a cargo de sus hijos y sin un apoyo.

Con los años, el número de familias de este tipo fue creciendo y ante la necesidad de atenderalas, en 2004 el Movimiento Familiar Cristiano (MFC) inició el servicio llamado Madres Responsables (MARES).

El objetivo de MARES es que las mujeres que crían solas a sus hijos recuperen su autoestima, que se sientan amadas por Dios y que se sientan parte de una comunidad, reconociéndose como familia.  

Mares ofrece un programa de formación (ciclo básico), que se imparte durante tres años con temas de desarrollo humano, fe cristiana y maternidad responsable.

“Del 2007 al 2015 se impartieron 7 retiros kerigmáticos con poca asistencia, y fue en los años 2016 y 2017 cuando 140 mujeres fueron evangelizadas”, compartió María Luisa Hernández, coordinadora de MARES.

Actualmente son 120 mujeres activas en la membresía de MARES, presentes en 16 parroquias de la diócesis.

MARES llegó incluso a mujeres recluidas en el CERESO, quienes cursan actualmente los niveles 1 y 2 del ciclo básico.

Próximo retiro

El próximo retiro de MARES será el 10 y 11 de noviembre de este año por lo que MARES pide a la comunidad su apoyo haciendo extensa la invitación a más mujeres, para que asistan.

 

Cómo apoyar

“De la comunidad pedimos apoyo para hacer llegar este mensaje a más mujeres, y

comprensión porque todavía necesitamos más promotoras”, dijo.

MARES

Contacto: María Luisa Hernández Cel. 197 55 08

 

  1. Centro Educativo Yermo y Parres

Desde hace 16 años en esta diócesis, las hermanas Siervas del Sagrado Corazón y de los Pobres, ofrecen atención a las familias de escasos recursos a través de la educación integral en el Centro Educativo Multicultural Yermo y Parres, para alumnos de primaria, secundaria y preparatoria.

Las religiosas y docentes buscan incidir en el desenvolvimiento de niños y jóvenes tanto en lo académico como en el arte, teniendo como inspiración la espiritualidad y el carisma de su fundador, el padre José María Yermo y Parres.

“Como institución buscamos cubrir una necesidad real en las familias del sector. Padres y madres trabajadores de maquiladora con un horario muy extenso que dejan a sus hijos solos o en la calle. Para ellos tenemos el horario extendido con actividades para el desarrollos de niños y jóvenes”, compartió la hermana Lourdes, superiora.

Con actividades como música, danza, pintura, ajedrez, y talleres como carpintería, estética y costura, la comunidad educativa Yermo y Parres protege a sus alumnos del pandillerismo y los vicios, además de brindarles conocimientos mediante los cuales se renueva el ambiente familiar.

“Es una nueva forma de contacto en las familias, los niños comparten sus experiencias con sus padres y éstos a su vez hacen un compromiso con ellos y con la escuela de participar y apoyarlos, además de que también procuramos la formación para los padres en lo espiritual, humano y personal”, dijo la religiosa.

Cómo apoyar

La superiora se refirió al apoyo que esta obra requiere de la comunidad y ennumeró principalmente la oración por las religiosas y para que haya más vocaciones. Pidió que quienes conozcan algún niño necesitado, lo canalicen a la institución y por último, dijo que sonm bienvenidos todo quienes puedan ayudar económicamente para seguir sosteniendo esta labor. Igualmente invitó a integrarse como voluntarios o docentes.  

CEMYP:

Puerto Anzio # 1804, Tierra Nueva, 32599

Contacto:  647-70-87

 

  1. Voluntarias Vicentinas y programa de becas

Apoyar a las familias con la educación de los hijos es la labor que desde 1998 realiza Voluntarias Vicentinas a través del programa de becas para alumnos de bajos recursos, desde primaria hasta universidad.

“Las becas se dan por un estudio socioeconómico, que el niño o joven tenga ganas de estudiar, aunque no tenga un promedio alto, que vaya con  responsabilidad al estudio”, dijo Margarita Peña de Hidalgo, coordinadora del programa de becas.

El apoyo consiste en ayudarles a pagar inscripciones y colegiaturas, pero también formarlos en valores a través de reuniones mensuales donde les imparten temas de espiritualidad, sexualidad y salud, así como de civismo.

