La actividad inaugural de este nuevo proyecto para adolescentes en la diócesis, se realizó en la Parroquia Santa Teresa de Jesús, una de las diez que ya comenzó con esta nueva apuesta de evangelización.

 

Claudia Iveth Robles

Con una misa presidida por el padre Mario Manríquez y concelebrada por el diácono transitorio Gustavo Balderas, el pasado domingo 9 de septiembre se dio por inaugurado el proyecto Life Teen en la Diócesis de Ciudad Juárez.

El diácono Gustavo Balderas, quien fungirá como coordinador de este nuevo proyecto, dijo que consiste en un trabajo directo con los adolescentes de la diócesis, y estará a prueba en los siguientes meses.

“Fuimos a conocer el proyecto Life Teen, es un programa que utilizan los hermanos de Estados Unidos. Tiene varias líneas de trabajo y nosotros nos enfocaremos en el área de adolescentes a través de dos ejes: catequesis, dinámicas y Jesús Eucaristía”, explicó.

Misa de inicio

En el evento inaugural de Life Teen se hicieron presentes los adolescentes de las diferentes parroquias que ya forman parte de este proyecto: Corpus Christi, San Martin de Porres, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Todos los Santos y San Judas Tadeo.

También de San Mateo, Santos Mártires Mexicanos, Santo Niño de Atocha, Santa Teresa de Jesús y la preparatoria del Seminario Conciliar.

El padre Mario Manríquez celebró la misa inaugural del proyecto, en la cual dijo a los muchachos: “Dios ama a sus jóvenes y los ama limpios, por eso dice ‘yo salgo a su encuentro’”

El sacerdote resaltó que se necesita de los jóvenes su compromiso y su entrega a Dios, a través de su encuentro con Él.

Un proyecto desde la Eucaristía

El padre Mario Manríquez, quien es ademeas vicario de pastoral de la Diócesis de Ciudad Juearez, habló en la misa sobre las bondades del proyecto que recién se inicia en la Iglesia local.

Aseguró que este movimiento nace de la Eucaristía, y exige a todos seguir a Jesús sirviendo a los demás. “Es lo que más me gusta”, dijo.

Invitó a los muchachos a escuchar la voz de Dios y seguirlo con radicalidad desde la adolescencia, una etapa que, dijo, “es privilegiada” y en la que “Dios quiere revelarles la gracia de ser sus hijos”.

“Necesitamos que ustedes, queridos jóvenes, escuchen la voz de Dios”, expresó.

“Necesitamos jóvenes equilibrados, sanos de su mente y corazón, afectivamente capaces de donarse a Dios, de servir a su Iglesia y servir al hermano”, prosiguió.

Esquema

En el esquema de Life Teen, los adolescentes serán guiados y asesorados por sus propios compañeros, por sus padres, y por el sacerdote.

A ellos, el padre Mario Manríquez dijo:

“Que su caminar en Lifeteen sea muy sano, de mucho amor, descubriendo en la Eucaristía un encuentro con Él y con ustedes mismos… que puedan descubrir lo hermoso que es nuestro Dios, que los ama y los quiere felices”, dijo.

 

Imposición de cruces

Al final de la homilía el padre Mario y el diácono Gustavo impusieron a los adolescentes unas cruces como signo del compromiso al pertenecer a Life Teen.

Los muchachos fueron pasando uno a uno y respondieron a la pregunta “¿Cristo cuenta contigo?” : “Y yo con Él”.

Igualmente recibieron el signo los cinco matrimonios que acompañarán a cada una de las comunidades de Life Teen en la Diócesis de Ciudad Juárez.

Compartir