Claudia Iveth Robles 

Bajo el lema “Ven y Sígueme”, los días 2, 3 y 4 de febrero se realizó la segunda fase de la Jornada Vocacional Femenil,  a la cual acudieron 50 jóvenes que decidieron seguir su proceso de discernimiento.

EL encuentro se realizó en la Casa de Ejercicios de la diócesis, donde 11 congregaciones religiosas acompañaron a las jóvenes en este proceso de descubrir a qué las llama Dios.

Gabriela Durán, religiosa dominica promotora vocacional femenil recordó que en la primera fase de la jornada se reforzó el encuentro personal, mientras que en esta segunda se trató de profundizar en la vocación cristiana y en la persona de Jesucristo en el contexto histórico en su Pasión, Muerte y resurrección.

“Lo que queremos es que ellas profundicen en el llamado a ser otro Cristo aquí en la tierra, independientemente de la vocación específica que elijan”, dijo la religiosa.

Agregó que buscan prepararlas como cristianas felices, que sigan al Señor Jesús y se conviertan en cristianas comprometidas con su entorno, y si es el caso, en buenas y felices religiosas.

“Sembrar esa semillita es un privilegio que el Señor nos concede: ver el inicio de esos frutos es algo muy bonito”, aseguró.

 

Plática con Dios

La misa de conclusión del retiro se realizó el domingo 4 de febrero, presidida por el padre Luis Maldonado, promotor vocacional de la diócesis, quien recordó a las jóvenes que Dios siempre nos llama a ser mejores cristianos, mejores seres humanos y discípulos del Señor.

“Chavas, si un día Dios quiere, van a ser mujeres consagradas para Dios y no van a hacer otra cosa que predicar la Palabra de Dios, hablar al mundo de Dios. Y esta va a ser su obligación, dar testimonio, llevar la luz a la oscuridad, esa va a ser su tarea”, les dijo.

Y les pidió compartir con su testimonio la alegría que brota del encuentro, del diálogo, de la profunda experiencia del cristiano con Dios.

“¿Quieres predicar el evangelio?, ¿quieres consagrarte al Señor?, entonces ora, dialoga, platica con tu mejor amigo que es Jesús y descubre en la profundidad de la oración la misión a la cual Dios te está llamando”, finalizó el sacerdote invitando a las muchachas a pasar horas frente al Santísimo para escuchar a Dios.

Al final del encuentro las religiosas del equipo de Pastoral Vocacional recordaron a las muchachas que la última fase de esta Jornada se vivirá el próximo mes de mayo.

 

Felices por participar

“Me voy muy feliz, la verdad, es mi segunda jornada y me he encontrado más con Jesús”

Marlene Segovia/ 18 años/ María Reina del Universo 

 

“Me llevo una gran experiencia, el seguir a Jesús a donde Él me llame… la convivencia fue muy fraterna”

Galilea Villa/18 años/ San Francisco de Asís

 

“Esta es mi segunda jornada y ha sido un gran cambio en mi vida. Esta es una gran oportunidad para todas las mujeres de discernir lo que realmente Dios quiere para nosotros”

Evita Pérez/21 años/ Santa Teresa de Jesús 

 

“Me llevo muchas experiencias. Quizás entramos con miedo, pero me llevo el propósito de cambiar cuestiones en mi vida. Y en la convivencia con las hermanas o con las demás jóvenes aprendimos cosas nuevas”

Bianca Facio/ 17 años/ Santa Rosa de Lima