El Movimiento Familiar Cristiano, nombrado Discípulo de Jesús 2017 por Periódico Presencia, atiende a la familia desde varios aspectos: matrimonio, hijos, familia política, paternidad, noviazgo…todo con el objetivo de formar mejores personas y por lo tanto mejores familias para una mejor sociedad.

 

Ana María Ibarra

El Movimiento Familiar Cristiano cuenta con cuatro servicios básicos institucionales mediante los cuales el movimiento llega no sólo a su membresía, sino también a toda la comunidad diocesana ofreciendo formación en distintas áreas de la vida.

Estos servicios se ofrecen a través del Área Dos, a cargo de Osbaldo y Paola Quintana, quienes aseguraron que cada servicio ha sido inspiración del Espíritu Santo para el beneficio de las familias.

Divorciados Vueltos a Casar ( DVC)

Llamado “Somos Familia de Dios”, este servicio surgió en el año 2010 pero no estaba concretado, y fue hasta este año 2017 cuando se entregó el primer libro para un ciclo básico de formación dos años.

“Las parejas de divorciados vueltos a casar aprenden a vivir con su situación, a perdonarse y aceptar a los hijos de la pareja, a los hijos propios y, si fuera el caso, a los hijos de ambos”, Explicó Paola Quintana.

Dijo que el taller que se imparte incluye temas sobre los hijos, los ex cónyuges y la manera de relacionarse con ellos. Está diseñado para iniciar con un retiro.
“El primer retiro en la diócesis se dio para captar al equipo facilitador. Asistieron 96 personas. Lo impartieron el padre Oscar Lomelí y el matrimonio Caravias, que vive esta situación y está dedicado al servicio”, explicó Paola.

De este retiro surgieron 10 matrimonios, quienes llevarán el servicio a las parroquias.

“A finales de enero se realizará el primer retiro abierto, pero invitando a los sacerdotes a que envíen a sus servidores que están esa situación, para que sean ellos quienes lleven este servicio a su comunidad”.

Formación para padres

Este servicio fue iniciado hace 10 años por los emefecistas Hugo y Andrea Ruíz, quienes crearon el material junto con dos psicólogas, un equipo de filósofos, teólogos, pedagogos y sacerdotes.

“Es un gran orgullo que este material sea de Ciudad Juárez y se está llevando a cabo a nivel nacional. El material ha tenido algunos cambios, antes era formación para padres, ahora será formación para padres e hijos, porque vemos que también los hijos deben de interactuar en este taller”, dijo Osbaldo.

El taller consta de siete sesiones de dos horas y media cada una y se ofrece a toda persona que tiene la misión de educar: padres, abuelos, tíos, maestros.

“No es necesario ser emefecista para asistir al taller y no es necesario estar casado. El objetivo es fortalecer la educación de los niños, futuros cristianos. Actualmente son beneficiadas con este taller un promedio de 50 personas por mes”, agregó.

Explicó que una de las bondades de este servicio es la flexibilidad para impartir las sesiones, sean diarias, semanales, o hasta mensuales, como lo hacen en algunas parroquias dentro el programa de catequesis.

“Son los mismos sacerdotes y los servidores parroquiales quienes se preparan para impartirlo. Tenemos cubierto el 70% de las parroquias”.

Curso de preparación inmediata al matrimonio (CPIM)

Este servicio, llamado también “Alianza en el Amor”, es lo que antes se conocía como Pláticas pre matrimoniales, cuyo material inicial también fue elaborado por el MFC.

“En el 2010, los instructores sabían que el material con el que se contaba era bueno, pero se decidió hacerle algunas actualizaciones con los mismos temas”, explicó Paola.

“El material no sólo involucra a los jóvenes que se van a casar, sino también a las familias”, agregó.

Dijo que el material incluye, en la última sesión, un encuentro con papás y suegros, donde los padres reconocen que su hijo o hija inicia su propia familia y su nuevo hogar.

“El material fue autorizado por nuestro señor obispo, y se presentó en el presbiterio para que lo conocieran. Tenemos varias comunidades no emefecistas donde se da este material de pláticas prematrimoniales”, dijeron los entrevistados.

Una nueva actualización al material se realicó más recientemente en el tema del sacramento del matrimonio, que el padre Leonardo García reestructuró y se imparte con aprobación de los presidentes nacionales.

