Presencia

PALABRA Y TESTIMONIO DE LA IGLESIA CATÓLICA EN CIUDAD JUÁREZ

Fe Católica Local

No se pueden separar los valores de los procesos eductivos 

Experta en educación habla cómo el sistema educativo debe enseñar e impulsar la vivencia de valores, pero tambien puede desviar y desvirtuar su raíz y contenido… 

 

Presencia 

A propósito de la distribución de la Cartilla Moral del presidente AMLO, la maestra Laura Patricia González Campos, profesora investigadora, experta en el tema de  educación, habló a Periódico Presencia sobre el proceso en lo que el presidente de México ha llamado “perdida de valores” que lo llevaron a editar y ahora a distribuir una cartilla moral con la que intenta que los mexicanos retomen estos valores. 

Aquí la entrevista: 

 

¿Cómo el sistema educativo ha colaborado a lo largo de los años en la formación en valores morales y éticos o cómo ha dejado de colaborar en ello? 

El proceso de enseñanza-aprendizaje necesario para educar a un pueblo, es el propósito por el que a través de la historia se han desarrollado los sistemas educativos en todas las naciones y en todas las épocas. Y el adoctrinamiento ha sido el producto de dicho proceso, tenemos que entender que, sin excepción, los valores morales han formado la visión del ser humano sobre cómo vivir su vida y las acciones consecuentes de esa visión. En mi opinión el pensar que es posible separar los valores morales /éticos de la educación es una tarea imposible, lo que sí es posible es, que las conveniencias ideológicas de quienes diseñan los sistemas educativos transgredan los límites del bien común y puedan desviar las intenciones filosóficas del bien, desvirtuando y banalizando su raíz y contenido.   

 

¿Cómo cree que la reforma educativa ha abordado este tema de los valores éticos y morales, si es que lo ha hecho? 

Considero los ha abordado desde la perspectiva civilizadora, es decir ha tomado los valores morales y éticos cristianos y ha tratado de construir doctrinas que cumplan el propósito de crear ciudadanos” laicos”, que ya de entrada presenta una contradicción; es decir; sé bueno, sigue los principios cristianos, pero no se los atribuyas a Dios, porque entonces eso va en contra de tu libertad. Creo que ahí radica el problema, el modificar contenidos y procesos educativos que busquen hacer a las generaciones de estudiantes solo “reproductores de valores”, sin reconocer que para poder profundizar en los valores es necesario que estos nazcan del seno de la familia en donde es su entorno de aprendizaje natural y el testimonio de vida su mejor herramienta. Y de alguna manera atribuyen al Estado esta función por medio de la educación, cuando la escuela tiene un papel orientador y de complemento de un proceso de ser, saber y hacer.  

 

¿A qué se atribuye la pérdida de valores morales en la sociedad mexicana?  

Considero una imprecisión el hablar de pérdida de valores, ya que los valores siempre han estado presentes en la sociedad son parte intrínseca de ella. Lo que si podemos reconocer como perdida es el propósito y la importancia  que dichos valores tienen en la vida de las personas en la actualidad de nuestros tiempos. Porque tenemos que reconocer que los valores morales y éticos tienen como base el respeto en todas sus dimensiones (respeto a si mismo, a tu cuerpo, a tu espíritu) Y la parte tangible de esos valores se reflejan en como cuidamos de nosotros, la familia, la naturaleza, a tus vecinos, etc.,    

 

¿Cuáles son los principales valores que puedan ayudar a los mexicanos a vivir en armonía y paz?  

El principal valor es el RESPETO en todas sus dimensiones, que tiene como fin la felicidad del hombre. Esto incluye el respeto a la vida desde su inicio hasta su fin. Evitando nacionalismos exacerbados que confundan y limiten las posibilidades humanas. 

 

¿Cómo se pueden retomar esos valores y si en todo caso cree que la cartilla moral que va a distribuir el gobierno de AMLO puede contribuir a ello? 

La cartilla moral de Alfonso Reyes fue creada con el propósito de restaurar el tejido social del país hace 75 años y el formato que eligió fue el de una Constitución Moral no escrita, en la que el Gobierno sugería al pueblo cómo lograrlo. Y cuyo núcleo filosófico era que “el bien es un ideal de justicia y virtud” Reyes define muy bien a través del texto la premisa principal que es : “El hombre debe formarse para el bien” y sus herramientas para lograrlo son la moral y La ética. Y la moral debe aprenderse.  

Considero que esta cartilla puede influir y desarrollar la sensibilidad personal y social necesaria en la infancia y la juventud, para tener generaciones de hombres y mujeres con capacidad de entender cuál es su papel y aportación en el gran panorama social, reflejándolo desde su posición como miembro de una familia, un vecindario, una ciudad, etc. Lo anterior es la base de la doctrina cristiana aplicada a la vida. Si se realiza el proceso de enseñanza-aprendizaje de estos principios básicos con honestidad, planeación y ejecución bien pensada y desarrollada dentro del sistema educativo y respetando tiempos de implementación y evaluación sólidos y constantescreo puede ser de gran ayuda a la nación y a la calidad de vida de todos los hombres y mujeres de este país.  

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: