Ana María Ibarra

Previo a la conmemoración del segundo aniversario de la visita del Papa Francisco a Ciudad Juárez, se llevó a cabo una Brigada de Salud a cargo de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez en la Casa del Migrante, el pasado sábado 10 de febrero.

Gabriela Acosta, subdirectora de Servicio Social y Acción Comunitaria, dijo que la UACJ fue invitada por la diócesis para realizar este evento y con gusto accedieron.

 

Atención

Con 19 universitarios de distintas especialidades, se ofreció servicio gratuito a huéspedes de la Casa del Migrante y a vecinos de las colonias aledañas.

Dos estudiantes de enfermería tomaron signos vitales, toma de peso y talla, y presión  arterial de algunas personas. Dos pasantes de medicina ofrecieron consulta general y pasantes de odontología hicieron revisión dental, aplicación del flúor e impartieron una plática sobre la técnica del cepillado dental.

Un estudiante de derecho ofreció asesoría jurídica y estudiantes de nutrición orientaron sobre menús saludables, el buen comer y asesoría nutricional. Y las personas que lo requirieron fueron canalizados para un seguimiento oportuno.

Durante cuatro horas, los estudiantes atendieron a las personas y se mostraron contentos de poder participar en esta actividad a beneficio de la comunidad.

 

Experiencia positiva

Gabriela Acosta compartió que desde que les llegó la invitación de parte de la Diócesis de Ciudad Juárez, la UACJ aceptó y se sintieron gustosos de poder colaborar atendiendo a personas que muchas veces no tienen acceso a los servicios.

“Atendimos a los migrantes, pero gratamente hemos recibido gente de la colonia Zaragoza y de diferentes colonias aledañas. Ha sido una actividad muy positiva”, dijo la coordinadora de la brigada.

Añadió que la actividad es un aprendizaje para los estudiantes, pues además de obtener teoría, se acercan a la realidad.

“Sobre todo es aportar para que la gente conozca lo que hacen los estudiantes y la universidad. Y que las personas tengan el beneficio de una orientación para prevenir enfermedades”, expresó.

Al referirse a la presencia de esta brigada con motivo de la conmemoración del segundo aniversario de la visita del papa a Ciudad Juárez, Gabriela dijo:

“Como comunidad educativa estamos abiertos a toda la población, sea la religión que sea, por supuesto que tenemos una huella muy profunda que dejó Su Santidad en Ciudad Juárez y con estas actividades nosotros reafirmamos lo que él vino a solicitar. Estamos apoyando, colaborando y trabajando en equipo”, dijo satisfecha.

Resaltó que Ciudad Juárez necesita de toda su gente, cada quien poniendo su granito de arena desde su actividad.

“Aportamos para lograr un Juárez mejor, una comunidad más sana, más fortalecida y en ese sentido es un orgullo para nosotros poder contribuir de esta manera. La universidad está disponible para todos ustedes, no sólo en esta brigada, sino en los diferentes programas que podemos orientar a la población”, finalizó.

Compartir