Margarita dijo que al principio los temas eran solo para los becados, pero al ver que los padres y madres de familia los esperaban, decidieron ofrecer también una charla para ellos.

“Les ofrecemos el mismo tema pero con diferente expositor y siempre buscamos personas capacitadas y profesionales en cada tema”, dijo Margarita.

Aunque al inicio algunos papás acudían por obligación, el objetivo de voluntarias era que se enamoraran del servicio y descubrieran el regalo que es de parte de Dios y así ha sido.

Voluntarias Vicentinas han visto graduarse varios  profesionistas, y esto se debe a la labor en conjunto de padres, alumnos y voluntarias que fungen como tutoras.

“Detrás de cada becado hay una tutora vicentina que lo está apoyando de manera integral”, dijo Margarita.

Voluntarias Vicentinas

Contacto: Casa Vicentina. Tel 616 8536

 

Ayuda para apoyar

El sostenimiento de este programa es a través de proyectos, uno de ellos es el redondeo en tiendas de autoservicio, por lo que Margarita invitó a la comunidad a participar donando sus centavos.

“Queremos que la comunidad tome conciencia de la cultura del redondeo. El redondeo es una realidad para apoyarnos a nosotros y a otras instituciones. Es un proyecto efectivo. Con esos centavitos nos ayudan mucho. Los invitamos a decir “sí” al redondeo”, invitó.

 

  1. Somos Familia de Dios (Divorciados Vueltos a Casar, DVC)

Con el objetivo de dar acompañamiento pastoral a las parejas de divorciados vueltos a casar, y así atender y apoyar a familias en esta circunstancia, el Movimiento Familiar Cristiano abrazó el servicio a los divorciados en segundas nupcias en el año 2010 con un material de pastoral, sin embargo fue en el 2017 cuando se concretizó y se entregó el primer libro para un ciclo básico de formación de dos años.

Actualmente son 18 parejas que viven el ciclo en las parroquias San Mateo, Jesús El Salvador, Nuestra Señora de la Consolación, Santa Inés y Todos los Santos.

“Es un apostolado nuevo en la Iglesia, es un acompañamiento que está teniendo muchos frutos en las parejas”, compartieron Osbaldo y Paola Quintana.

DVC tiene como promotores a Patricia y Antonio Urbina y como asistente encargado a el padre Amadeo Ruíz, párroco de la comunidad Todos los Santos.

El ciclo DVC inicia con un retiro que incluye temas sobre los hijos, los ex cónyuges y la manera de relacionarse con ellos.

“En estos grupos DVC las parejas aprenden a vivir con su situación, a perdonarse y aceptar a los hijos de la pareja, a los hijos propios y, si fuera el caso, a los hijos de ambos”, explicaron en una entrevista en el 2017.

Próximo retiro

Osbaldo y Paola invitaron a las parejas que se encuentren en esta situación a estar atentos para el próximo retiro.

“Calculamos en diciembre terminar el primer libro y en enero estaremos iniciando un nuevo ciclo. Empezaríamos con otro retiro. Nos sentimos contentos y bendecidos, Dios se manifiesta de muchas maneras y en este caso hablamos de parejas comprometidas, haciendo labor social en la comunidad y en el movimiento, no solo ellos, sino también sus hijos”, finalizó Paola.

DVC

Contacto: Osbaldo y paola Quintana Cel. 708 1168

 

  1. Casa Evangelina

En la colonia Satélite se encuentra la Casa Evangelina, la cual es atendida por religiosas Hijas del Sagrado Corazón, cuya misión es la orientación socio moral de adolescentes y jóvenes, la preservación de niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en peligro moral.

Con este servicio a niños de entre 4 a 13 años, la Casa Evangelina se erige como un gran apoyo a familias con algunos problemas, pues la mayoría de los huéspedes son hijos de madres solteras, con situaciones de vida muy difíciles.

Esta obra permite que las mujeres puedan seguir trabajando para conseguir el sustento, mientras sus hijos menores reciben un buen cuidado. Los niños están en la Casa hogar de domingo en la tarde a viernes por la tarde, y pasan dos días en sus casas.

La madre María del Rocío Rivas, superiora de Casa Hogar Evangelina, dijo que los niños de kínder van a la escuela en la mañana y los de primaria y secundaria, en la tarde, así hay oportunidad de ofrecerles un trato más personal.

En la casa los niños pueden practicar deporte y además reciben catequesis.

Actualmente cuatro hermanas atienden a 36 niños en la casa hogar.

Cómo apoyar

Las religiosa invito a la comunidad que desee apoyar pueden hacer llegar ropa u artículos de higiene personal, así como material escolar para los menores.

 

Casa Evangelina

Calle Neptuno #1850 Col. Satélite

Tel. 687 0761

 

  1. Casa Eudes

La misión de esta obra atendida por religiosas de Nuestra Señora de la Caridad es ayudar a la mujer en dificultad y apoyar así a su familia. Por ello atiende a niñas de primaria, secundaria y preparatoria, a quienes acoge cuando vive en situaciones de desintegración familiar y de escasos recursos.

Las menores de Casa Eudes son hijas de madres solteras o de matrimonios desintegrados donde la mamá tiene que trabajar por el sustento y sus horarios les dificultan la atención de los hijos.

En Casa Eudes las niñas (desde primaria a preparatoria) reciben hospedaje, alimentación y las llevan a la escuela, además de que vigilan que realicen sus tareas y que colaboren con labores domésticas.

Las niñas permanecen de domingo a viernes y el fin de semana van a sus casas.

La superiora, hermana Clara María, explicó que las madres de familia pagan una cuota simbólica como una forma de reponsabilidad con sus hijos.

Las religiosas atienden en esta obra hasta 60 menores.

Cómo apoyar

Las religiosas piden a la comunidad oraciones y apoyo económico para el pago de servicios  alimentación y algunos gastos de mantenimiento.

Casa Eudes

Blvd Gómez Morín/ Col. Partido Senecu

Teléfono: 617 5955

  1. Casa de Jesús

Al igual que la Casa Eudes y Casa Evangelina, la Casa de Jesús, atendida por religiosas Hijas del Sagrado Corazón de Jesús se dedica a la preservación y orientación de la mujer en general, como un apoyo a la famillia.

Actualmente atiende a 24 niñas de 4 a 12 años, quienes viven de domingo a viernes por la noche y los fines de semana van a sus casas, con sus familias.

La hermana Francisca Teresa Meza, dijo que en Casa de Jesús trabajan cuatro pilares para la formación de las niñas: instrucción, evangelización o catequesis, disciplina y trabajo.

Realizan diversas actividades cada día: canto, danza, natación, computación y alguna manualidad.

A las mamás de las niñas se les pide una contribución voluntaria, para que colaboren en la formación de sus hijas, que actualmente está a cargo de cinco religiosas, cada una asignada a una labor específica.

 

Cómo apoyar

La religiosa dijo que Casa de Jesus expide recibos deducibles de impuestos, por lo que cualquier donativo que reciban.

 

Casa de Jesús

Domicilio: Calle Primavera #1366  

Telefono: 617 5337

  1. La Ciudad del Niño

Mediante esta obra fundada por monseñor Baudelio Pelayo, las Misioneras de María Dolorosa han apoyado a la familia durante más de 60 años atendiendo a niños de familias desintegradas o madres y padres solteros o viudos, para que puedan seguir con su formacion educativa y espiritual.

En esta obra se reciben a niños y niñas de 4 a 9 años es decir, en edad primaria.

Los niños viven en la Ciudad del Niño domingo a viernes. Asisten a la escuela ubicada en la misma obra, comen, realizan sus tareas y también tienen diversos talleres.

La Ciudad del Niño es atendida por siete religiosas, apoyadas por mujeres que colaboran para dar un mejor servicio a los infantes.

Cómo apoyar

Lidia Ornelas, MMD, directora de la Ciudad del Niño, pidió a la comunidad su apoyo con alimentos, que es lo que más se necesita para que los niños desayunen, coman y cenen adecuadamente.

Pueden llevar a la ciudad del Niño cereal, papas, huevo, entre otros alimentos.

 

Ciudad del Niño

Calle Holanda 1620 enfrente del Panteón Tepeyac

Teléfono: 610 1808