Se presentó la tradicional Pastorela del Seminario Conciliar en su edición 2018

 

Claudia Iveth Robles

“Pastores Somos y en el camino ¿Por dónde andamos?”, fue el titulo de la Pastorela que este año presentó el Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, el pasado domingo 16 de diciembre en el Auditorio Manuel Talamas Camandari.

Por segundo año consecutivo la pastorela estuvo bajo la dirección de la maestra Mariana Ramos, quien explicó que iniciaron los ensayos desde la última semana de octubre para ofrecer una puesta en escena de calidad.

“Fue muy satisfactorio ver que a la gente le gusta, cada año es una pastorela diferente y cada pastorela es volver a comenzar, no hay una escenografía fija, nada se tiene, hay que  reiniciar”, dijo la directora.

Habla Gabriel

En esta ocasión la trama de la Pastorela inició con el anuncio del Arcángel Gabriel a María “Alégrate María, has encontrado gracia ante los ojos de Dios, él ha decidido hacerle al hombre un regalo divino, mandar a su hijo para que viva entre ellos, y tú has sido elegida para ser la madre de ese niño. Concebirás y darás a luz a un hijo y le pondrás por nombre Jesús”, dijo el angel.

A lo que María respondió: ¿Yo, concebir y dar a luz un hijo? Hágase en mí según tu palabra bello ángel, yo soy la esclava del Señor”.

Posteriormente el Arcángel se apareció a San José a quien le dijo: “no tengas miedo de llevarla contigo José, ella ha sido elegida para ser la madre del hijo de Dios, y lo que ha sido engendrado en ella es obra del Espíritu Santo”.

Pastores en camino

Pero como en cada pastorela el diablo se hace presente, esta vez no fue la excepción y el diablo hizo hasta lo imposible para evitar el nacimiento del Hijo de Dios y que los pastores llegaran a adorarle.

El diablo entró cantando un canto secular adaptado con la letra: “Soy muy malo… soy muy malo”, causando la risa de los asistentes. Luego llamó a sus diablos asistentes, a quienes mandó a impedir el camino de los pastores.

Ellos se encontraron con un primer grupo de pastores: una mujer floja que no quería caminar, un pastor mentiroso y el abuelo lujurioso, quienes reciben la buena noticia del nacimiento de Cristo y son invitados a encontrarse con Él, en el portal de Belén.

También el angel y los diablos se aparecieron a otros pastores, entre ellos una mamá soltera, una hija vanidosa y el hijo avaricioso.

Ambos grupos de pastores fueron tentados por los diablos que les prometían lujos, y cosas materiales para que se desviaran del camino a Belén, pero siempre los ángeles acudían en su auxilio para  que ellos no perdieran su camino.

El público disfrutó las ocurrencias de los diablillos y su manera de hablar, pero también de las triunfales peleas del Arcángel Gabriel, que al final logró derrotar a los diablos parallegar a Belén a adorar al niño Dios, con el canto de la Sagrada Familia, con el cual concluyó  la tradicional Pastorela, en medio de aplausos.

Compartir