“El tema cuatro contiene el rito, la forma y todas las cuestiones del sacramento, desde la cuestión sacramental, teológica y litúrgica. El material es completamente nuevo, contiene citas explícitas de la exhortación apostólica del Papa Francisco Amoris Laetitia. Algunas parroquias ya lo adoptaron, pero sigue la invitación para los sacerdotes que quieran llevar este material”.

 

Formación en el amor

“Formación en el amor” es otro de los servicios, que anteriormente se conocía como “Círculo de novios”, pero actualmente se imparte, además de a las parejas de novios, tamnbién a adolescentes y jóvenes de entre 12 y 25 años.

“Incluye temas sobre la dignidad de la persona, el amor de Dios, el plan de vida, el encuentro con Dios. De alguna manera se ayuda al joven a manejar su entorno, su entidad, descubrir su vocación, sea el matrimonio pero también contemplar el sacerdocio de Dios. Este material es ideal para antes o después de la Confirmación”, afirmó Paola.

Añadió que es un material con el cual el joven aprenderá a aceptarse a sí mismo y le ayudará a recuperar sus valores.

“En Ciudad Juárez se ha dado poco. Está renovado y ahorita estamos en un plan piloto en la parroquia Santa Inés con algunas prácticas propias de pastoral vocacional. A más tardar en  febrero llega el material renovado con las anotaciones del padre Luis Maldonado”, finalizaron Osbaldo y Paola.

 

Madres Solas, otra área cubierta

Ante la necesidad de atender a mujeres con la responsabilidad de criar solas a sus hijos, el Movimiento Familiar Cristiano (MFC) ideó en el año 2004 un servicio institucional para madres solas que se concretó en el 2007 dentro del Área Dos del MFC bajo el nombre de “Madres Responsables” (MARES).

A diez años de haber iniciado este servicio, MARES finalmente fue nombrado membresía, es decir, tomó autonomía sin depender de ninguna área, aunque sigue recibiendo el apoyo de toda la membresía del MFC.

 

Respuesta a una necesidad

María Luisa Hernández, coordinadora diocesana de MARES y quien fue de las primeras beneficiadas de este servicio, compartió que MARES vino a dar respuesta a una necesidad que se inició en los años 70´s, con la llegada de la maquiladora: las madres solteras, quienes se sintieron abandonadas por la sociedad y por la Iglesia.

“Existen muchas familias donde es mamá e hijos solos. Hay también papás solos con hijos, otro campo que se tendría que trabajar”, dijo la entrevistada tras explicar que el objetivo de MARES es que las mujeres recuperen su autoestima, que se sientan amadas por Dios, que asistan a la Iglesia sintiéndose familia.

“La mujer sola regularmente se dedica a trabajar y se olvida de dar a los hijos el poco tiempo que queda. Necesita descubrir que ha dado mucho a sus hijos, pero que sigue siendo valiosa”, dijo.

 

Temática y cambio

MARES imparte formación en tres ejes temáticos, durante tres años: Desarrollo humano, Fe cristiana (con textos que muestran a Jesús dirigiéndose a las mujeres), y Maternidad responsable.

“En mi experiencia, recuperé mi autoestima. Descubrí que Jesús está en mi vida, que soy familia con mis hijos, dejé de mirar el pasado con coraje”, compartió María Luisa, una mujer de 60 años con cuatro hijos.

Después de nueve años como servicio del MFC, MaRes fue revisado y en la visita de los presidentes nacionales e internacionales, las coordinadoras externaron su deseo de continuar. Recientemente ofrecieron un segundo Kerygma organizado por ellas mismas con apoyo del MFC.

Por otra parte, las coordinadoras de MARES han descubierto que existen pequeños grupos de madres solas en algunas parroquias, por lo que buscan la unidad y la comunicación con esos grupos y formar nuevas promotoras.

 

Servicio en el CERESO

MARES extendió su servicio al Cereso, a donde el pasado 24 de junio se llevó el primer retiro de Kerygma a las internas con muchos frutos, principalmente referente a los sacramentos.

“Ellas vienen desubicadas emocional y espiritualmente, queremos llevar el primer anuncio: Que Dios las acompaña, que no están solas”, dijo María Luisa sobre otro Kerygma que impartirán a internas que provienen de Chihuahua.