La Iglesia se hace presente

  • Aquí algunas recomendaciones de la Iglesia local para enfrentar la crisis por la epidemia generada por el Covid19

 

Diana Adriano

El sacerdote Roberto Luna, párroco de Corpus Christi, y licenciado en Historia de la Iglesia, recordó cómo esta institución, a lo largo de la historia del mundo, se ha hecho presente para atender y acompañar a las personas enmedio de crisis como las epidemias.
Y recomendó a provechar este tiempo para adentrarnos en un tiempo de oración y reflexión, que nos permita ver lo que Dios quiere y necesita de sus hijos.
En entrevista con Presencia, recordó que a lo largo de la historia han surgido varias pandemias como la del sarampión, que provocó hasta 200 millones de muertos en el mundo, la peste bubónica, que provocó la muerte de más de 12 millones de personas, así como la Gripe Española, con más de 50 millones de fallecidos.
“La presencia profética de la Iglesia atendiendo a los enfermos, ha sobresalido a lo largo de la historia, al tener a la Iglesia como madre que se hace presente”, dijo.
Afirmó que la Iglesia tiene claro que “somos peregrinos en esta tierra y qué nuestro destino final es la Patria Eterna” y “de ahí tenemos que caminar con amor y una visión paternal”, añadió.
El sacerdote destacó la importancia de que en estos tiempos de crisis, se haga oración, la cual fortalece y acrecienta la fe.
“La oración es el aumento de la amistad con Nuestro Señor, por la unción del Espíritu Santo, y nos da luz para discernir precisamente lo que Dios quiere en estos momentos. Recordemos que nuestra voz está iluminada por la fe e ilumina nuestra esperanza”, mencionó.
Por ello convocó a todos a intensificar la oración, pero también el ayuno y la penitencia, que se ofrecen como sacrificio en este tiempo Cuaresmal, teniendo fe en que Dios será la recompensa y la respuesta a todos los problemas.


Estas son las recomendaciones para visita a enfermos

Por su parte, el sacerdote Felipe de Jesús Juárez, asesor de la Pastoral de la Salud, dio a conocer indicaciones que los ministros de Comunión deben seguir al visitar a los enfermos.
“El señor obispo dispone que, dada la precaución necesaria, se deben seguir ciertos cuidados como portar un cubreboca, cargar y usar gel antibacterial, todo con el fin de no descuidar el problema y evitar así el riesgo de contagio”, mencionó.
Pidió no entrar en pánico, pero sí tomar precauciones así como seguir las indicaciones de las autoridades médicas y de salud , pues “son las que nos puede Iluminar al respecto”.
“Estar siempre atentos a la indicaciones de los expertos en salud y la información que nos ayuda a ir previniendo la propagación de esta enfermedad. Deberemos resguardarnos prudentemente, así como informarnos para no ser víctimas de la ignorancia y del peligro real y no del miedo irracional de lo que pasa”, finalizó.


Dan indicaciones a obras católicas para migrantes

En una carta dirigida a los coordinadores diocesanos de Pastoral de Movilidad Humana, a los directores de los centros de atención a migrantes y a los agentes de pastoral de movilidad humana, la Dimensión Episcopal de la Pastoral de la Movilidad Humana dio instrucciones para la atención a migrantes en medio de la crisis sanitaria que se enfrenta por el coronavirus.
La carta, firmada por el obispo don J. Guadalupe Torres Campos, quien es el encargado de esta dimensión a nivel nacional, pide atender “las medidas sanitarias de prevención y tratamiento que la Secretaría de Salud ha establecido para protegerse ante el contagio del COVID-19”.
Ennumera consideraciones para tener en cuenta en los centros de atención al migrante y otros centros de ayuda, en lo que se refiere al ingreso y estancia de migrantes, así como también para el personal que colabora en tales obras.
Estas son las instrucciones:
1. El ingreso de las personas deberá ser atendido por personal médico que, al identificar algún síntoma de enfermedad pueda ser canalizado a algún centro de salud cercano al domicilio.
2. Las personas que se encuentran ya en nuestros centros de atención al migrante deberán ser valoradas médicamente por algún síntoma que pudieran presentar.
3.- El personal que labora y colabora con nosotros, tengan especial atención en la limpieza e higiene del centro, así como de las personas. Implementar el uso de gel antibacterial y el lavarse las manos constantemente como lo indica la Secretaría de Salud.
4. Para evitar el hacinamiento en los horarios de alimentos, es necesario organizar grupos pequeños para ingresar a los comedores es o espacios donde se proporcionan.
5.- De acuerdo a las posibilidades propias, en comunión con sus respectivos obispos y atendiendo las indicaciones que la Secretaría de Salud va emitiendo a través de las diferentes instancias de gobierno, unamos esfuerzos para que las acciones realizadas sean en favor de los hermanos migrantes, de sus colaboradores y de ustedes mismos.
La carta finaliza pidiendo la intercesión de Santa María de Guadalupe y la solicitud a seguir unidos en la oración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: