Claudia Iveth Robles

“¡Qué alegría estar con ustedes!, recibimos mucho cariño de parte de la gente de Ciudad Juárez, que es hermosa, alegre, amable, trabajadora, entregada vemos mucha esperanza en Ciudad Juárez”, dijeron los presidentes nacionales del Movimiento Familiar Cristiano, Blanca y Jesús Ramos, en una de las reuniones que sostuvieron como parte de su visita misionera a esta diócesis.

Junto con el padre Carlos Lomelín, secretario ejecutivo de la Dimensión de la Pastoral Familiar en la Conferencia del Episcopado Mexicano, Blanca y Jesús visitaron los grupos del MFC en la Diócesis de Ciudad Juárez del 04 al 07 de mayo, para motivar a los integrantes a seguir trabajando a favor de las familias.

 

En Riberas

Una de las visitas se realizó el sábado 6 de mayo a la Delegación III del MFC, integrado por las parroquias Corpus Chirsti, Santa Inés, El Señor de los Milagros en Riberas del Bravo, San Ignacio de Loyola, en Praxedis y Santa María Magdalena, en Villa Ahumada.

En su mensaje a las familias que se reunieron en el Centro Juan Pablo II, los presidentes nacionales del MFC dijeron que se entiende que a veces no es tan fácil que el marido acompañe a la esposa a las reuniones de estudio o actividades, pero invitaron a las mujeres a animar a sus esposos y a los hijos a estudiar los temas en casa.

“Hay que conversar sobre los temas que tenemos propuestos en los libros y a veces tu pareja te va a poder acompañar, a veces no, pero el tema ya se estudió y hay que vivirlo”, dijo Jesús Ramos.

 

Plan de trabajo

Los visitantes especiales pidieron a cada uno de los integrantes del MFC que sigan confiando en el trabajo que realizan en pro de familias y los llamaron a dialogar más con los hijos y la pareja, para promover una mejor comunicación y entendimiento.

“Queremos animarlos para que vivan y gocen, para que sean testimonio para nuestros hijos para nuestras familias. Cuenten las historias de lo que viven, compartan su alegría, transmitan todo eso a su familia en fraternidad”, dijeron.

Recordaron a quienes forman parte de los grupos del MFC, que este movimiento es una gran herramienta para llevar a las familias al Señor.

“Si no ponemos al Señor en medio de nuestro matrimonio, de nuestra familia, entonces algo no estamos haciendo bien”, advirtieron.

Durante el encuentro, en el que participaron algunso sacerdotes, los presidentes nacionales del MFC presentaron aspectos del plan nacional de trabajo, cuyo primer punto es revitalizar el ciclo básico de formación en todas las diócesis.

“Revitalizar es darle vida, volver a las raíces, llevar el ciclo básico como debe ser para que las acciones sugeridas sean aterrizadas y que todos tengan los elementos necesarios para poder trabajar con el cónyuge y los hijos”.

 

Ofrecieron testimonios de amor

* Con 15 años de casado Adriana y Leobardo tienen un año en el Movimiento Familiar Cristiano y ellos aprendieron a convivir como pareja, a valorarse como personas y a ser ejemplo para sus hijos Kevin y Pavel.

* Karla y Eduardo tienen 5 años de casados y tienen un hijo.  Ellos ingresaron al MFC para recuperar su capacidad de diálogo entre ellos. Ahora han recuperado la comunicación y se reforzó su amor…y lo más importante, Cristo reina en su hogar

 

Parroquias en la Delegación III MFC

Corpus Chsriti

Santa Inés

El Señor de los Milagros (Riberas del Bravo)

San Ignacio de Loyola (Praxedis)

Santa María Magdalena (Villahumada)