Claudia Iveth Robles

Con el  objetivo de ofrecer a ministros extraordinarios de la Comunión una formación espiritual y doctrinal, el pasado sábado 17 de noviembre se realizó un retiro de Adviento, impartido por el padre Marcelino Delfín Poso, coordinador Diocesano de Liturgia.

Al retiro, realizado en el templo parroquial de El Señor de la Misericordia, acudieron 820 ministros de la diócesis.

El padre Marcelino explicó que este retiro atiende a la solicitud del obispo don J. Guadalupe Torres, quien ha pedido acompañar a los laicos servidores para que lleven un acompañamiento y formación,

Por eso se realizan tres reuniones de formación al año, enseñanza de elementos disciplinares en torno al ministerio y el retiro de Adviento.

Dulce espera

En el retiro, el ponente abordó la espiritualidad del Adviento y la exhortación del Papa Francisco Gaudete et exsultate.

El padre Marcelino explicó que el Adviento es tiempo de espera gozosa y de reconocer al Señor de la historia en la vida cotidiana. Señaló que la única que es llamada la “dulce espera” es la de un nacimientoy ésta, dijo, es la espera del Adviento.

“Jesús que nace es luz para los pueblos y esperanza para toda la humanidad”, expuso.

Explicó que durante el Adviento se prepara la vida  para recibir al Señor que viene, no sólo el día de Navidad, sino también al final de los tiempos, cuando será el encuentro de toda la humanidad con Cristo.

“Pero los cristianos no esperamos un final de destrucción, sino de plenitud”, aclaró.

Obispo los anima

Durante la reunión, los ministros recibieron la visita y charla del obispo don José Guadalupe Torres Campos, quien les habló de la importancia de su visita de enfermos, la caridad, su formación litúrgica y los exhortó a seguir formándose.

Al final, el padre Marcelino pidió a los ministros y a los fieles de Ciudad Juárez que vivan el Adviento con una espiritualidad de espera y de asumir a Jesús en su vida.

“Como lo dice el papa en la Gaudete Et Exsultate: “La santidad y la espiritualidad es asumir a Cristo en nuestras vidas y manifestarlo con nuestras obras”, puntualizó.

 

“Este retiro nos ayuda más que nada para estar preparados para la v

enida de Jesucristo en estos días”

Ricardo Ozuna/ La Divina Providencia/ 7 años de ministro

 

 

“Nos ayuda a ver más personas de parroquias que se preparan porque nos ubica en nuestro ministerio, nos ayuda a formarnos y ver el punto de vista de otras personas”

Carlos O. Charles/ Catedral / 10 meses de ministro