No hay varita mágica ni grandes secretos para el éxito en el matrimonio…

 

Presencia

Para mostrar las muchas enseñanzas que ofreció el Segundo Congreso Binacional por la Vida y por la Familia realizado en Ciudad Juárez y El Paso el pasado sábado 29 de abril, Periódico Presencia presenta diferentes paneles sobre los grandes temas abordados, con el fin de compartir la experiencia de los expositores en cada uno de estos aspectos de la vida y la familia, que hoy generan grandes debates en la sociedad.

 

Instrumento de ayuda

Ya en nuestra pasada edición abordamos el tema de la homosexualidad e ideología de género, y en esta ocasión presentamos las preguntas que planteamos en el tema “Noviazgo y matrimonio”, el cual fue retomado por varios de los conferencistas del Congreso Binacional.

Este panel pretende ser instrumento de ayuda para los jóvenes de nuestra diócesis, que están ya en una relación de noviazgo o próximos a iniciarla, así como a los matrimonios católicos de esta frontera.

Como ya lo informamos, más adelante presentaremos otros temas: Castidad y relaciones pre matrimoniales, pornografía, aborto, Jóvenes y vocación.

 

  1. ¿En qué te tienes que fijar para elegir a tu esposo o esposa?

Responde: David Blancas/ empresario, conferencista pro vida

Lo más importante tiene qué ver con el tema del amor, no tiene que estar contaminado ni por temas económicos, ni de conveniencia y debe superar el tema físico. Estoy de acuerdo en que nos debe gustar nuestra pareja, pero debe ser considerado con mayor importancia lo que te mueva, desde lo más profundo del coazón, a ser mejor.

Si escoges una persona que te lleve a ser mejor persona, tu futuro va a estar asegurado.

 

  1. ¿Cuáles son los focos rojos en el noviazgo?

Responde: Pbro. Ernesto María Caro/ Centro de evangelización en línea Evangelización activa.

El más importante es la falta de conocimiento. Hoy los novios no llegan realmente a conocerse. En una época de comunicación, los novios viven la época de la incomunicación. Están tan pendientes de tantas actividades y tantas cosas que les ofrece el mundo, sobre todo los móviles, tantísimos canales de televisión, que se han acostumbrado, desafortunadamente, a salir mucho juntos con otras parejas, salen mucho en grupo, los dos trabajan y por los horarios de trabajo se ve poco y cuando se ven, quieren ver televisión, quieren platicar de otras cosas.

Algo que también está afectando mucho a que después el matrimonio no funcione adecuadamente, es la falta de comunicación, de hablar y de ir a los temas profundos. Tocan muy ‘por encimita’ los temas realmente importantes de la vida matrimonial y obviamente cuando esto empiece a desarrollarse, van a fracasar. No saben enfrentar la resolución de problemas, tienen dificultades para esto, no saben cómo resolver sus problemas y eso es culpa de sus papás que los han acostumbrado, a unos, a resolvérselo todos, y a otros, a no enseñarles cómo, porque nunca están. Los de la clase media baja y baja, sus papás nunca están y ellos no saben cómo resolver un problema y a la hora que se presenta un conflicto lo resuelven, o a través de sexo, o se dejan de ver por algunos días hasta que se les pase el rollo, pero no lo resolvieron. Ese problema, y otro, después se va a volver a presentar, y no sabrán cómo resolverlo.

Y el tercero, muy sabido, el tema de la relación sexual, muy promovida, muy vista con gran naturalidad, pero no se dan cuenta que es un veneno a largo plazo. Ahorita se disfruta, y es algo que no vemos que pueda tener de malo, pero que tiene grandes repercusiones en la vida conyugal. Es increíble ver como los muchachos llevan una vida activa sexualmente en su noviazgo y terminan teniendo graves problemas en su vida dentro del matrimonio y esto finalmente es causa de falta de entendimiento de problemas, ya de otro tipo, que obviamente los va a llevar a la infidelidad.

 

  1. ¿Cómo se puede mantener un buen matrimonio a través de los años y con los hijos?

Responde: Cecilia Rodríguez/ Conferencista Vida Humana Internacional (esposa y madre de seis hijos)

Lo primero es el compromiso individual de la persona a esa promesa de mantenerse fiel, en una fidelidad que es plena, que es personal. También el diálogo, hay veces que pareciera que no importa, estamos acostumbrados a creer que es normal que apenas nos veamos cuando somos matrimonio, pero deberías hacer un esfuerzo un poco más grande de reconocer que si no salvamos nuestros propios matrimonios, si no estamos involucrados en nuestros propios matrimonios, difícilmente podemos ayudar al resto. No implica que sea imposible, porque es necesario un compromiso individual, después un compromiso matrimonial, y mostrar a los demás lo bueno que es estar casados, salir en familia, salir como matrimonio, demostrar a la sociedad que es bueno tener hijos, que estamos alegres, que el sacrificio no implica sufrimiento. Sacrificarnos por nuestros hijos, por nuestras familias no implica nada negativo, al contrario, estamos haciendo algo favorable por algo que es sagrado y eso es el matrimonio y la familia. Deberíamos disponer tiempos, tener mejores agendas, hacer esfuerzos, quizá dormir menos, organizar mejor el trabajo, las horas en las que estamos trabajando y las horas en las que estamos libres, ser más conscientes de que el tiempo es poco y debemos dedicarlo a nuestras familias y a nuestros hijos. Ahora estamos absortos en la tecnología. Es muy triste ir en el auto y ver los carros de al lado y que van la mamá en el celular, el papá en el celular, los hijos en el celular. Es sólo un poco de falta de conciencia de que somos parte del mundo. Hay muchas cosas importantes que se tienen que atender, pero casi ninguna urgente, entonces todo lo importante puede esperar y deberíamos tener una conciencia mayor hacia nuestras familias, hacia nuestros hijos, salir más con ellos, establecer horarios de atención a las familias, también es positivo.

 

  1. ¿Podría darnos cinco consejos para un buen matrimonio?

Responde: Pbro. Ángel Espinosa de los Monteros, LC/ sacerdote conferencista

Son los que ya conoce todo el mundo, que yo pienso que mucha gente esta buscando una varita mágica o está pensando en encontrar el secreto de la felicidad en el matrimonio y no creo que haya grandes secretos. Entonces, cinco consejos, los que tiene todo el mundo:

Primero, diálogo; segundo, perdonar y pedir perdón; tercero, viviré el matrimonio en Cristo, todo lo que tiene que ver con los sacramentos, con la oración, cercanía de la Santísima Virgen María. Cuarto: desde el momento en que se casan, cerrar la puerta y decir esto es para siempre, porque ya mucha gente se casa pensando: ‘esto es mientras dure’, etcétera. Y quinto, dedicarse todo el tiempo que puedan. Para eso se casan. A veces no hay cantidad, pero sí debe haber calidad y por tanto dejar televisiones, celulares cuando estamos con la pareja solos, o cuando salen a la calle, dedicarse toda la atención. Tengo un libro que se llama “El anillo es para siempre”, donde hay otros quince consejos…estos los digo así como me salen.

 

Compartir